Público
Público

El equipo más solidario de la Euroliga

El programa ‘One Team’ utiliza el baloncesto para ayudar a comunidades sociales en riesgo de exclusión. Aquí todos juegan con la misma camiseta a favor de los más necesitados.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 2
Comentarios:

El proyecto 'One Team' de la Euroliga ayuda a colectivos desfavorecidos.

Los focos del deporte de élite y las grandes competiciones no pueden ocultar algunas delicadas realidades sociales que vive nuestro mundo a día de hoy. Ahora bien, los deportistas de alto ‘standing’ y esos espectaculares torneos que asombran al mundo pueden ayudar a paliar en cierta manera esas situaciones infrahumanas que siguen existiendo entre nosotros. Se trata de una responsabilidad social (a veces corporativa, otras individual) que los referentes del mundo del deporte afrontan para ayudar a los más desfavorecidos. Es el caso de la Euroliga, entidad que aglutina las dos grandes competiciones de baloncesto en el ‘Viejo Continente’ -Euroliga y Eurocup- y que, a través de su programa ‘One Team’, busca apoyar a la gente necesitada.

Detrás de los mates de Randolph, las asistencias de Teodosic, los triples de Spanoulis o los rebotes de Felipe Reyes existe todo un entramado fuera de la competición que quizá el aficionado de pie no conozca en profundidad. La espectacularidad de la competición está fuera de toda duda, la calidad de los contendientes y el respaldo del aficionado se ve cada semana en todas y cada una de las canchas, pero hay algo más allá de los 40 minutos de juego. Euroliga es consciente de la repercusión y el alcance que tiene, y lo quiere utilizar no sólo para hacer negocio, sino para echar una mano a todos aquellos que no han resultado privilegiados en la vida.

Es por esto que los colectivos en riesgo de exclusión social son el gran foco de atención del citado programa ‘One Team’. Todo comportamiento que pueda amenazar la cohesión de una comunidad está dentro de esta iniciativa. Niños con problemas de integración, discapacitados, aquellos que sufren discriminación por motivos de raza o género, drogodependientes… Todos ellos pueden encontrar en el baloncesto ese espacio de unión y de respeto que una sociedad necesita. Pero esto no queda aquí, ya que el trabajo se amplía a orfanatos, escuelas en zonas pobres, centros de refugiados o centros de internamiento para jóvenes.

Así, los 28 equipos que componen la Euroliga (16 de Euroleague y 12 de Eurocup) participan en esta gran iniciativa que viene funcionando desde hace ya varias temporadas. Un total de 10 países se encuentran dentro del programa, lo que provoca que la inmersión sea lo suficientemente profunda como para que esto vaya calando entre la sociedad europea. De forma directa o indirecta, hablamos de más de 12.000 participantes en este proyecto, donde jugadores y entrenadores (medio centenar) ejercen de grandes embajadores.

Ex estrellas del baloncesto europeo en un acto junto a niños en la pasada Final Four de Berlín.

Los clubes dan ejemplo

Cada entidad miembro del entramado de la Euroliga participa en ‘One Team’ de la siguiente manera. Eligen un colectivo al que ayudar y, a través de la metodología ya preestablecida, transmiten valores relacionados con el baloncesto (y otros fuera del propio deporte) que van a servirles para aplicar en la vida real y superar su delicada situación actual. Multitud de actividades donde estas personas conviven con las grandes estrellas y aprenden a superar y a vencer sus miedos. La propia entidad de la máxima competición continental establece talleres periódicos para valorar los avances y mejoras que se puedan aplicar al programa.

Cada temporada se establecen los denominados ‘workshops’, donde los clubes representativos de ambas competiciones, junto con sus embajadores, exponen sus respectivos programas de ayuda y colaboración. Estos son evaluados por la propia Euroliga para conocer los diversos avances que se han venido efectuado en los últimos meses.

Y otro de los grandes momentos del programa queda focalizado en la 'One Team Week'. Se trata de la semana donde todos los equipos exponen públicamente su trabajo en este gran proyecto. Todas las entidades locales o regionales que se han visto beneficiadas por esta iniciativa tienen su protagonismo en todos los partidos de esa jornada. Una manera de que estas personas sean, al menos por un día, las grandes estrellas mediáticas del baloncesto europeo.

Gran alcance y repercusión mediática

Tras cuatro años de intenso trabajo, 'One Team' sigue creciendo para beneficio de todos. Y es que, gracias a eventos como los 'Global Games', el alcance no sólo se queda en el 'Viejo Continente' sino que abarca otras zonas del planeta con las mismas necesidades, o incluso mayores, que las que tenemos aquí.

El resultado de todo esto es una red de alcance que ya posee unos números francamente positivos. Así, en la última temporada, casi 300.000 personas se han unido a la red social Facebook para conformar una familia de casi 3 millones. Si lo trasladamos a Twitter, esa cifra se ve incrementada hasta los 4 millones. Y a eso añadir, los más de 2 que siguen la iniciativa a través de Instagram o los cientos de miles de espectadores que cada jornada siguen las competiciones de Euroliga y Eurocup.

Sin duda, una responsabilidad social corporativa que el máximo organismo del baloncesto europeo a nivel de competiciones se ha tomado muy en serio y que quiere perpetuar en el tiempo. Es la mejor manera para que deporte y sociedad se sirvan unos de otros para hacer un mundo mejor cada día.

Revista Elite Sport para PC

Descarga la app en Google Play

Descarga la app en Apple Store