Publicado: 27.01.2016 08:23 |Actualizado: 27.01.2016 08:23

Con las elecciones a la Federación de Fútbol a la vuelta de la esquina, ¿se acerca el adiós definitivo de Villar?

El actual presidente se enfrenta a su séptima reelección al frente de Federación Española de Fútbol. Un proceso que viene marcado por los enfrentamientos con el CSD y el riesgo de una inhabilitación por tratos de favor al Recreativo. Además, el secretario general,
Jorge Pérez, se presenta como la gran amenaza para destronar a Villar tras 28 años.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Ángel María Villar durante una conferencia en la sede de la UEFA, en Nyon. /REUTERS

Ángel María Villar durante una conferencia en la sede de la UEFA, en Nyon. /REUTERS

MADRID.- A punto estamos de cumplir el primer mes de este recién estrenado 2016, año que nos traerá dos grandes citas deportivas. La Eurocopa de Francia y posteriormente los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Es decir, nos encontramos bajo lo que se considera como “año olímpico” que, en términos federativos, no sólo supone la gran cita para todos los deportes que acudirán a Río de Janeiro, sino además la celebración de los procesos electorales en todas y cada una de las federaciones deportivas españolas.

Así consta en la Ley del Deporte de 15 de octubre de 1990, el Real Decreto de 20 de Diciembre de 1991 sobre Federaciones Deportivas y Registro de Asociaciones como en las sucesivas orden ministeriales reguladoras de dichos procesos. La última, como ya adelantamos en PÚBLICO en su día, fue aprobada el 18 de diciembre del pasado año entrando en vigor tres días más tarde.



Pues bien dentro de dicha orden, concretamente en el artículo 2 de sus Disposiciones Generales, queda claramente expuesto que la realización de los procesos electorales se harán coincidiendo con el año de celebración de los Juegos Olímpicos, “debiendo iniciarse en el primer cuatrimestre de dicho año”. Si bien las Federaciones tienen un cierto trato respecto al resto y deben iniciar sus procesos electorales dentro de los dos meses siguientes a la finalización de los Juegos en cuestión.

Pero este no es el caso de la Federación Española de Fútbol, ausente de la cita olímpica en Río de Janeiro al no haberse clasificado España para el Europeo sub'21 de este mismo verano. Así pues el fútbol español, siguiendo los preceptos de la citada orden, ya ha empezado la cuenta atrás para sus elecciones y con las siguientes preguntas encima de la mesa: ¿Volverá a ganar Ángel María Villar? ¿Supondrá el adiós definitivo después de 28 años como presidente del fútbol español? ¿Será incluso inhabilitado previamente por el CSD privándole de presentarse a este proceso electoral? ¿El objetivo de Angel María Villar no es otro que intentar dar el salto definitivo a la UEFA?

Ángel María Villar lleva como presidente de la RFEF desde 1988. Jorge Pérez surge como el gran candidato a destronarle

Todas estas preguntas están actualmente encima de la mesa, empezando por cual será el veredicto final en este proceso electoral. Si volverá a suponer una victoria más del longevo presidente y exjugador del Athletic de Bilbao. Duda que surge especialmente teniendo en cuenta uno de los otros dos candidatos que tienen previsto asistir a este proceso electoral.

Jorge Pérez, la gran amenaza de Villar en las elecciones

Conviene partir analizando la figura del actual presidente Ángel María Villar, al frente de la Federación desde 1988 cuando sustituyó en el cargo al entonces máximo responsable, José Luis Roca. En sus cerca de 30 años al frente de la institución se ha convertido en el presidente más exitoso del fútbol español gracias a los triunfos en el Mundial de 2010 y los Campeonatos de Europa del 2008 y 2012. Villar afronta su séptima reelección como máximo mandatario lo que supondría que, en caso de ganar, alcanzaría 32 años como presidente de la institución. El ya ha manifestado públicamente que se presentará.

