Público
Público

"Aún estoy en la escuela si me comparo con Lorenzo"

Marco Simoncelli. Piloto de MotoGP. Italiano, indomable, afable, agresivo, de imagen simpática. No es Valentino Rossi, sino el mejor novato de la máxima categoría

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Su alocado pelo y voz de niño le convierten en un producto único en el paddock. 'Con esto (señalándose los rizos) sé que nunca seré invisible', asegura Marco Simoncelli (Cattolica, 1987). En su primer año en MotoGP, aterriza en Japón como el mejor rookie de la categoría. En Motegi busca su mayor objetivo de la temporada: subirse al podio.

¿Cómo valora su añoen el debut de MotoGP?

Esperaba que fuera difícil, pero, en determinados momentos, ha sido más de lo que había pensado. En 250 cc, no más de cuatro o cinco pilotos éramos los que íbamos fuerte, los que podíamos ganar una carrera, pero en MotoGP todos son rápidos, valientes y, en cierta manera, un poco locos.

¿Por qué lo dice?

Porque cuando sientes que no se puede apurar más en una curva, siempre aparece alguien que te está metiendo la rueda por un sitio por el que es imposible pasar. Especialmente, los tres o cuatro que siempre están en cabeza. Para mí, rodar junto a ellos es hoy en día un desafío a la física.

¿Qué ha tenido que cambiar de su pilotaje?

Especialmente mejorar mi agilidad y maniobrabilidad encima de la moto para poder alargar la frenada en determinadas trazadas. A diferencia de 250 cc, en MotoGP, la moto te exige constantemente, no te puedes relajar en ningún momento. Esa obligación de mantener siempre el nivel máximo de concentración está reeducando mi agresividad.

¿En qué sentido?

En MotoGP no sirve de nada un par de episodios de agresividad en una vuelta, hay que serlo siempre, pero siendo, a la vez, más consecuente que en el resto de categorías, con la peligrosidad de estas motos. Cuanto más corre una moto, más daño te puedes hacer.

Un campeón en MotoGP,¿se construye con dineroo con experiencia?

Sin duda, con dinero, porque te permite tener la mejor moto. Es cierto que tener la mejor moto no te asegura ganar, pero también que con la mejor moto le es más sencillo al piloto llegar al equilibrio.

Al lado de Rossi, Lorenzo, Stoner o Pedrosa, ¿se siente muy novato?

Sin duda. En comparación con ellos, siento que estoy en primer curso de la escuela. Cosas que a ellos les sale de forma natural, yo, cuando llego al box, me paro para pensar cómo las hacen y así mejorar. Pero una cosa es estudiar su pilotaje y otra cosa es poder llevarlo a cabo. Sé que todavía estoy lejos de su nivel.

¿Cuándo piensa que puede codearse con ellos?

Sinceramente, no lo sé. Para mí, sería importante poder conseguir un podio antes de que acabe el campeonato. Pero, aunque lo lograra, eso no significaría que les he alcanzado. Simplemente, sería el premio a una evolución. Un buen día, nada más. Sería un error obsesionarme con estar pronto al nivel de Lorenzo, Pedrosa, Rossi o Stoner.

¿En qué siente que ha evolucionado más?

Quizás en la forma de leer las carreras. Desde Sachsenring empecé a sentirme más acoplado con la moto y a disfrutar con las carreras. Además, las mejoras que hemos ido recibiendo de Honda también me han ayudado en el pilotaje. En Laguna Seca montamos la electrónica nueva y enseguida sentí que necesitábamos una puesta a punto diferente. A principios de año, por ejemplo, no me hubiera dado cuenta tan rápido de ese detalle.

En tres años, Lorenzoha pasado de rookie'de la categoría a candidato al título. ¿Es un modeloa seguir?

Sin duda. La trayectoria de Jorge en MotoGP ha sido increíble. Desde el primer año ya estaba luchando por podios y victorias. Es cierto que siempre ha tenido una moto muy buena, pero él ha añadido mucho trabajo a su pilotaje para hacerse un hueco entre los importantes.

¿Justo campeón?

Sí, por supuesto. Ha sido el mejor del año y eso se traduce en la importante diferencia de puntos que siempre ha tenido ante Pedrosa.

El resultado hubiera sido otro sin la grave lesiónde Rossi en Mugello...

No lo tengo del todo claro. La caída en Mugello, sin duda, cerró el título a Rossi, pero creo que condicionó mucho más el campeonato que Valentino no empezara al cien por cien. En las primeras carreras tenía mal la espalda (sufrió una caída en pretemporada practicando motocross) y eso impidió ver al Valentino al que estamos acostumbrados.

Hay voces que aseguran que este título tiene menos valor porque Rossi no estaba en condiciones. ¿Qué opina de esta corriente?

Que no tienen razón. Es injusto decir que este título vale menos porque Rossi no haya sido el de otros años. No sólo se menosprecia con ello a Lorenzo, sino también a Pedrosa y a Stoner, que son grandes pilotos y rivales de Jorge. Al final, el título siempre lo gana el mejor.

¿Hay vida en Italia tras Rossi?

La hay, pero más anónima. Los pilotos italianos vivimos una situación similar a la que podían vivir los futbolistas argentinos en la época de Maradona. Valentino es el punto de referencia de todo. De los fans, patrocinadores, medios de comunicación... Pero no sólo en Italia, en muchos sitios del Mundo sucede lo mismo.

¿Es difícil no idolatrarlo?

Sí, y no sólo por su forma de pilotar. Tiene una forma de ser única. Es alegre, divertido y un amigo que se hace querer. Era mi ídolo cuando yo corría en minimoto.