Publicado: 20.06.2014 07:00 |Actualizado: 20.06.2014 07:00

Duelo sin concesiones entre dos amigos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Honduras y Ecuador, con dos derrotas cada una en su primer encuentro de la fase de grupos, disputarán esta noche (24:00 horas, Gol T) en Curitiba el partido de la supervivencia, a vida o muerte, en un choque que dará esperanzas a unos y se las quitará a otros.

Dos viejos amigos como Reinaldo Rueda, técnico de Ecuador, y Luis Fernando Suárez, de Honduras, se verán las caras en un escenario que nunca quisieron imaginar antes del inicio de la competición. El primero, dirigió con anterioridad a Honduras y el segundo a Ecuador. La relación es especial y antes del Mundial incluso intercambiaron información sobre los otros rivales, Suiza y Francia. Sin embargo, ahora se acabaron las ayudas y las palmadas en la espalda para concentrarse únicamente en dirigir a sus hombres hacia la victoria. Llegar a la tercera jornada con cero puntos significa haber firmado prácticamente la sentencia de muerte.

Por eso, Ecuador ha preparado el partido a conciencia. Después de la dolorosa derrota ante Suiza con un tanto de Haris Seferovic en el minuto 93 que culminó la remontada helvética, Rueda ha tenido que hacer más terapia moral que física. Sus jugadores, desde el domingo, han estado luchando por recuperarse del mazazo que supuso el tanto del jugador de la Real Sociedad. Y parece que lo ha conseguido, porque la tricolor ha conseguido renovar sus fuerzas y están absolutamente listos para abordar un órdago de infarto y llegar con opciones al estadio de Maracaná, donde disputarán el último choque con Francia, el rival más complicado de los tres en liza.

Rueda anunció, sin tapujos, que alineará a los mismos jugadores que perdieron ante Suiza y los 23 están en perfecto estado, salvo Edison Méndez que, tal y como confirmó el médico de la selección, Patricio Maldonado, sufre unas molestias musculares que no permiten asegurar su disponibilidad final. Con la mayoría a punto, Ecuador espera que jugadores como Antonio Valencia, Jefferson Montero y Felipe Caicedo, sus tres futbolistas más significativos, den un paso al frente y mejoren sus prestaciones respecto a su su duelo inaugural, donde pasaron casi desapercibidos. Lo tendrán que hacer ante otra selección, Honduras, que se encuentra en la misma situación que los ecuatorianos.

Después de perder de forma contundente con Francia, tampoco pueden fallar en el segundo partido. No hay margen de error y también lo saben en la concentración del país centroamericano. Luis Fernando Suárez se ha encargado de transmitir a sus jugadores las sensaciones de todo un país que ya vivió como en Sudáfrica 2010 se quedaron fuera de la primera fase. No quieren que eso se repita y por lo menos existe el deseo de llegar con vida al tercer partido de grupo. Todo el equipo está disponible para Suárez excepto Wilson Palacios, que vio dos tarjetas amarillas después de dos faltas, una de ellas penalti, sobre el centrocampista francés Paul Pogba.

Es la única ausencia obligada de Honduras, que tendrá que luchar contra la historia para conseguir tres puntos. Ambas selecciones se han enfrentado en cinco ocasiones a lo largo de los años. Honduras jamás ganó y Ecuador logró tres victorias. Sólo dos empates, en 2013 y en 2011, dan esperanzas a la escuadra hondureña, que necesita seguir soñando para mantener intacta la ilusión.