Publicado: 08.09.2016 10:23 |Actualizado: 08.09.2016 22:45

El Comité Olímpico de EEUU sanciona a Lochte con 10 meses sin competir por su mentira en los Juegos de Río

El castigo al nadador le impedirá competir en los Mundiales de Budapest de julio de 2017

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El nadador Ryan Lochte tras la final de los 200 metros estilos. /REUTERS

El nadador Ryan Lochte tras la final de los 200 metros estilos. /REUTERS

WASHINGTON.- El Comité Olímpico de Estados Unidos confirmó hoy la suspensión de diez meses al nadador Ryan Lochte, doce veces medallista olímpico, por el escándalo que protagonizó en los Juegos de Río de Janeiro cuando se inventó que fue objeto de un asalto con pistolas.

La sanción fue confirmada hoy por el Comité Olímpico y por la federación de natación USA Swimming, después de que este miércoles se filtrara a la prensa que el castigo al nadador le impedirá competir en los Mundiales de Budapest de julio de 2017. Junto a Lochte también fueron sancionados Gunnar Bentz, Jack Conger y James Feigen, los otros miembros del equipo olímpico estadounidense que participaron en el incidente en Río.

Además de la suspensión para participar en competiciones nacionales e internacionales (hasta el 30 de junio de 2017), lo que le impedirá competir en los campeonatos nacionales del próximo año, algo imprescindible para ir a los Mundiales de Budapest, Lochte dejará de recibir en estos diez meses la ayuda financiera de la federación, no podrá acceder a centros de entrenamiento oficiales y tendrá que realizar 20 horas de servicios comunitarios.



Tampoco podrá asistir a la recepción en la Casa Blanca cuando el presiente Barack Obama reciba al equipo olímpico. Los otros implicados en el incidente en Brasil, Gunnar Bentz, Jack Conger y James Feigen tendrán sanciones similares, pero el tiempo de duración será de cuatro meses (hasta final de año), según informó el Comité Olímpico en un comunicado.

Los cuatro nadadores, liderados por Lochte, se inventaron durante los Juegos Olímpicos de Río un asalto con pistolas por parte de delincuentes disfrazados de policías que según su relato detuvieron el taxi con el que volvían de madrugada de una fiesta a la Villa Olímpica. Las lagunas en sus versiones, junto a un vídeo que recogía su llegada a las instalaciones olímpicas horas después del supuesto asalto, tranquilos y con sus efectos personales, llevaron a la Policía brasileña a abrir una investigación.

Esa investigación concluyó que fueron precisamente los nadadores quienes provocaron destrozos en una gasolinera en la que pararon el taxi y también un enfrentamiento con agentes de seguridad, que les hicieron pagar los desperfectos, un incidente que después trataron de hacer pasar por un asalto.

La justicia brasileña ordenó la retención de los pasaportes de los deportistas e impidió a dos de ellos (Bentz y Conger) que ya estaban en el aeropuerto de Río, abordar el avión de vuelta a Estados Unidos, aunque sí pudieron hacerlo al día siguiente después de prestar declaración. Por ese entonces, Lochte era el único de los cuatro que había vuelto a su país.

La fiscalía brasileña presentó cargos por "falsa comunicación de crimen" contra Feigen, quien selló un acuerdo con la Justicia después de una audiencia de cuatro horas para abonar una multa de 35.000 reales (unos 10.800 dólares). Lochte, por su parte, afronta un proceso en Brasil también por "falsa comunicación de crimen".

Tras reconocer que había mentido y pedir disculpas, Lochte perdió los cuatro patrocinadores importantes que tenía como Speedo (prendas deportivas), Gentle Hair Removal (cosmética), Airwave (mobiliario) y Ralph Lauren (moda). Ahora, el nadador aceptó una oferta para participar en la próxima temporada del popular programa televisivo Dancing with the Stars (Bailando con las Estrellas) de la cadena ABC.