A favor cuenta con su experiencia dentro de la propia Federación y su conocimiento total de las Federaciones Territoriales. En contra está su enfrentamiento absoluto con el resto de instituciones del fútbol (CSD, LaLiga etc..) además del descontento de algunas de estas federaciones.Y todo indica que su gran rival parte también de la propia RFEF. Se trata del actual Secretario General, Jorge Pérez, cargo que ostenta desde el año 2003 siendo antes el responsable de comunicación de la propia Federación, y otra institución dentro de la Casa del Fútbol de las Rozas. Tampoco Jorge Pérez ha hecho nada oficial pero todo indica que se presentará respaldado precisamente por el Consejo Superior de Deportes, la Liga de Fútbol Profesional y un grupo de personas donde estarían distintos representantes del fútbol español. Entre ellos estaría Luis Gil, hasta hace muy poco gerente de la AFE, el sindicato de futbolistas españoles. Varias territoriales también apoyarían esta opción, entre ellas Andalucía, Aragón o Baleares.

El deterioro de las relaciones entre ambos, especialmente tras el Mundial de Brasil 2014, ha dado pie a esta situación que, de confirmarse, asistiríamos casi a una repetición de lo sucedido en el año 2004. Entonces Gerardo González, secretario general de la RFEF hasta el año 2003 cuando Villar decidió prescindir de sus servicios, se presentó a este proceso electoral que acabó decantándose a favor del longevo presidente por un pequeño margen de votos. Existe una tercera candidatura ya oficial que estaría encabezada por Miguel Galán, presidente del CENAFE, y quien ya ha oficializado su candidatura.

Primer enfrentamiento con el CSD: el Reglamento electoral

Asistimos por tanto a unos próximos meses que prometen ser movidos en un proceso electoral donde no debemos olvidar que sólo afecta al mundo del fútbol. Es decir la Asamblea del fútbol español, órgano compuesto por federaciones territoriales, jugadores, entrenadores, clubes, árbitros del fútbol profesional y amateur; será quien vote al futuro presidente del futbol español. Ahora falta saber la fecha de estos trascendentales comicios del fútbol español. Para eso primero el Consejo Superior de Deportes debe aprobar el reglamento electoral presentado por la propia Federación Española. Y es aquí donde surge el primer escollo importante, más considerando el actual enfrentamiento entre Ángel María Villar y el Secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal.

Para poder entenderlo debemos volver a la Orden Ministerial del 18 de diciembre reguladora de los procesos electorales en las Federaciones Deportivas. Dicha norma incluía importantes novedades respecto a la anterior, especialmente a la hora de una mayor transparencia, el papel del TAD (Tribunal Administrativo del Deporte), un nuevo reparto dentro de la Asamblea o una nueva interpretación de la moción de censura.

Como ya contamos también aquí en PÚBLICO
, el borrador de dicha orden sentó francamente mal dentro del estamento arbitral de nuestro fútbol debido a una pérdida de representación de detrimento de los entrenadores. Hasta el punto de que incluso se plantearon una posible huelga arbitral si no se restablecía el existente hasta ahora. Al final se mantuvo el porcentaje que el colectivo arbitral tenía (5-10% del total de la Asamblea) pero manteniendo el incremento a favor de los entrenadores, pasando del 10-15% anterior hasta el 15-20% de la presente orden ministerial.

El reglamento electoral presentado por la RFEF quita representatividad a los clubes profesionales y se lo da a otros estamentos

El pasado martes 18 de enero aprobó la Comisión Delegada de la RFEF su reglamento electoral que posteriormente ha trasladado al CSD para su examen. Si bien respeta los porcentajes obligados por la Orden, lo hace reduciendo los miembros de la Asamblea que pasa de tener 180 a sólo 140, dando pie a la perdida de representatividad de los clubes profesionales a sólo un 14% y dando más peso a otros estamentos.

Ahora este reglamento debe ser revisado por el Gobierno y todo indica , que salvo sorpresa, lo rechazará obligando a la RFEF a tener que presentar otra nueva propuesta

Este movimiento se interpreta desde la oposición como un intento de restarle votos dado que el fútbol profesional, con su presidente Javier Tebas a la cabeza, se ha significado claramente por el cambio en la Federación y la salida de Ángel María Villar. Modificación que, sin embargo, está dentro de los márgenes que permite la propia Orden Ministerial.Donde no sucedería lo mismo sería en otras cuestiones como la moción de censura, ausencias notables al TAD en el propio reglamento o la indefinición en la distribución geográfica de los miembros de la Asamblea. Ahora este reglamento debe ser revisado por el Gobierno y todo indica , que salvo sorpresa, lo rechazará obligando a la RFEF a tener que presentar otra nueva propuesta. Algo que, de producirse, no haría sino dilatar todo el proceso electoral cuya primera fecha prevista para las elecciones es el próximo 22 de abril.

