Publicado: 28.03.2016 17:10 |Actualizado: 28.03.2016 17:20

España pincha en hueso en los amistosos fuera de casa

La vigente campeona continental deja, a dos meses para la Eurocopa, una imagen alarmante. Solo algunos jugadores han destacado. Desde agosto de 2013 no gana fuera de sus fronteras a un equipo local.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Paco Alcácer es derribado anoche por el rumano Dragos Grigore. /EFE

Paco Alcácer es derribado anoche por el rumano Dragos Grigore. /EFE

MADRID.- La selección española, que tratará de agrandar en Francia 2016 su historia y obtener su tercer título continental seguido, sigue teniendo un lunar relativo en los amistosos como visitante. Los empates ante Italia (1-1) en Udine y Rumanía (0-0) en Cluj han dejado un poso de cierto sinsabor y de deficiencias que hasta el propio seleccionador, Vicente del Bosque, ha reconocido cuando la Eurocopa está ya a las puertas. 

Los dos empates han mostrado a una selección plana, carente de chispa, con un estilo desdibujado y con un alarmante porcentaje de errores por parte de jugadores que se encuentran alejados de su mejor momento. Tan solo se han podido desprender conclusiones de algunos futbolistas, precisamente aquellos que se están jugando un puesto de titulares en Francia o que pelean por estar en la lista del 17 de mayo.



Del Bosque mostró su descontento con el juego exhibido por los suyos anoche tras en el encuentro en Rumanía: "No estamos del todo conformes en cómo han ido los dos partidos, hemos tenido momentos buenos, pero nos ha faltado profundidad, sobre todo en las bandas". Y apuntó a la ausencia de Busquets y de Iniesta como un factor determinante en la pobre imagen mostrada, por lo que sí confió en que con ellos el juego de la selección se verá mejorado.

Lo cierto es que tan solo faltan dos meses para la disputa de la Eurocopa y las dudas se agolpan en la libreta de Del Bosque y la afición comienza a temer que el fiasco del Mundial de Brasil se repita en Francia. La vigente campeona de Europa no está demostrando una idea clara de juego y necesita recuperar la frescura y la velocidad de ideas que le auparon en citas anteriores.

El tiempo de los experimentos se agota. A España le quedan solo tres amistosos para acabar de preparar su participación en la Eurocopa. Ninguno será en territorio adverso. Dos de ellos, se jugarán en campo neutral, ante Bosnia en St. Gallen (Suiza) y frente a Corea del Sur en Salzburgo (Austria), y el último en Getafe ante Georgia.

Estos dos amistosos en terreno foráneo han hecho saltar la alerta, pero lo cierto es que mirando las estadísticas, en los últimos años la Roja ha sacado provecho de los amistosos como local, con 'accidentes' puntuales, pero como visitante ante equipos locales el rendimiento ha bajado notablemente.

La consecución del segundo título continental en Viena en 2008 dio paso a un par de años pletóricos, de una selección imparable que acabó por coronarse campeona mundial en Sudáfrica 2010. Tras el gran éxito universal España volvió por sus fueros, a su línea habitual en los amistosos. Triunfos generalizados en casa y sufrimientos en los desplazamientos.

En el primer partido tras el título alcanzado en el Soccer City ante Holanda, la Roja jugó en agosto un amistoso en México, donde David Silva salvó un empate (1-1) en la prolongación, y en los dos siguientes encuentros no competitivos sufrió sendos severos repasos ante Argentina (4-1) en Buenos Aires y Portugal (4-0) en Lisboa. Italia venció a España en agosto de 2011 en el estadio San Nicola de Bari (2-1) e Inglaterra hizo lo propio en noviembre de 2011 en Wembley (1-0).

A la par, los amistosos disputados en terreno 'neutral' sí que se saldaron con marcadores positivos para los hombres de Del Bosque, que agrandaron su historia en la Eurocopa de Polonia y Ucrania y revalidaron su título con gran brillantez.

Resultados discretos a domicilio tras el Mundial 2014

Tras la gloria de Kiev, España tan solo disputó dos amistosos como visitante, pero fueron de menor exigencia, en Puerto Rico y Panamá. Ganó por 1-2 y 1-5. En el periplo entre la Copa de las Confederaciones de Brasil 2013 y el Mundial de Brasil 2014 el gran lunar llegó en el escenario del momento de más gloria, el Soccer City, donde perdió inesperadamente ante Sudáfrica (1-0).

Justo antes de la cita mundialista, en su último encuentro, disputado en Estados Unidos, se produjo la última victoria en un amistoso lejos de territorio español. Fue ante la modesta El Salvador por 2-0, con un doblete de David Villa.

La temprana eliminación en el Mundial tuvo su continuación con la derrota en el primer amistoso que disputaba después España. Fue en Saint Denis ante Francia, ante la que perdió por 1-0 el 4 de septiembre de 2014.

Dos meses después cayó en Vigo ante Alemania con un tanto del madridista Toni Kroos (0-1) y en marzo de 2015 sufrió la tercera derrota seguida en un amistoso en el Amsterdam Arena ante Holanda (2-0), la gran ausente de la Eurocopa 2016.

Los dos siguientes encuentros preparatorios, en León y Alicante, devolvieron a España al camino del triunfo, ante Costa Rica (2-1) e Inglaterra (2-0), pero Italia y Rumanía le han devuelto a los discretos resultados en sus desplazamientos ante anfitriones. De hecho, el conjunto de Del Bosque no vence a un equipo local desde el 14 de agosto de 2013, cuando se impuso a Ecuador en Guayaquil por 0-2, con dianas de Álvaro Negredo y Santi Cazorla.