Público
Público

Un DJ de zurda muy precisa

Alemán de origen turco y musulmán, a Özil le apasiona el rap

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Si no hubiera sido futbolista, habría sido DJ', confiesa Özil, que tiene un gusto musical muy común en los guetos de inmigrantes: el rap. Él se crió en uno en Gelsenkirchen, la ciudad alemana en la que desembarcó su familia procedente de Devrek, localidad perteneciente a la provincia turca de Zonguldak. Creció en el barrio de Bulmke, donde jugaba en una pista de fútbol-sala bautizada como la jaula de monos por todas las vallas y alambradas que la rodeaban. Allí jugaba a ser Zidane, aunque ahora lo comparan con Messi, con el que tiene poco que ver más allá de ser zocato como el argentino.

A sus 21 años, Özil fue expuesto por la canciller Angela Merkel durante este Mundial como un claro ejemplo de integración, del crisol de razas y culturas que componían la Alemania de Löw. 'Mesut ha jugado mejor que Messi durante el Mundial', lo ha elogiado recientemente el seleccio-nador germano. A diferencia de los hermanos Altintop o Basturk, Özil decidió jugar para los alemanes, lo que le costó muchas críticas en Turquía y entre la comunidad otomana que reside en Alemania. Mustafá, su padre, el hombre que le llevó de club en club de pequeño ofreciéndolo ya como una estrella, fue clave en la decisión:

'Nosotros vivimos como alemanes, nació aquí y por eso Mesut juega con Alemania'

'Nosotros vivimos como alemanes, nació aquí y por eso Mesut juega con Alemania'. Como Podolski, Khedira o Boateng, Özil no canta el himno alemán por respeto a sus raíces, de las que también conserva su fe religiosa. Özil es musulmán practicante hasta el punto de que su novia, hermana de la cantante alemana Sarah Connors, se ha convertido al islam para poder casarse con él.'

Tiene una pierna izquierda muy precisa, con mucha intención en todo lo que hace', explicaba este verano el ex madridista Netzer cuando en Suráfrica le preguntaban por ojos de pavo, apodo que corresponde a su saltona mirada. La precisión es una cualidad que vive con Özil desde que era un niño. 'Con 6 años era de los pocos que podía marcar desde los 25 metros', dice Werder Kik, uno de sus entrenadores en alevines.