Público
Público

Con doble de Albácar

El Elche pasa por encima del Valladolid y pelará por un puesta en Primera con el Granada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Elche se medirá al Granada en una final a ida y vuelta (miércoles y sábado) que decidirá qué equipo estará en Primera. Lo hará, sobre todo, porque nunca se rindió ante un Valladolid que se adelantó y parecía muy cerca de sellar su pase. Pero también por la doble ración de Albácar, que aliñó la remontada con dos tantos de falta directa.

En medio de un inicio de partido con más lucha que fútbol, el Valladolid abrió el marcador con un gran gol. Nauzet habilitó con un pase al hueco a Óscar, aprovechando la lentitud en el acompañamiento de Samuel para armar el mejor de los disparos: un trallazo cruzado desde el flanco derecho del área, inalcanzable para Jaime.

Pero la eliminatoria dio un apasionante vuelco gracias en parte a la derecha de Albácar, el desacierto arbitral y las dificultades de Jiménez a balón parado. El guardameta del Valladolid, que había atajado con seguridad el peligro aéreo que se asomaba por su área, no tuvo el mismo tino ante las faltas del Elche. Especialmente la primera, más lejana, a cinco minutos del final. Le cayó el balón en el suelo y, tras agacharse a capturarlo, le rebotó en el brazo hacia el fondo de la red.

El Elche se medirá al Granada en una final a ida y vuelta (miércoles y sábado)

Sólo cinco minutos después, a un suspiro del descanso, reaccionaba tarde a otro disparo, esta vez potente y colocado, del mismo Albácar en un libre directo algo más cercano. Jiménez, de todos modos, vio el balón cuando ya lo tenía casi dentro de la portería, tal vez incrédulo por la inexistente falta que dio origen al tanto. Por eso mismo se armó una buena bronca entre jugadores y árbitro en el centro del campo cuando este ya había señalado el descanso.

El partido estaba muy tenso, pero la mayor calma con que se jugó la reanudación favorecía al Valladolid, que parecía haber domado a base de posesión la fiereza de la reacción ilicitana. La mala fortuna, sin embargo, tenía aún otro regalo para el Valladolid. Esta vez fue el central Jordi quien, sin quererlo, remató un tibio centro rival superando a su propio meta, que se disponía a atrapar el balón sin dificultades. Por si acaso, Ángel empujó el balón para asegurarse la remontada pese a unos minutos finales de infarto.

Elche: Jaime; Carpio, Samuel, Pelegrín, Albácar; Generelo, Mantecón; Cristóbal (Acciari, m. 63), Kike Mateo (David, Sánchez, m.40), Xumetra; y Ángel (Bodipo, m.75).

Valladolid: Jiménez; Barragán, Marc, Jordi, Peña; Nafti (Jofre, m.63), Álvaro Rubio; Nauzet (Bácari, m.73), Óscar, Sisi (Antón, m. 80); y Javi Guerra.

Goles: 0-1. M. 22. Óscar, desde el interior del área, marca por toda la escuadra. 1-1. M. 40. Albácar, de falta directa que rebota en el brazo de Jiménez. 2-1. M. 45. Albácar, de falta directa. 3-1. M. 57. Ángel aprovecha un error defensivo de Jordi para marcar a puerta vacía.

Árbitro: Chas. Mostró amarillas a Kike Mateo, Nafti, Rubio, Carbio y Mantecón.

Martínez Valero: 20.000 espectadores