Publicado: 05.09.2015 00:06 |Actualizado: 05.09.2015 00:06

Diez interrogantes de España
ante el Eurobasket

La selección española afronta un nuevo torneo continental, que comienza este sábado contra Serbia (18 horas) con el objetivo de volver a subirse al podio, lograr plaza para Río 2016 y recuperar el prestigio tras el desastre del Mundial. Nos hacemos diez preguntas que el equipo entrenado por Scariolo y comandado por Pau Gasol deberá ir respondiendo.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
Gasol es saludado por sus compañeros antes de un partido de preparación al Eurobasket.

Gasol es saludado por sus compañeros antes de un partido de preparación al Eurobasket.

MADRID.- La selección española de baloncesto, que se ha sumado al podio en seis de los últimos siete campeonatos de Europa, se presenta como una de las favoritas a hacerse con el oro en Lille. Sin embargo, la ÑBA llega a la cita con la espina clavada del Mundial del año pasado, con ausencias notables y tendrá ante sí un grupo muy complicado.

La gestión de los hombres elegidos por Scariolo, el rendimiento que ofrezcan y el estado físico con el que llegan tras una preparación hecha a medida serán claves para que España algo grande en este europeo. Por eso, nos planteamos diez interrogantes que se le plantean justo antes del debut ante la subcampeona del mundo: 



1. ¿Se olvidará España del fracaso en el Mundial 2014?

El golpe que sufrió la selección española el pasado Mundial, que se disputó en España, al caer en los cuartos de final contra Francia fue muy duro. Ya no solo por la derrota, sino por cómo se produjo, por las circunstancias que concurrieron en torno al partido y la imagen de fractura que ofreció el equipo en un campeonato muy ilusionante por ejercer de anfitrión. Ha pasado un año de eso y la FEB decidió prescindir de Juan Antonio Orenga, uno de los más señalados, para volver a confiar en Sergio Scariolo. En la mente de todos los internacionales, aquello ya está olvidado. Pero, pese a la profesionalidad de los jugadores, a que el equipo presenta novedades y a que es un torneo completamente distinto, si se presentan dificultades podrían volver a aparecer los fantasmas. 

2. ¿Dará el nivel para asegurarse una plaza en los Juegos de Río 2016?

Este Eurobasket se antoja como uno de los más difíciles de los últimos tiempos. No solo por el enorme nivel de las selecciones participantes sino también por el alto precio puesto a los billetes de acceso directo a la cita olímpica de 2016 en la ciudad brasileña. Tan solo los finalistas tendrán puesto fijo en Río. Si no, el objetivo mínimo de la selección debe ser conseguir plaza para el preolímpico, que se ha ampliado a 18 plazas y en el que estarán por derecho los clasificados entre los puestos 3 y 7 del Europeo. Por tanto, el nivel va a ser altísimo y no habrá tregua. Si España quiere disputar el oro deberá disputar nueve partidos de máxima tensión, con la presión añadida de conseguir la plaza olímpica. No ir a Río, después de las platas de Pekín y Londres, sería un auténtico fracaso.

3. ¿La selección volverá a mostrar el concepto de 'familia'?

Más allá de ser la suma de doce jugadores, la selección española ha demostrado comportarse como un grupo de compañeros y amigos. La comunión entre lo que pasaba en la cancha y lo que sucedía fuera alcanzó el sumum en aquel Mundial conquistado en 2006 en Japón. La empatía y la conexión que tenían los integrantes de la selección en los hoteles de concentración se transmitía en los partidos. No había fisuras. Se entendían a las mil maravillas a la hora de elaborar el juego. Nadie era más y todos asumían los errores. El fiasco en el pasado Mundial vislumbró fisuras en ese concepto familiar y en este Eurobasket, España debe recuperarlo como seña de identidad.

4. ¿Empezará con buenas sensaciones en un grupo muy complicado?

España está encuadrada en el grupo de la muerte. Para empezar, este sábado arranca el campeonato midiéndose con Serbia, la actual subcampeona del mundo. Es primordial empezar con buen pie para que no surjan dudas en los siguientes partidos. Pero el combinado dirigido por Djordjevic tiene talento a raudales y rigor táctico. Un rival peligrosísimo para empezar. Después llegará Turquía, un equipo que vuelve a tener grandes nombres aunque lejos de su terreno suele fallar. Italia se presenta con ganas y comandada por sus tres jugadores NBA. En Islandia, España tendrá a su rival más asequible. En teoría. Y para terminar la fase de grupos, Alemania, anfitriona en Berlín y con Dirk Nowitzki como máximo referente. El objetivo de España es terminar primera de grupo porque en octavos el cruce es con el grupo de Francia, el enemigo a evitar hasta la final.  

5. ¿Habrá sido suficiente la preparación?

