Público
Público

La enigmática sequía de Torres con La Roja

El Niño ha marcado 24 goles en 74 partidos con España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España carga con un viejo enigma que no consigue resolver. ¿Por qué los goles de Torres no asoman en la selección al ritmo que aparecen con la camiseta del Liverpool? Del Bosque, justo antes de partir hacia Suráfrica, no le encontraba una explicación. 'Bueno, no ha metido goles en la clasificación, pero sí en los amistosos. No encontramos ningún motivo a esa sequía. Viene siempre muy motivado aquí. Pero no, no le encuentro motivos más allá de lo que es un goleador'.

Los números hablan por sí solos, sobre todo si se cruzan los del Niño (24 goles, en 74 partidos) con los de Villa (40, en 61). Y efectivamente se vuelven alarmantes cuando se trata de competición oficial. En la fase de clasificación para este Mundial, Torres ni marcó. El asturiano hizo siete. 'Es que Villa es un jugador egoísta ante el gol', decía Del Bosque, 'de muy buen golpeo. Son distintos. Uno es de jugar más al pie y el otro más al espacio. Fernando tiene esa velocidad que facilita mucho la labor a los centrocampistas, pero el otro es de más seguridad ante el gol'.

La sequía del autor del gol que le dio a España en la Eurocopa 2008 sigue instalada en este Mundial. El Niño no vio puerta en los minutos que jugó a la desesperada ante Suiza y tampoco ayer frente a Honduras. Tuvo ocasiones de todos los colores, pero no concretó ninguna. Torres tiene el atenuante de salir de una lesión, pero físicamente se le vio bien. Fue en la definición donde falló. De cabeza y con el pie, tras jugada individual o recibiendo un pase lateral o vertical. La ansiedad le pudo, la precipitación, el afán por llegar antes al gol que al remate.

'Es un chico muy avezado', afirmó ayer Del Bosque, 'no me preocupa. Está bien físicamente y nos da otras posibilidades. Hay que confiar en que tenga el mayor tino posible. Pero sabemos que el último toque es lo más difícil'. El seleccionador descarta que sea un problema del asistente, 'ya que aquí hay pasadores excepcionales', ni del estilo de juego de la selección con respecto al que desarrolla en el Liverpool. El misterio continúa.