Publicado: 04.10.2015 22:50 |Actualizado: 04.10.2015 22:50

Empate de tregua en el Calderón

Real Madrid y Atlético se reparten los puntos en el derbi. Los blancos, que se quedan sin liderato, se adelantaron pronto gracias a Benzema pero no cerraron el choque. El Atlético empujó más en la segunda parte y Vietto empató en el 82. Keylor Navas se exhibió.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Keylor Navas celebra su parada en el penalti lanzado por Griezmann. /EFE

Keylor Navas celebra su parada en el penalti lanzado por Griezmann. /EFE

MADRID.- No fue un derbi de los que se vayan a recordar. Real Madrid y Atlético están todavía lejos de las mejores versiones que pretenden alcanzar sus respectivos entrenadores, Rafa Benítez y Diego Simeone. El resultado (1-1) fue justa sentencia de lo que sucedió sobre el césped del Vicente Calderón. Los visitantes, que se habían adelantado pronto en el marcador por medio de Benzema no supieron o quisieron sentenciar y Vietto aprovechó para colocar el empate en el minuto 82. 

El Atlético pudo empatar antes si Keylor Navas no hubiera detenido un penalti a Griezmann. Y después del gol de Vietto, sino hubiera salvado a mano cambiada un tiro de Jackson Martínez que enfilaba la portería. El Real Madrid, que se fue vulgarizando con el paso de los minutos, no aprovecha el pinchazo del Villarreal para asaltar el liderato.



El derbi comenzó con un ritmo alto y con gol del Real Madrid. Sólo necesitó nueve minutos para demostrar su indiscutible pegada el conjunto blanco y el francés Karim Benzema, que ha arrancado a tope la temporada como goleador, de esos tantos que abren partidos o deciden puntos. Hoy sólo fue lo primero.

Por la banda izquierda rojiblanca apareció la vía del 0-1, en un auto-pase de Dani Carvajal inalcanzable para Filipe Luis, rebasado en un suspiro, impotente después cuando el lateral derecho regaló un centro perfecto a la entrada de Benzema, solo en su irrupción dentro del área y en la conexión de un cabezazo imparable para Jan Oblak.

El gol de cabeza de Benzema llegó cuando el partido casi no había arrancado

No se ha repuesto el Atlético en toda este curso de un gol en contra, cuando ha recibido alguno ha perdido el partido, hasta el empate de hoy, pero sí desde el juego y las ocasiones trazó mucho antes y por fases la reacción que exigía un duelo de tanta dificultad y un rival con tantos recursos nada más recibir el 0-1.

La necesidad aprieta al conjunto rojiblanco, que, desde las botas y los desbordantes regates del argentino Ángel Correa -este domingo ofreció unos cuantos más para desequilibrar a la zaga madridista-, dispuso de ocasiones para empatar. Dos suyas, con sendos disparos, y una desde un robo suyo de pelota y una pase filtrado en profundidad.

El doble fallo de Sergio Ramos, primero en la entrega del balón y después, cuando la jugada ya entraba en el área tras un posterior rechace, en su precipitada y acelerada entrada desde el suelo a Tiago Mendes, completó el penalti. Lo lanzó potente, a media altura, a su derecha Griezman; lo adivinó y lo paró un sublime Keylor Navas.

El Real Madrid se fue desdibujando, alargó sus posesiones pero no tuvo pólvora arriba

Otro mazazo para el Atlético; un alivio para el Real Madrid, al que el gol a favor, inexplicablemente, le desdibujó durante un rato, sostenido por Casemiro y sólo cómodo cuando alargaba sus posesiones, pero sin un plus arriba, sin apenas foco sobre la portería, salvo en un par de remates altos de Cristiano, inadvertido prácticamente durante todo el partido. El Real Madrid perdió a un notable Carvajal antes del descanso -le suplió Arbeloa- y entró en el segundo tiempo en ventaja, pero avisado contra un exceso de conformismo.

No es una concesión permisible en un derbi, menos aún con 0-1 y con un rival como el Atlético. No se rinde el equipo rojiblanco, no entra dentro de su mentalidad. Y había toda una segunda parte por disputarse, con el bloque local de nuevo con ambición y con movimientos, el de Yannick Carrasco por un gris Óliver al descanso.

El panorama del partido ya estaba redefinido. Necesitaba el Atlético un ejercicio de movilidad, precisión y paciencia con la pelota sobre el área contraria, con ocasiones de inicio de Fernando Torres y un puñado de intentos bloqueados por la defensa visitante, como si fuera un muro impenetrable para proteger su portería.

En el momento más inesperado, cuando todo parecía encaminado al 0-1, llegó en el minuto 82 el empate de Vietto

El Real Madrid ya había optado por el contragolpe, fiado a una destreza que maneja con solvencia, aunque mucho menos este domingo, que aún le guardó una sorpresa al partido, en el momento más inesperado, cuando todo parecía encaminado al 0-1, hasta el minuto 82, hasta que la zancada del colombiano Jackson provocó el empate.

Desde la banda izquierda se marchó de Álvaro Arbeloa, puso el balón en el área y un taconazo de Griezmann, una parada de Navas y un rechace después, el argentino Luciano Vietto se encontró con la ocasión de su corta carrera en el Atlético, el balón para el 1-1, para dar un punto a su equipo y firmar un empate retenido después por Navas, que tuvo que sacar a relucir de nuevo su enorme estado de forma para detener un tiro que iba dentro de Jackson Martínez.

Atlético de Madrid 1 - Real Madrid 1

1 - Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Filipe; Griezmann, Gabi, Tiago, Óliver (Carrasco, m. 46); Correa (Vietto, m. 57) y Fernando Torres (Jackson Martínez, m. 63).

1 - Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal (Arbeloa, m. 40), Varane, Ramos, Marcelo; Kroos, Casemiro, Modric; Isco (Bale, m. 65), Benzema (Kovacic, m. 76) y Cristiano Ronaldo.

Goles: 0-1, m. 9: Benzema cabecea un centro de Carvajal. 1-1, m. 82: Vietto remacha un rechace de Navas tras un remate de Griezmann.

Árbitro: Undiano Mallenco (C. Navarro). Amonestó a los locales Gabi (m. 16), Correa (m. 39), Juanfran (m. 59), Vietto (m. 79), Griezmann (m. 82) y Godín (m. 87), y a los visitantes Sergio Ramos (m. 22), Varane (m. 58), Casemiro (m. 60) y Arbeloa (m. 88).

Incidencias: partido correspondiente a la séptima jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Vicente Calderón ante 54.000 espectadores. Lleno.

Etiquetas