Público
Público

Todo empieza y acaba en Cristiano

El crack portugués alcanza, con sus dos goles en Estambul, los 50 en Champions y supera a Di Stéfano. El Madrid alineó por primera vez en su historia a solo un español

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Da igual el rival, da igual la circunstancia, da igual el estadio y da igual la trascendencia. Cristiano Ronaldo siempre surge. Y este año mantiene un idilio particular con la Champions. Anoche marcó otros dos goles. El primero, al inicio, para instalar al Real Madrid en el relax. El segundo para finiquitar la reacción del Galatasaray. Once tantos acumula ya en la presente edición, lo que le convierten en el máximo goleador de la competición, muy por delante de los ocho que llevan Yilmaz y Messi. 

Pero además, el luso empieza a asomar la cabeza en la lista de máximos anotadores de la Champions, la cual sigue encabezando Raúl González. El eterno capitán blanco, ahora en el fútbol catarí, sumó 76, incluido su último periplo en el Schalke. Entre todos los partidos de Copa de Europa, más las fases previas, Ronaldo ya ha alcanzado las 50 dianas con el Real Madrid y el Manchester United, por lo que asciende a la posición de Di Stéfano, que anotó los mismos goles en toda su carrera deportiva. Una cifra que le permite ser el duodécimo máximo anotador en la historia de las competiciones europeas, plusmarca que ha alcanzado por su gran acierto en estos últimos partidos. El portugués ha marcado en los últimos cinco partidos de forma consecutiva, algo que consigue por primera vez en su carrera.

Al término del partido, el portugués se mostró feliz por la clasificación pero crítico por haber permitido que el Galatasaray encajara tres goles en apenas quince minutos en la segunda parte.  'El partido se ha complicado por nuestra culpa. No podemos regalar nada y espero que esto haya sido un buen ejemplo para nosotros en el futuro. Tenemos que estar concentrados y pelear hasta el final', dijo Ronaldo en Televisión Española.

No obstante, el luso se mostró 'muy contento por la clasificación para las semifinales. Ahora vamos a esperar qué equipo nos toca', indicó. Sobre su gran estado de forma, afirmó: 'Me encuentro bien y hago mi trabajo, que es marcar'. Y, por último, mostró su satisfacción por su registro histórico de goles: 'Estoy motivado y muy feliz por entrar en la historia del Real Madrid. El equipo me da buenos balones y yo hago mi trabajo'.

El partido de anoche contra el Galatasaray también dio de sí no solo para comprobar el hambre voraz de Cristiano Ronaldo y la pájara blanca en la segunda parte. Además, pasará a la historia como la primera vez que el Real Madrid comienza un partido con solo un futbolista español en el once inicial. Un hecho inédito hasta ahora. El privilegiado en una alineación plagada de jugadores extranjeros fue el portero Diego López. Las bajas por sanción de Sergio Ramos y Xabi Alonso, unido a la ausencia inicial de Arbeloa, provocó tal circunstancia.

Precisamente, Arbeloa, que tuvo que saltar al campo a la media hora de juego debido a una lesión de Michael Essien, terminó expulsado en una jugada absurda en el segundo tiempo y no podrá jugar, por sanción, en la ida de semifinales.  El lateral español se llevó la tarjeta amarilla por una falta al final del encuentro y comenzó a hacer gestos con el dedo en la cabeza y diciendo directamente al colegiado francés Lannoy que estaba loco. Una actitud impropia de un jugador de su experiencia y le que le valió la segunda amarilla al instante.

La expulsión no alteró en nada el devenir del encuentro pero conlleva la sanción de cara al partido de ida de semifinales, lo que unido a la lesión de Essien, de la que se conocerá el verdadero alcance este miércoles, supone un problema serio para Jose Mourinho.