Publicado: 17.12.2015 09:16 |Actualizado: 17.12.2015 09:16

El Eibar remonta un 3-0 y el Mirandés elimina al Málaga en la Copa

El conjunto armero se impone por 4-0 a la Ponferradina mientras que el burgalés gana en Anduva por 2-1. Valencia y Athletic cumplen con el trámite y también pasan a octavos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Los jugadores del Mirandés celebran el pase a octavos de final de la Copa del Rey al eliminar al Málaga CF. /EFE

Los jugadores del Mirandés celebran el pase a octavos de final de la Copa del Rey al eliminar al Málaga CF. /EFE

MADRID.- El Eibar y el Mirandés resultaron los grandes protagonistas de la jornada de miércoles en Copa del Rey tras ganar 4-0 a la Ponferradina y después de derrotar al Málaga, en La Rosaleda, y certificar el billete para los octavos de final, mientras que otros como Valencia y Athletic cumplieron con el trámite.

En Ipurua, el Eibar firmó la machada copera al remontar el 3-0 que recibió en El Toralín. Los de Mendilibar, que salieron con el cuchillo entre los dientes, pronto avisaron de sus intenciones a una Ponferradina que se diluyó tras la expulsión de Berrocal a la media hora de partido. La roja directa puso alas al cuadro armero, que marcó antes del descanso.



Borja Bastón, su 'hombre gol', marcó de disparo cruzado y Sergi Enrich acercó la empresa a media hora para el pitido final. Los vascos se lanzaron a por el partido --el técnico incluyó a dos delanteros-- y terminaron consiguiendo el premio. Verdi y el capitán Arruabarrena, de penalti, tumbaron la ilusión de los bercianos.

El Eibar, que hizo debutar a los canteranos Asier Etxaburu e Iñigo Barrenetxea, sigue adelante en los octavos de final de la competición del 'K.O.', donde también continúa con vida el Rayo Vallecano, que necesitó buenas dosis de sufrimiento para salir con el billete del Coliseum Alfonso Pérez de Getafe.

Los de Paco Jémez, que ganaron 2-0 en su feudo, lo pasaron mal en el inicio tras los goles de Pedro León y Vergnini, que marcó de manera soberbia con el tacón. Los azulones igualaron la eliminatoria a los 20 minutos y certificó su hambre con el 3-0 antes del descanso, obra de Álvaro Vázquez tras un fallo en la salida del portero franjirrojo.

Sin embargo, pese al gran partido del 'Geta', el Rayo siguió con muchas opciones porque un sólo gol le daba el pase a la siguiente ronda. Y así fue, un balón que controla Manucho en el área terminó en pies de Lass, que ajustó al palo diestro para sorprender al cancerbero.

Además, el Athletic Club no tuvo problemas en solventar una eliminatoria que ya estaba resuelta desde hace dos semanas. Los de Valverde golearon al Linense (6-0) en un partido sin historia. De Marcos anotó el primero con una gran volea y Eraso se sumó a la fiesta tras un control exquisito en el 2-0.

Etxeita, Raúl García -en un libre directo-, Kike Sola y Mikel Rico completaron la goleada (6-0) y el pase a octavos de los 'leones', que no tuvieron piedad del conjunto gaditano.

El idilio copero del Mirandés

Por su parte, el Mirandés se clasificó para los octavos de final tras imponerse al Málaga (0-1) en La Rosaleda con un tanto de Junior Lago a 15 minutos para el final. Los de Carlos Terrazas, que ganaron en Anduva 2-1, aguantaron sin excesivo sufrimiento en los minutos finales y tumbaron a un cuadro andaluz que deberá centrarse en Liga.

El cuadro rojillo, semifinalista hace cuatro temporadas, ya sabe lo que es ser un 'matagigantes' en Copa y pretende seguir por el mismo camino. A falta de Huesca, Almería y Leganés, que juegan este jueves, los castellano leoneses son el único equipo de la Liga Adelante que continúa con vida en la competición del 'K.O.'.

Además, la Real Sociedad empató en Anoeta (1-1) con Las Palmas --con un golazo de Canales-- pero se quedó a un solo gol de forzar la prórroga. Los canarios marcaron por mediación de Willian José, un tanto que aplacó el ímpetu de los locales y ya presenta otra cara desde la llegada de Quique Setién al banquillo.

Por último, el Valencia superó el trámite ante el Barakaldo --a quién había ganado 1-3 en Lasesarre-- y venció nuevamente a los vascos con dianas de Santi Mina y Álvaro Negredo, que volvió a reencontrarse con el sabor del gol. Los de Gary Neville contentaron al exigente público de Mestalla.