Público
Público

Día 7: La Teoría de la Compensación Universal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Me van a tildar de loco, pero la derrota ante Turquía es lo mejor que nos podía pasar. No es una forma de hacerme el interesante, sino que lo creo de verdad y, además, me daba en la nariz que algo así podía ocurrir tras la maravilla de partido ante Lituania.

Me explico. Primero, es mejor perder ahora que en las eliminatorias. Segundo, seguimos vivos en un grupo en el que la mayoría están con una victoria y una derrota. Además, ¿quién dice que no podemos plantar cara a Alemania, que ayer ganó por tan sólo un punto a Letonia y que perdió dos partidos en su grupo, a Francia, a la que ya vencimos en agosto, y a Serbia?

Ni siempre nos van a entrar todas, ni vamos a volver a fallar como ayer

Tercero, esos ocho penosos minutos sin anotar en el último cuarto ante Turquía son en contrapartida por el histórico primer tiempo ante Lituania del domingo y forman parte de la Teoría de la Compensación Universal, que también rige en el deporte, y que se resume en que ni siempre nos van a entrar todas, ni vamos a volver a ver una ristra de fallos como la del último encuentro. En definitiva, nada de lo que hemos visto forma parte de la normalidad.

Y cuarto, Turquía no nos tenía ganados hasta el último minuto de un partido que España jugó a medio gas y sin Pau Gasol, su figura más importante a lo largo de la historia, en el banquillo por precaución debido a unas molestias en su tobillo. En definitiva, el equipo jugó lastrado, aprovechando el viento a favor de la paliza a Lituania y con falta de motivación al verse clasificados.

Este tipo de partidos son necesarios para dar un toque de atención frente a una línea ascendente que debía truncarse. Si tenía que ocurrir, mejor ahora, así habrá tiempo para localizar los errores, trabajar esos fallos y corregirlos para lo que nos queda, que es mucho y más importante que lo que hemos vivido hasta ahora. El miércoles en Vilna ante Alemania será otra historia.