Público
Público

España se mete en su segunda semifinal olímpica tras derrotar a Croacia

La selección española de baloncesto se ha clasificado para su segunda semifinal olímpica tras derrotar a Croacia (72-59) en un encuentro trabajado desde su arranque. Gasol, con 20 puntos, fue determinante 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España regresó a las semifinales de los Juegos Olímpicos veinticuatro años después de la primera y única ocasión que las ha disputado (Los Angeles'84), con un claro triunfo sobre Croacia que le asegura una doble oportunidad de medalla, bien en la final, bien en el partido por el bronce, un logro que también merece sitio reservado en los anales de la histora.

La defensa amarró el pase a la primera semifinal olímpica de España desde Los Angeles'84, que abrió las puertas de la única final de la historia con un triunfo sobre la mítica Yugoslavia de la década de los ochenta. Hace cuatro años, en Atenas, el estadonidense Stephon Marbury bombardeó a la selección nacional desde el arco de triples y le endosó la única derrota del campeonato. Eran los cuartos y bajó a España al séptimo puesto.

Los Juegos han sometido a los campeones del mundo a todo tipo de pruebas, desde un debut contra los subcampeones mundiales (Grecia), hasta una remontada y un triunfo en la prórroga frente a los anfitrones (China), un duro correctivo ante los Estados Unidos y, fuera de la propia competición, numerosas complicaciones físicas de distintos hombres.

El caldo de cultivo ha contribuido, por tanto, a que los internacionales de Aíto García Reneses esperasen a Croacia con las garras afiladas. Sin olvidar que los hombres de Jasmin Repesa les ganaron por un punto en el último partido de la primera fase del Europeo 2007, en Sevilla, mediante un triple sobre la bocina del madridista Marko Tomas.

España les tenía ganas y tenía ganas a la eliminatoria de cuartos. Quería sacarse dos espinas profundamente clavadas, evitar que se enquistaran. Extrajo la cabeza de ambas con defensa y un Pau Gasol rompedor dentro de la zona croata desde el primer balón. Croacia, sin Marko Popovic por lesión -fascitis plantar en el pie izquierdo-, chocaba una y otra vez con el muro levantado delante del aro español.

Ahora, sólo queda Lituania antes de poder pasar a la gran final. Viejos conocidos de la afición española como Jasikevicius, Siskauskas, Jasaitis o Kaukenas se erigieron en los protagonistas de su duelo ante China que se rompió al final del segundo cuarto y donde el acierto exterior marcó las diferencias frente a la selección de Yao Ming, que se despide de la competición. 

En zona, en individual o, incluso, en presión en todo el campo, la selección nacional asfixió al peligroso conjunto de Jasmin Repesa, liberado de cualquier presión desde que consiguió clausurar doce años de ausencia en los Juegos -no participaba desde Atlanta'96- a través del Preolímpico de Atenas.

Pau Gasol disputaba el partido número cien con la camiseta de la selección española y lo celebró a lo grande. En el primer tiempo jugó doce minutos y anotó catorce puntos, un promedio superior al punto por minuto. Se sentó en el banco con diez puntos de renta para España y el choque encarrilado (29-19).

Además, la principal virtud de los croatas, el tiro de larga distancia, también fracasó contra la actividad defensiva española (uno de once a los veintiséis minutos). Todos los aspectos del encuentro, ya fueran emocionales o numéricos -pese a que las estadíticas daban poco lustre, con porcentajes en la lanzamiento más bien normalitos tirando a flojos- sonreían a España. Un 47-28 (m.26) plasmó la máxima diferencia del choque ya dentro del tercer cuarto. Croacia empezó a desesperarse, a pensar que la única opción que le quedaba consistía en endurecer el juego, en llevar el juego al terreno de lo físico. Con dos de trece en triples (50-36 m.29), poco más podía intentar.

Ahora, España tardó en cerrar la contienda. Pudo haberlo hecho en el tercer periodo, pero lo dejó pendiente (51-38) y un triple de Marko Tomas en la salida del último corte (51-41) sugirió unos segundos de duda que, inmediatamente, volaron al limbo en sendas acciones de Rudy Fernández, Pau Gasol y Alex Mumbrú (59-41 m.32).

España ya no volvió a complicarse la vida. Caminó con paso firme hasta las semifinales. Puso un pico de veintidós tantos en el marcador (63-41 m.35) y accedió plácidamente a las semifinales. Otros cuartos malditos, los olímpicos, han terminado bajo el pie de la selección española.

72 - España (22+15+14+21): Ricky Rubio (3), Rudy Fernández (8), Jiménez (-), Garbajosa (8), Pau Gasol (20) -cinco inicial-, Mumbrú (7), Calderón (10), Berny Rodríguez (-), Reyes (13), Raúl López (-), Marc Gasol (3) y Navarro (-).

59 - Croacia (11+15+12+21): Ukic (7), Rozic (4), Tomas (7), Banic (15), Barac (-) -cinco inicial-, Prkacin (1), Kus (7), Planinic (12), Nicevic (2) y Loncar (4).

Árbitros: Zavlanos (GRE), Sudek (SVK) y LaMonica (ITA). Sin eliminados.

Incidencias: Encuentro correspondiente a las eliminatorias de cuartos de final del torneo de baloncesto femenino de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 disputado en el pabellón Wukesong ante unos 11.000 espectadores. El Duque de Lugo, Iñaki Urdangarín, y el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, presenciaron el encuentro desde el palco en compañía del presidente de la Federación Española de Baloncesto, José Luis Saez.