Posible inhabilitación por un posible trato de favor al Recreativo

La Federación le habría otorgado al Recre un trato privilegiado el año pasado a la hora de tramitar las fichas pese a que el club onubense tenía una deuda pendiente con la propia Federación y además le habría concedido un préstamo de 200.000 euros a través del Comité Técnico de Entrenadores

Cita que quien sabe si finalmente podrá presentarse Ángel María Villar. Porque, paralelamente al proceso del reglamento, al actual presidente le ha surgido otro frente con el Consejo Superior de Deportes y que podría provocar su inhabilitación. Se trata de la investigación abierta a raíz de un posible trato de favor de la Federación Española al Recreativo de Huelva. Según parece, la Federación le habría otorgado al Decano del fútbol español un trato privilegiado el año pasado a la hora de tramitar las fichas pese a que el club onubense tenía una deuda pendiente con la propia Federación y además le habría concedido un préstamo al propio Recre de 200.000 euros a través del Comité Técnico de Entrenadores para pagar unas deudas con José Luis Oltra, ex técnico del club onubense.

El Consejo Superior de Deportes le ha dado de plazo hasta hoy miércoles 27 de enero para que presente la documentación sobre el 'caso Recreativo'. Algo que parece se va a producir, según ha podido confirmar PÚBLICO de fuentes federativas. Ángel María Villar se expone a la posibilidad de que se le abra un expediente extraordinario que podría concluir con la acusación de administración desleal o fraude fiscal inhabilitándole para poder presentarse a las elecciones del próximo mes de abril. Proceso que llevaría el Tribunal Administrativo del Deporte.

Si Villar llega a ser inhabilitado, ya cuenta con una persona afín para asumir su candidatura. Es el presidente de la Federación Murciana de Fútbol, Monje Carrillo 

Si esto llegara a suceder, Villar ya contaría con una persona afín que se presentaría en su lugar para seguir con la labor del actual presidente de la RFEF. Se trata del presidente de la Federación Murciana de Fútbol, Monje Carrillo que ayer martes reconocía esta posibilidad a los compañeros de la Cadena SER en la localidad.

La inhabilitación no le afectaría si quiere presidir la UEFA

Una inhabilitación, que en caso de producirse, nunca le afectaría a Ángel María Villar en otro de los grandes propósitos que siempre se ha dicho que tiene el mandatario vasco: poder presidir UEFA, organismo donde actualmente ostenta el cargo de vicepresidente primero. Y no le afectaría porque, primero, al ser una cuestión del Gobierno de España en nada afecta a una entidad privada como es la propia UEFA y segundo, y no menos importante, porque no es condición obligatoria para presentarse a las elecciones el hecho de tener que ser presidente de una Federación nacional.

El mejor ejemplo lo tenemos en el Michel Platini, actual presidente inhabilitado por FIFA. Cuando el ex jugador francés alcanzó la presidencia en el año 2007 no era presidente de la Federación Francesa de Fútbol.

La suspensión por ocho años de Platini y el hecho de que Gianni Infantino, Secretario General de UEFA, haya presentado su candidatura para las elecciones a la FIFA que tendrán lugar este próximo mes de febrero; deja la opción para que Villar pudiera tener opciones en este proceso electoral para el que todavía tendrá que esperar. El Comité Ejecutivo de UEFA anunció el pasado viernes 22 de enero que no habrá elecciones hasta que no se decida en la última instancia la Apelación por la mencionada inhabilitación a Platini impuesta por FIFA. Lo que implica esperar hasta la decisión del Tribunal de Arbitraje Suizo, el famoso TAS.

Así pues nos esperan meses movidos en el fútbol español y donde, visto lo visto, puede suceder absolutamente de todo. Lanzarse ahora a pronosticar cualquier resultado es realmente osado. Sólo el tiempo y la decisión de la propia gente del fútbol decidirá.