Publicado: 03.01.2014 16:54 |Actualizado: 03.01.2014 16:54

Ecclestone corre el riesgo de perder este año el control de la Fórmula 1

Las demandas acorralan al patrón de este deporte durante décadas. Rechaza hablar de retirarse pero señala sus sucesores fuera de la industria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El magnate Bernie Ecclestone corre el riesgo de perder este año el control que ha ostentado durante décadas en la Fórmula 1, cuando alcancen su clímax las acciones legales por la venta de una participación en el deporte hace ocho años.

Ecclestone, de 83 años, espera el resultado de una demanda por daños de 100 millones de dólares presentada por la firma alemana Constantin Medien en el Tribunal Superior de Londres, sobre su implicación en un acuerdo que convirtió a CVC Capital Partners en el principal accionista de la Fórmula 1. Esa decisión debería llegar en enero o febrero. Gane o pierda, no será la última que escuche el presidente ejecutivo de la Fórmula 1 sobre el asunto porque afronta más demandas por daños en Londres y un posible juicio penal en Alemania.

CVC ha apoyado a Ecclestone, pero su cofundador, Donald Mackenzie, dijo ante el tribunal londinense en noviembre que le despediría si era hallado culpable. La incertidumbre sobre el futuro de Ecclestone ha hecho imposible relanzar los estancados planes para sacar el negocio a bolsa en Singapur.

Ecclestone, que en cuatro décadas ha convertido la Fórmula 1 en uno de los deportes más lucrativos del mundo, sigue trabajando muchas horas y viaja a las carreras que se disputan en todo el mundo, acompañado por su tercera mujer, una brasileña 46 años más joven que él. Aunque rechaza hablar de retirarse, la cuestión está en el aire. En noviembre, insinuó a periodistas británicos que el jefe del equipo Red Bull, Christian Horner, podría sustituirle, pero luego afirmó que se trataba de una broma con uno de sus mejores amigos en el deporte. No hay un claro sucesor dentro de la Fórmula 1, una organización pequeña con apenas 300 trabajadores.

"En el caso de decidir marcharme, buscarían a alguien de fuera de la industria", dijo Ecclestone a Reuters. Richard Scudamore, presidente de la liga inglesa de fútbol, y el presidente ejecutivo de los supermercados Sainsbury, Justin King, son dos de los considerados posibles candidatos.

El presidente de Ferrari, Luca di Montezemolo, estudia invitar a los directores de equipo de la Fórmula 1 a una reunión en Italia en enero para empezar a discutir el futuro de un deporte en el que muchos de los equipos más pequeños tienen dificultades para mantenerse.

Montezemolo dijo que sería el momento adecuado para abandonar el "espectáculo individual" una vez se marche Ecclestone y extender la responsabilidad entre un grupo mayor de directivos. "Tenemos que crear un grupo de gestión en el que tienes un CEO, y luego tienes alguien a cargo de la competición", dijo.

El caso Constantin, que duró siete semanas y en el que Ecclestone aportó pruebas, se centra en la venta por parte del banco alemán BayernLB de un 47% de participación en la Fórmula 1 a CVC por unos 830 millones de dólares, en 2005-2006. Ecclestone está acusado de una "negociación corrupta" con el exbanquero encarcelado de BayernLB Gerhard Gribkowsky para reducir el valor y asegurar un acuerdo con CVC, que quería mantenerle como máximo responsable.