La selección ha disputado siete partidos de preparación, todos saldados con victoria. Sin embargo, los rivales han sido Bélgica, Polonia, Senegal, Venezuela, Macedonia y República Checa. Selecciones de nivel medio que no se encontrará en este Eurobasket. Además, todos los partidos se han disputado en terreno nacional y con el público entregado. Por tanto, sigue siendo una incógnita qué nivel dará España cuando se enfrente a grandes selecciones y en un campeonato oficial. 

6. ¿Se notarán mucho las ausencias?

España acude al Eurobasket con ausencias destacadas y tendrá que gestionar cómo suplirlas. La más destacada es la de Marc Gasol, que en estos momentos se encuentra entre los mejores pívots del mundo. Su rol en los Memphis Grizzlies es máximo. Su crecimiento ha sido espectacular y no hay jugador en la selección que pueda aportar lo mismo que él. También se va a hacer extraño ver a una selección sin Juan Carlos Navarro, el hombre que arregla cualquier entuerto, con una muñeca prodigiosa y una visión de juego única. Pau Gasol, en particular, notará no tener a su amigo a su lado en la cancha. Tampoco estarán dos bases como Ricky Rubio y José Manuel Calderón, ambos NBA. Serge Ibaka se ha quedado fuera por decisión técnica y el prometedor Alex Abrines por lesión. 

7. ¿Los del Real Madrid mostrarán el nivel de la temporada pasada?

Junto a Pau Gasol, líder absoluto del equipo y que ha demostrado de cara a este Eurobasket un compromiso y una seriedad dignos de envidiar, se presentan como pilares el equipo los cuatro jugadores del equipo que lo ganó todo la pasada campaña. Sergio Llull, Sergio Rodríguez, Rudy Fernández y Felipe Reyes. Son para Scariolo fundamentales y si ofrecen un nivel similar al exhibición en el campeón de Liga, Copa y Euroliga, la selección ganará muchos enteros. Sobre todo Llull tiene ante sí un Eurobasket clave. Es su momento. Sin Rubio ni Calderón será el eje sobre el que se inicie todo el juego español y si está enchufado puede ser uno de los jugadores destacados del torneo. 

8. ¿Qué papel tendrán los hombres de segunda fila y los jóvenes?

Con tantas ausencias, hombres como Fernando San Emeterio y Víctor Claver tienen que dar un paso adelante. Por experiencia, galones y calidad. Junto a los ya mencionados y a Nikola Mirotic serán los hombres más utilizados por Scariolo. Pero la selección se completa con jugadores jóvenes, que están llamados a comandar el futuro del baloncesto nacional. Guillermo Hernangómez, Pau Ribas, Pablo Aguilar y Guillem Vives acuden con la ilusión por las nubes, con unas ganas enormes de aprender y con la intención de adquirir experiencia en un torneo de estas características. Pero también se les exigirá estar a la altura en los minutos que les conceda el seleccionador. La llamada de la ÑBA es muy cara y nadie quiere perder la oportunidad otorgada.

9. ¿Mejorará Mirotic a Ibaka?

Una de las grandes novedades de la lista de Scariolo fue la inclusión de Nikola Mirotic en lugar de Serge Ibaka para ocupar la única plaza que concede la FIBA a los nacionalizados. Sin Ibaka, España pierde al hombre más intimidatorio del mundo en la pintura. Sus promedios en tapones y rebotes le hacen único. Sin embargo, con Mirotic gana un puesto de '4' abierto y alto con el que hacía tiempo que no contaba. Compañero de Gasol en los Bulls y excompañero de Rudy, los dos Sergios y Felipe, su integración en la selección no ha supuesto mayores contratiempos. Mirotic aporta su capacidad para anotar desde prácticamente todas las distancias, altura para defender y su enorme talento para fabricarse jugadas. Podía convertirse en un hombre que gane partidos.

10. ¿El equipo se acoplará bien a la forma de entrenar de Scariolo?

El italiano regresa a la selección tras su periplo exitoso desde 2009 a 2012. Entonces, ganó dos Eurobaskets consecutivos, los de Polonia 2009 y Lituania 2011, y fue plata en los Juegos Olímpicos de Londres. Es un técnico del gusto de la Federación, con una dilatada trayectoria en los banquillos, que conoce la dinámica de la selección y que ya tuvo a sus órdenes a buena parte de los hombres que disputarán este Eurobasket. De fuerte carácter, es un técnico metódico, de talante y con gusto por el baloncesto ofensivo. Sin embargo, a veces se enfrasca en esquemas rígidos y en ocasiones le cuesta ofrecer soluciones correctas cuando los partidos entran en fases complicadas. Eso pasó en el Mundial de Turquía, pero ahora es un periodo nuevo y la ilusión por conquistar otro Eurobasket, hacer olvidar el Mundial 2014 y lograr la plaza olímpica son alicientes suficientes.