Publicado: 19.09.2016 09:06 |Actualizado: 19.09.2016 09:06

España cierra los Juegos Paralímpicos con 31 medallas y en el puesto 11

Las últimas medallas llegaron de la mano del maratón. Elena Congost se colgó el oro en la clase T12 mientras que Alberto Suárez y Abderrahman Ait fueron plata en T12 y T46.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La española Elena Congost cruza la línea de meta en el maratón de los Paralímpicos. /EFE

La española Elena Congost cruza la línea de meta en el maratón de los Paralímpicos. /EFE

El equipo español concluyó su participación en los Juegos Paralímpicos de Río 2016 con una cosecha total de 31 medallas (9 oros, 14 platas y 8 bronces) en seis deportes: atletismo, baloncesto en silla de ruedas, ciclismo, natación, tenis de mesa y triatlón.

Con este resultado, España mejora su actuación con una medalla de oro más respecto a los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, en los que acabó decimoséptimo en el medallero (8 oros, 18 platas y 16 bronces). De las 31 medallas españolas, 15 llegaron en pruebas masculinas (cinco oros, siete platas y tres bronces), 15 en competiciones femeninas (cuatro oros, siete platas y cuatro bronces) y una en categoría mixta (de bronce).



Las últimas medallas de España llegaron de la mano de los maratonianos. Elena Congost fue la gran protagonista de la delegación española en la última jornada de competición, donde la catalana se coronó brillantemente en la clase T12, mientras que también hubo platas de Alberto Suárez y Abderrahman Ait.

Congost dominó con autoridad su carrera para colgarse el noveno metal dorado de España en la cita, y el 31 en total, mientras que Suárez y Ait fueron segundos en las clases T12 y T46, respectivamente, en unos maratones de extrema dureza por el calor y la humedad.

El botín podría haber sido incluso mayor ya que el gallego Gustavo Nieves lideraba con una buena ventaja la carrera de los T12 pasados los 30 kilómetros, pero las condiciones en el Forte de Copacabana le terminaron por pasar una factura demasiado cara, con desmayo incluido y fin al sueño incluso del oro. Carmen Paredes, en T12, tampoco pudo terminar.

Congost, flamante campeona paralímpica

Elena Congost, de 28 años, vio recompensado todo su esfuerzo en este ciclo en el que ha pasado de ser mediofondista a maratoniana. De hecho, hace cuatro años en Londres, fue plata en el 1.500, pero ahora quería subir al podio de la prueba más exigente del atletismo, avalada por su condición de subcampeona del mundo.

Congost firmó la carrera perfecta. Desde el principio salió con un ritmo muy fuerte, con el que abrió rápidamente brecha con sus rivales, mientras que Carmen Paredes aguantaba entre las mejores, antes de desfondarse y tener que dejar la prueba.

El paso de los kilómetros fue reafirmando el poderío de la catalana, que al paso por la mitad de la prueba ya sacaba más de dos minutos a su más directa rival en ese momento, la brasileña Edneusa de Jesús Santos. Ni el cansancio, y ni el calor ni la humedad reinante, pudieron con una Congost que pudo saborear su gran triunfo con un tiempo de 3:01.43, con más de cinco minutos de ventaja sobre la plata, la japonesa Misato Michishita.

Platas para Ait Khamouch y Alberto Suárez

Por su parte, en las carreras masculinas, las miradas estaban puestas en el nacionalizado Abderrahman Ait Khamouch, actual plusmarquista mundial, pero que no pudo acercarse a esa marca de 2:26.54, lastrado por algunas molestias físicas, conformándose con otra plata como la conseguida hace cuatro años en Londres.

Finalmente, la racha de medallas en el maratón la completó Alberto Suárez, también plata en la clase T12, en una carrera dura y que terminó con el asturiano en la clínica tras finalizarla por el extenuante esfuerzo y con Gustavo Nieves fuera tras desmayarse brevemente cuando iba líder destacado.