Público
Público

Los equipos, decepcionados

La FIA rechazó su propuesta para cambiar la puntuación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La asociación de equipos de Fórmula Uno (FOTA) hizo público un comunicado en el que expresa su 'decepción y preocupación' por las decisiones 'unilaterales' adoptadas este martes por el Consejo Mundial de la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

La FIA rechazó la propuesta de la FOTA de cambiar el sistema de puntuación (12-9-7-5-4-3-2-1 en lugar de los actuales 10-8-6-5-4-3-2-1), y anunció que en el 2009 el campeonato se decidirá en favor del piloto que tenga un mayor número de victorias.

Los equipos consideran que con las nuevas reglas 'se corre el riesgo de ir en perjuicio de la esencia la Fórmula 1 y de los principios que hacen de éste uno de los deportes más populares'. La FOTA considera que 'es necesario estudiar a fondo la nueva situación y hacer todo lo posible para mantener un reglamento estable exento de continuas modificaciones que confundan a los constructores, equipos, público y patrocinadores'.

Por otra parte, la FIA aprobó la petición del equipo Brawn GP del cambio de nombre de la escudería de la que es heredera, Honda Racing, que se retiró del Mundial. El Consejo Mundial aceptó la petición de Brawn GP, equipo al que considera 'un nuevo inscrito' en el campeonato.

'El contrato que el equipo tenía con la FIA estipulaba que competiría con el nombre de Honda, algo que ésta no está en disposición de hacer', señala la FIA, que también desvela que 'la fianza para la inscripción ha sido satisfecha'.

'Si no puedo conseguir un volante y si no puedo subir al coche para entrenar, me iré a otra categoría en la que me pueda divertir más, sin ningún problema. La vida no se acaba en la Fórmula 1', declaró el lunes durante un encuentro con periodistas españoles en la sede de su equipo, McLaren, en Woking, al sur de Londres.

Fue una premonición. Este martes, apenas unas horas después, la FIA recortó los entrenamientos y prácticamente obliga al español, y a los demás pilotos probadores, a buscarse otro futuro profesional.

En 2009, las escuderías sólo podrán entrenar ocho días y, concluido el Mundial, ni los pilotos oficiales ni los que hayan probado cuatro días en los dos años anteriores podrán conducir de nuevo. Una regla que condena a De la Rosa.

El español lamentó que el cambio en la normativa le obligue a trabajar únicamente con el simulador. 'Esto', explicó, 'es lo que me va a marcar para decidir si voy a seguir o no. Si al final no conduces el coche, sólo unos pocos días al año. Yo he hecho más de 40 días de entrenamiento en pista algunas temporadas, por lo que lo de ahora para mí es ridículo'.

De la Rosa, de 38 años, admitió también estar 'cansado' de hablar de otros pilotos y lamentó que la edad sea para algunos equipos la principal prioridad, dejando a un lado otros detalles como la experiencia o incluso el estado físico y mental.