Público
Público

Envenenada espera de la primera cita

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España necesita un partido. Que el fútbol tome de una vez el mando. Que se acaben los entrenamientos de pretemporada' y la falta de noticias y que la competición lo domine todo. España vive en zona de riesgo, en ese periodo vacío de contenido que se devoró tantas otras selecciones españolas, cuando el vértigo hacía herida y terminaba por generar conflictos, miedos y autodestrucción. Aunque eran tiempos de los que este equipo, eso sí, parece curado. Porque ahora no se buscan enemigos que no existen ni coartadas para anticiparse a lo peor.

Esta selección vive tranquila, demasiado tranquila. Intacta a las mal llamadas agresiones del entorno. Ni el fugaz debate de la portería (aunque a Casillas se le ve raro y arisco, distante) ni el resbalón de las primas han causado rasguños. La goleada ante Polonia, además, despejó las dudas a las que invitaron los dos primeros amistosos. A la selección se la siente favorita y se la teme, pero está costando esperarla. Van pasando candidatos y partidos y el debut de España no llega.

A su alrededor, no se genera más murmullo que el exagerado runrún de las lesiones. Porque hasta en eso a la selección le están llegando en miniatura. Se quedan en casi. Sólo el problema muscular que aún tiene de baja a Iniesta, más por repetido que por grave, genera cierta incertidumbre. Y sobre él giran los comentarios. Si va a llegar ante Suiza o si es un riesgo que llegue. Médicamente estará disponible desde hoy (ayer se entrenó un rato con balón junto a sus compañeros). El seleccionador, en una declaración en clave anímica, asegura que será titular.

Las alternativas, en todo caso, están preparadas. Mata ensayó ayer en un ataque que suena bien, junto a Silva y Villa. Y está Pedro, que, como ya pasó este año en el Barça, no cuenta ni se le nota, pero al final aparece en todas las combinaciones. Del Bosque también ha caído rendido: 'Seguridad ante el gol. Es obediente, ha sabido estar cuando tenía poco protagonismo, después cuando tenía más y luego, cuando ha sido titular. Ha ayudado a Alves en el trabajo defensivo. Y siempre se ha manifestado con corrección'. Pedro ha enseñado su gol decisivo en todos los partidos importantes de todas las competiciones. No hay quien le sujete. El Mundial también le conocerá.