Público
Público

Empate del 'Baby-Barça'

El equipo azulgrana, plagado de juveniles, firma las tablas en su debut ante el Tottenham (1-1)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Escenario de lujo y rival con solera. El Barcelona, marcado por las ausencias, echó a andar este viernes en Wembley ante el Tottenham. Saldó su primer encuentro de la nueva campaña con un empate (1-1), en un partido que sirvió para poco más que empezar a rodar a los jugadores que han viajado hasta Inglaterra para participar en el primer stage de pretemporada tras las vacaciones, sólo se han entrenado cuatro días y confirmar que Bojan no ha perdido olfato de gol.

Pep Guardiola decidió que todavía no era el momento para el debut de Messi y Valdés, que se quedaron en la grada. Tampoco jugaron Henry y Márquez, con problemas físicos. Ni Maxwell, que trabaja para fortalecer su musculatura de cara a prevenir lesiones.

Así las cosas y sin Alves, Puyol, Piqué, Busquets y Xavi, todavía de vacaciones, e Iniesta, recuperándose de su lesión, el Barça que se vio en Wembley exhibió muy pocas caras del tricampeón de la temporada pasada.

El técnico de Santpedor presentó en sociedad a un montón de prometedores jugadores del filial y del juvenil azulgrana. También a Henrique, el único nuevo fichaje que debutó ha jugado toda la temporada cedido en el Bayer Leverkusen. El central pareció desubicado.

El Barça formó con dos alineaciones muy distintas en cada tiempo. En el primero, llevaron la manija los futbolistas del primer equipo: Jorquera, Touré, Gudjohnsen y Bojan. El de Linyola amenazó en un par de ocasiones la portería del equipo londinense y marcó el primer tanto del partido tras un sorprendente eslalon de Touré Yayá entre varios rivales.

En el segundo, sólo Keita y Pinto rompían la bisoñez de un Barça experimental con siete jugadores del fútbol base. Si durante los primeros 45 minutos el partido pareció un ejercicio de conservación del balón por parte de los azulgrana con contadas amenazas a portería . En la segunda, el Tottenham dejó de perseguir la pelota y aprovechó la inexperiencia de los culés y una salida desacertada de Pinto para empatar el partido. Marcó Livermore.

Al final del encuentro, Guardiola justificó las ausencia de Messi y Valdés por unos leves problemas físicos y valoró positivamente la aportación de los jóvenes de la cantera.

El domingo, el conjunto azulgrana jugará el segundo partido de esta Wembley Cup contra el Al-Alhy egipcio. El torneo, en el que también participa el Celtic de Glasgow, se disputa en forma de liguilla, aunque los equipos sólo juegan dos encuentros. Este viernes, el conjunto escocés abrió el trofeo goleando (5-0) al Al-Alhy.