Publicado: 29.01.2014 22:04 |Actualizado: 29.01.2014 22:04

La directiva de Laporta demandada pide al juez que declaren Bartomeu y Rosell

Los 17 directivos fueron demandados en una acción de responsabilidad por unas pérdidas de 77 millones cuando habían presentado beneficios de 11

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los abogados de los 17 directivos del FC Barcelona demandados en la acción de responsabilidad han solicitado hoy al juez que lleva el caso que cite a declarar al actual presidente del club catalán, Josep Maria Bartomeu, y a Sandro Rosell, entre otros testigos.

La acción de responsabilidad que votó la asamblea de compromisarios en 2010, e impulsada por la junta del dimitido Sandro Rosell, contra el exmandatario del club Joan Laporta y algunos de sus directivos se ha puesto en marcha hoy con la audiencia previa en el juzgado número 39 de primera instancia de Barcelona.

Las partes han solicitado al juez, quien puede o no admitir la pruebas y que debe justificarlo, además, que cite a Toni Freixa, Eduard Coll y Javier Faus -directivos del FC Barcelona- y a los auditores de Deloitte que presentaron las cuentas que cerró la junta de Rosell en el verano de 2010, a partir de las cuales se activó la acción de responsabilidad. También se ha solicitado al ex director general del club Joan Olivé y al extesorero Xavier Sala i Martín, así como al representante de KPMG que ante los socios compromisarios informó de los gastos de anterior junta.

Las partes -los 17 directivos demandados, entre ellos, el expresidente Laporta- también han solicitado al juez todas las auditorías de la época de Joan Laporta, las actas de la comisión económica y el informe jurídico que se realizó en el 2003 por el cual el Barça decidió no presentar una acción de responsabilidad contra Joan Gaspart, expresidente del club desde el verano de 2000 a febrero de 2003.

En las pruebas periciales que han presentado las partes estaban incluidos dictámenes de catedráticos, con la finalidad de desvirtuar los asentamientos contables que la junta de Sandro Rosell llevó a cabo en el verano de 2010 cuando tomó posesión y que fueron interpretados por la junta saliente como una "reformulación" de los estados contables que presentó la junta de Laporta.

Los directivos de Joan Laporta presentaron a la junta entrante unos estados contables con un beneficio de 11 millones de euros, aunque sin auditar ni votados por la asamblea. Cuando Rosell se hizo cargo del Barça, la auditora Deloitte presentó unas pérdidas de 77,1 millones de euros.

El Barcelona se ha jugado a un carta en la vista celebrada en la Ciudad de la Justicia para que recaiga sobre los demandados una responsabilidad objetiva, es decir, que a pesar de que hubiese buena gestión en la etapa de Laporta finalmente hubo pérdidas, en lugar de una responsabilidad subjetiva, que hace referencia a mala gestión y negligencia.

Por este motivo, el juez ha preguntado al representante del Barcelona que si entiende que no ha habido una responsabilidad objetiva tendría que desestimar la demanda, a lo que el abogado de la entidad ha asentido. De esta forma, el representante del club se ha referido a la supuesta malversación por gastos varios y facturas de la anterior junta como "no relevantes" y "para mayor abundamiento".

Mañana, se celebrará la segunda sesión y se espera que el juez responda en un plazo de cinco días y por escrito si finalmente acepta de las partes que la demanda se amplíe a todos los directivos de la época Laporta, entre los que cuatro están en la actual junta (el presidente Josep Maria Bartomeu, Jordi Moix, Jordi Monés y Javier Faus), además de Sandro Rosell).