Público
Público

Diploma para Onán Barreiros y Aarón Sarmiento en 470

En Tornado, Fernando Echávarri y Antón Paz siguen primeros. Mientras, Marina Alabau vuelve a estar en el podio de RS:X F 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los jóvenes regatistas grancanarios Onán Barreiros y Aarón Sarmiento han conseguido hoy en aguas de Qingdao un merecido diploma olímpico en una final en que por un momento han acariciado la medalla de bronce. Las catalanas Natalia Vía-Dufresne y Laia Tutzó han finalizado en la décima posición, ya que en la final han tenido que penalizarse.

Mientras, a falta de cuatro pruebas los gallegos Fernando Echávarri y Antón Paz siguen primeros en la clase Tornado, y en RS:X F la sevillana Marina Alabau se ha vuelto a colocar en el podio olímpico provisional, cuando le quedan por disputar sólo dos mangas, una de ellas la Medal Race, que es pasado mañana.

En la Medal Race de 470 F, la doble medallista olímpica Natalia Vía-Dufresne, que navega con la también catalana Laia Tutzó, no tuvo suerte y no pudo sumar un diploma olímpico a su palmarés. Empezaron bien la final, montando arriba en la cuarta plaza, pero en otro paso tocaron boya y tuvieron que penalizarse con dos vueltas sobre sí mismas, con lo que entraban las últimas de la final. En la general, quedan también décimas.

A falta de sólo dos mangas -una de ellas la Medal Race, de valor doble, que se celebrará pasado mañana- la sevillana Marina Alabau ha vuelto a entrar en el podio olímpico del windsurf olímpico, RS:X F. Hoy, en las dos mangas disputadas con sus vientos medios favoritos, de entre 12 y 14 nudos, firmó un quinto y un cuarto, que la colocan en la tercera plaza, a cinco puntos de la china Jian Yin, que ha bajado al segundo puesto, y a siete de la experimentada italiana, Alessandra Sensini, que ha ido de menos a más durante el campeonato. En la cuarta plaza, con dos puntos más que Alabau, va clasificada la británica Bryony Shaw.

En Tornado, los gallegos Fernando Echávarri y Antón Paz continúan líderes, cuando les quedan cuatro pruebas para acabar, una de ellas la final. Desde el principio empezaron allí arriba y dijeron que irían prueba a prueba, una estrategia que les está funcionando de maravilla. Hoy completaron tres pruebas. En las dos primeras no se sintieron cómodos y se tuvieron que conformar con un séptimo y un decimotercero, que es su descarte.

En la tercera volvieron a demostrar por qué ocupan la segunda plaza en el ranking mundial de esta clase, que elabora mensualmente la Federación Internacional de Vela, con un triunfo parcial indiscutible, ya que fueron primeros durante toda la manga. Es ya el tercero que suman. Lideran la general, pero tienen a los australianos Darren Bundock y Glenn Ashby pegados, empatados a puntos. Terceros, con 12 puntos más que los españoles, son los griegos, Iordanis Paschalidis y Konstantinos Trigonis.

Con las dos pruebas que disputó hoy la clase RS:X M, Iván Pastor ha continuado su excelente remontada en la general, escalando hoy cuatro escalones más. Se ha colocado octavo, a falta de una prueba para decidirse quién disputará la Medal Race, reservada a los diez primeros. El alicantino se ha anotado hoy un cuarto y sexto, y se encontraba relajado y tranquilo, recuperado ya de las molestias en los brazos.

En las dos clases de Laser, los españoles han terminado su participación en los Juegos Olímpicos al quedar fuera de la Medal Race. Durante las tres pruebas de hoy, con un decimonoveno, un decimotercero y un quinto, el tinerfeño Javier Hernández no ha podido resarcirse de la descalificación por salida prematura con bandera negra que tuvo ayer, y ha finalizado en la decimocuarta plaza de la general. En cualquier caso, hoy puede estar muy satisfecho de su actuación porque en las tres mangas ha empezado mal y ha remontado puestos sin cesar: en la primera, ha empezado el 28 y ha llegado el 19; en la segunda, ha iniciado el 22 y ha entrado el 13, y en la última ha pasado del 11 al 5.

Por último, la benjamina del equipo, la grancanaria Susana Romero, se ha anotado un decimonoveno, un decimotercero y un decimosexto. Cierra su primera participación olímpica en la vigésimo primera plaza de la general, y sobre todo con una experiencia que le servirá en su prometedor futuro en el mundo de la vela. Tiene sólo 17 años.