Público
Público

España debuta el día que Suráfrica recuerda la matanza de Soweto

Mañana, 16 de junio, es fiesta nacional por el Día de la Juventud

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El debut de Chile, España y Honduras en el Mundial coincide con una jornada festiva en Sudáfrica, ya que el 16 de junio se celebra el país el Día de la Juventud, que conmemora la matanza de más de doscientos jóvenes negros por parte de la Policía en las calles de Soweto en 1976.

En esta jornada festiva se van a disputarán los partidos Honduras-Chile y España-Suiza, pero también Uruguay jugará su segundo encuentro del torneo. Lo hará ante el equipo anfitrión, Sudáfrica, que contará con la ventaja de poder encontrar un mayor apoyo de su público al ser esta jornada no laborable.

El Día de la Juventud es una de las fiestas nacionales del calendario sudafricano, por lo que a lo largo de la jornada habrá menos gente por las calles y los centros públicos se encontrarán sin actividad, como si de un domingo se tratara.

La fiesta fue instaurada tras la llegada de la democracia para conmemorar la matanza de alrededor de doscientos estudiantes de raza negra que se manifestaban para reivindicar mejoras sociales, en general, y de índole académico en particular, en un acto en el que tomaron parte más de 10.000 jóvenes hace ya 34 años.

En 1976, el país vivía bajo el régimen del 'apartheid' y un año antes, en 1975, el porcentaje de inversión del Estado en la enseñanza de un alumno blanco era quince veces superior a la que se realizaba con un alumno de raza negra.

Todas aquellas protestas contribuyeron a mejorar ligeramente la atención del Gobierno del país hacia los estudiantes negros, pero se llevaron la vida de cerca de doscientos jóvenes y niños, entre ellos Hector Pieterson, de doce años, que pasó a la historia por una célebre fotografía realizada por el reportero gráfico Sam Nzima.

Este niño fue sólo uno de los muertos que se registraron en el ataque policial realizado en Soweto, el principal 'township' o barrio marginal de los alrededores de Johannesburgo, donde muchos de los cadáveres aparecieron con disparos en la espalda.

Aquella matanza ocurrió a no demasiadas kilómetros de donde ahora se encuentra el Soccer City, principal estadio del Mundial, en el que se disputó el partido inaugural y tendrá lugar la final.

Por este motivo, en los últimos años del pasado siglo se instituyó esta jornada festiva, pensada tanto para no olvidar lo que ocurrió en Soweto en junio de 1976 como para dar un impulso a las generaciones que han nacido en el país después de aquel suceso y después de la llegada de la democracia.

Pese a ello, la festividad está mucho más arraigada entre la población de color del país, que se aproxima al noventa por ciento, que entre el diez por ciento de los blancos.