Público
Público

España se desquita con Australia

España trata de olvidar su fracaso con una goleada (42-10) ante Australia, la selección más floja del Mundial.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hay escenas que duelen e imágenes que laceran el orgullo del deportista.

Mientras Francia, majestuosa, confirmaba ante Suecia su firme candidatura a alzarse con la corona mundial que pone en juego este campeonato (28-21), España purgaba, en Pula (Croacia) y ante Australia, sus pecados.

Da igual que la selección dirigida por Valero Rivera le diese una soberana paliza a los australianos (42-10). Y que el marcador le permitiese igualar el récord histórico de diferencia de goles (32), registrado también ante Australia, en 2005. La desastrosa y decepcionante actuación de la selección en la primera fase del torneo la ha condenado a batirse con equipos que no pintan nada en la élite mundial.

Disputar la Copa Presidente, ese invento que ofrece la 13ª posición como mejor premio, representa un suplicio más que una penitencia para un grupo que, en su día (en el no tan lejano 2005), fue coronado como el mejor equipo del mundo. De aquel colectivo, quedan aún unos cuantos supervivientes (Barrufet , Hombrados, Juanín, Iker, Entrerríos, Rocas y Garabaya), pero apenas nada del espíritu que llevó al conjunto dirigido por Juan Carlos Pastor a arrollar a Croacia (40-34) en la final de Túnez.

También entonces, España, con un 51-19, firmó ante Australia su primer récord histórico de diferencia de goles. Aquello fue un paso en el camino español hacia un triunfo inesperado. La paliza de ayer, un trámite obligado para resolver lo más airosamente posible una situación no menos inesperada que aquélla.

Llamada a iniciar un nuevo ciclo, España se ha quemado en las cenizas del viejo, que aún ofreció un bronce olímpico en Pekín. A Valero -el nuevo presidente de la Federación, Juan de Dios Román, ha asegurado que su cargo no está en cuestión- le tocará ahora dirigir la refundación en un complejo proceso de clasificación para el Mundial de 2011.