Publicado: 22.04.2014 16:21 |Actualizado: 22.04.2014 16:21

La doble cita de Champions no sacará a Madrid de pobre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

De repente, casi de golpe, se habla estos dos días de Madrid como capital del fútbol europeo. Hay motivos más que suficientes, porque en un plazo de 24 horas los dos equipos más representativos de la ciudad reciben a sus rivales en unas semifinales de Champions. Una combinación que jamás sucedió en Madrid, una ciudad que puede presumir de haber albergado cuatro finales de la Copa de Europa; una final de una Eurocopa en 1964, y hasta la final de un Mundial en 1982. Pero lo que se va a vivir entre hoy y mañana en la capital, con un desembarco mínimo de 7.300 personas, 3.100 del Chelsea y 4.200 del Bayern Münich, todo esto suponiendo que no vengan acompañados, es algo que jamás se vivió en Madrid y que obligará a la ciudad a ocupar un lugar estelar en los telediarios del mundo entero.

Las calles céntricas de la ciudad ya están barnizadas por esa marea humana que, según los estudios de Hilario Alfaro, presidente de la Confederación del Comercio de Madrid (COCEM), va a significar "un beneficio para el comercio de un 1.600.000 euros", pues se estima "un gasto aproximado de 145 euros por cabeza". "Una cosa que sí, que está bien", explica Alfaro, "pero que no nos va a sacar de pobres. Aceptamos que es un buen escaparate, una buena inyección o, si se prefiere, un regalo de cumpleaños para la ciudad, porque son dos eventos deportivos de calidad. Pero son solo dos y el año tiene 365 días en los que una ciudad como Madrid debería ser capaz de fabricar todas las semanas eventos culturales o deportivos de esa magnitud. Y nuestra realidad actual no es esa, ni muchísimo menos".

La crónica comercial y hotelera del Madrid actual es francamente difícil.  El hecho de que estos días el centro de la ciudad sea gobernado por la alegría de los hinchas del Chelsea y Bayern no menosprecia esa realidad. "Porque ese tipo de turista ha venido atraído por el fútbol, no por nuestra ciudad. En realidad, el turista internacional no conoce lo que Madrid puede dar de sí, y lo que no se conoce no se desea", explica Antonio Gil, Secretario de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid. "En el mundo entero se habla del Real Madrid y, si acaso, del Atlético, pero no se habla de la ciudad de Madrid como un gran destino turístico. Madrid carece de esa imagen mundial. La clave está en un campaña de promoción internacional del destino Madrid, que es la mejor inversión que puede hacerse. Por cada euro invertido se puede lograr un retorno de 4 a 28 euros con la seguridad, además, de que nada puede dar un beneficio tan alto como ese, con retorno, incluso, para las propias administraciones"

sonría, por favor

Las semifinales de la Champions serán una ayuda. La presencia en la capital de tanta gente, Mourinho, Guardiola, Etoo... tendrá su efecto, pero no puede equivocarnos. Antonio Gil lo explica con cifras: "En Madrid tenemos 60.000 habitaciones, con 110.000 plazas hoteleras. Evidentemente, ahora estos 10.000 hinchas, que han venido o están viniendo, están bien, pero son pocos. Máxime si tenemos en cuenta que estamos en abril y mayo y que estos son meses de temporada alta en Madrid. Sin embargo, la realidad es más dura. La ocupación hotelera, aunque esté dos o tres puntos por encima del año pasado, sigue muy baja y aún no permite alcanzar niveles de rentabilidad en la mayor parte de los hoteles". En ese sentido las comparaciones son inevitables: "Si comparamos nuestros datos con los de otras grandes ciudades europeas como la misma Barcelona no tienen nada que ver. Y eso que Madrid tiene entre un 40 y un 50 % de precios más bajos que Barcelona, pero..., hay que seguir intentando".

Hoy, es uno de esos días. La ciudad ya está preparada con más de 900 efectivos policiales y sanitarios para protegerla. Los goles de la Champions ya se gritan en las calles de Madrid en distintos idiomas. Las cámaras de las televisiones alemanas e inglesas lo están trasladando a sus países. "Sí, es un escaparate que debemos aprovechar con todas nuestras fuerzas, porque no tenemos muchos y tenemos demasiada competencia con otras ciudades que pueden ser más baratas o más atractivas que la nuestra", insiste Hilario Alfaro. "Por eso debemos recuperar el sonría, por favor, volver a ser una ciudad amable y que todos estos hinchas de Bayern y Chelsea, cuando vuelvan a sus casas, sean embajadores de nuestra ciudad". Una lectura con la que Antonio Gil, que lleva en la industria hotelera desde hace 41 años, se muestra de acuerdo. "Todo lo que sea hablar de Madrid es importante... El hecho de que ayer me llamasen de una televisión alemana para preguntarme por la ciudad, y no por el Real Madrid, me resultó algo impactante, maravilloso..., porque es lo que necesitamos para que nuestra ciudad no dependa tantísimo del visitante nacional de negocio y que con la crisis se vino abajo".

Así que, entre los gritos de la Champions, que visten a Madrid, no queda otra que el optimismo que una última voz, la de Juan José Blardony, Director General de la Asociación Empresarial de Hostelería de La Viña, recupera en la despedida. "Porque la Semana Santa ya ha dejado un 5% más de facturación que el año pasado. Al menos, vemos que se van recuperando los niveles de 2011-2012 y está claro que estos dos días de fútbol van a ayudar y que toda ayuda siempre es bienvenida. Tenemos que pensar en positivo".