Público
Público

España cae con estrépito ante Lituania

Los anfitriones del Europeo dominaron

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lituania salió desbocada. Los anfitriones del próximo Europeo se tomaron el encuentro ayer con seriedad, desde el primer minuto. España, blanda, sin energía, se vio superada rápidamente. Mediado el segundo cuarto, los lituanos contemplaban el marcador (42-26 a su favor) con desahogo y hasta con sorpresa. España, que no llegaba al 30% en tiros de dos, estaba fuera del partido. Hasta ese momento, Scariolo había dispuesto en la cancha mayoritariamente quintetos defensivos.

Pau y Marc jugaron juntos en el segundo cuarto. Hubo atisbos de recuperación con un parcial de 5-0 a favor de España gracias a la eficacia de los dos hermanos bajo el aro. De hecho, la única estadística favorable para los españoles eran los rebotes. Pero los locales leyeron rápido el mensaje. Cada vez que Pau iba a recibir el balón ya tenía encima dos lituanos. España llegaba al ecuador del partido con una situación muy extraña. Ni Pau ni Navarro habían conseguido una sola canasta en juego.

En la segunda mitad Lituania movió el banquillo pero no modificó su guión. El colchón de ventaja seguía bien mullido (59-42 a cinco minutos en el ecuador del tercer cuarto) para el equipo anfitrión, que ya mira el Europeo con seguridad.

Marc Gasol fue el responsable de un parcial de 9-0 que fue metiendo a España en el partido. A dos minutos del final del tercer cuarto, los de Scariolo (61-52) se acercaron a nueve puntos. Los lituanos, que perderían este parcial por 25-15, se cargaban de personales.

Ricky Rubio fue asumiendo la responsabilidad del equipo español a medida que pasaban los segundos. Pero los lituanos eran un muro. La envergadura de Valanciunas (un joven pivot que dará mucho que hablar en el Europeo) y el tiro exterior seguía funcionaban sin fisuras. España, por el contrario, mostró muchas lagunas defensivas al final. Scariolo tiene mucho trabajo por delante para afinar en defensa.

A tres minutos del final, un triple de Navarro (que no estuvo acertado ayer ni en los tiros cercanos) volvía a introducir a los de Scariolo en el partido (78-71). Pero los lituanos no fallaron. Valanciunas se convirtió en decisivo en los últimos latidos del choque. El equipo que dirige Kemzura, bronce en el último Mundial, cobra fuerza en las apuestas para el oro. Faltan doce días.