Público
Público

El día que Cornellà fue más El Prat

El Espanyol vivió ayer un día de salidas, llegadas y hasta retrasos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No es de extrañar que el estadio del Espanyol y el aeropuerto de Barcelona compartan ubicación y apellido: El Prat. Salidas, llegadas y retrasos. De todo hubo ayer en el club blanquiazul tras cerrarse de madrugada el mercado estival de fichajes. Sucedió todo rápido y a última hora. Y algún jugador se quedó incluso en tierra.

Y si no que se lo pregunten a Luis García. El asturiano se despidió ayer de la hinchada del Espanyol entre lágrimas. Agasajado por los dirigentes del club Joan Collet y Ramon Planes con un foto en la que vestía la camiseta blanquiazul y se podía leer su recurrente frase: 'Lo mejor de Barcelona es ser del Espanyol'.

Luis García se va al Zaragoza, vuelve Pandiani y Romaric llega cedido

Tras dos años de tira y afloja, de meses de negociación para acordar una salida buena para el jugador y la entidad, que se libra de una de las fichas más altas de la plantilla, por fin lograron llegar a un entente en forma de carta de libertad. Luis García se marcha al Zaragoza. 'Un equipo que ha apostado fuerte por mí y donde voy con muchas ganas de seguir marcando goles y jugando partidos', espetó ayer el futbolista. En su marcha, lo arroparon Pochettino y su cuerpo técnico, miembros de la junta directiva, familiares y su amigo Iván de la Peña.

Fue una despedida tan emotiva como sorprendente. Y brusca. Resulta difícil razonar cómo un jugador referencia que ha disputado 220 partidos con la blanquiazul, marcando 47 goles y logrando la internacionalidad absoluta, que ha coincidido con los mejores años de la historia del Espanyol (con una Copa del Rey y un subcampeonato en la UEFA), que ha sido autor del primer gol de Cornellà-El Prat y, sobre todo, capitán, tenga un adiós tan apresurado. Sin ir más lejos, en el último día del mercado de verano.

Pese a todo, Luis, que terminaba contrato el próximo curso y firmó por tres con el Zaragoza, no escatimó en buenas palabras hacia el Espanyol: 'Me hubiera gustado terminar mi carrera aquí, pero mi traspaso ha sido lo mejor para ambas partes. Me voy muy agradecido a todo el mundo, caso aparte a la afición; el Espanyol representa las ideas que yo defiendo en la vida: luchar y enfrentarse absolutamente a todo', dijo. Y añadió: 'Me voy con la cabeza muy alta, porque jamás nadie me podrá decir que no me he dejado el alma por este club. Seguiré desde Zaragoza alegrándome de las victorias pericas y sufriré como un aficionado más'.

El Hamdoaui, del Ajax, pasa por Barcelona y se marcha sin acuerdo

Por la misma puerta que se fue Luis García, entraron los nuevos fichajes del club: Pandiani, que llega libre de Osasuna, y Romaric, cedido por el Sevilla con obligación de compra en función de variables. Y podrían haber entrado tres. Pero El Hamdoaui, jugador del Ajax, que voló el miércoles urgentemente a Barcelona para firmar, regresó a casa sin acuerdo.

'Es un reto grande. Estoy feliz de volver a lo que considero mi casa. Quiero aportar experiencia porque sé que será fructuosa; tengo ganas de comenzar ya', afirmó Pandiani, que ya militó en el equipo. 'El Espanyol fue mi prioridad. Mi objetivo es estar aquí muchos años', le siguió Romaric.

Además ayer por la tarde el lateral derecho brasileño Mattioni sufrió una lesión en ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha que le obligará a pasar por quirófano y a estar seis meses de baja.