Público
Público

España se queda sin final por equipos

El equipo de gimnasia artística terminó undécima. China apuntó al oro desde el primer momento. Isaac Botella se clasificó para la final de salto, Deferr para la de suelo y Rafa Martínez para la de concurso comp

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El equipo chino de gimnasia dio un disgusto a sus rivales al confirmar en la jornada de clasificación de los Juegos de Pekín que no ha dejado ni un cabo suelto: lideró la competición por equipos, encabeza también la individual con Yang Wei y suma ocho finalistas por aparatos.

Japón, Rusia, Corea del Sur, Alemania, Estados Unidos, Francia y Rumanía, por este orden, completan la relación de equipos finalistas, mientras que España, que se había marcado como objetivo estar entre esos ocho mejores, quedó undécima, un puesto peor que en Atenas.

Rafael Martínez disputará la final individual, Gervasio Deferr la de suelo e Isaac Botella, en su debut olímpico, la de salto. Aquél fue hoy el undécimo mejor en el concurso completo, pese a una injusta baja nota en suelo, Deferr partirá como tercero mejor en su aparato y Botella como octavo, pero el salto es la disciplina más abierta.

La barra enterró las aspiraciones de España en el concurso por equipos, con una caída de Manuel Carballo -como hace cuatro años su hermano en Atenas- y varias malas salidas. Los de Álvaro Montesinos actuaron en la primera rotación matinal y tuvieron que esperar toda la jornada para confirmar lo que ya se temían, que otros países les irían adelantando con relativa facilidad.

Con China ya contaban. Los ahora locales quieren recuperar el oro por equipos que ganaron en Sydney y que tuvieron que ceder a Japón en Atenas, y hoy jugaron la batalla psicológica. Las notas de esta jornada no se arrastran para la final, así que se perdonan, pero no se olvidan. El equipo chino se mostró intratable y los demás tendrán que acercarse a la perfección para derrotarle.

China sumó 374,675 puntos, por 369,550 de Japón, más de cinco puntos de margen que hablan de su superioridad. Rusia acabó con 366,225, Corea y Alemania con 365,675, Estados Unidos con 365,200, Francia con 361,200 y Rumanía con 359,350. El entusiasmo del público acompañó cada actuación de China en el Estadio Nacional de Pekín. Yang Wei estuvo inspirado con ejercicios de alta clase, particularmente en salto (16,550) y anillas (16,225).

Japón situó a tres de sus hombres entre los seis primeros, aunque sólo pueden pasar a la final dos por país. Serán Kohei Uchimura y Koki Sakamoto, lo que le costará la plaza al gran Hiroyuki Tomita, notable en paralelas pero peor de lo habitual en anillas.

La incógnita rusa se resolvió a favor de la mezcla de veteranía y experimentada juventud presentada en Pekín, con Sergey Khorokhordin como el más acertado, mientras que los coreanos vivieron de los buenos ejercicios de Kim Daeeun y tuvieron varias caídas en barra.

Alemania no está para entrar en el podio por equipos pero tiene en sus filas al único que parece capaz de hacer sombra a Yang Wei, su estrella Fabian Hambuechen. Individualmente es segundo y verle competir invita a disfrutar de la gimnasia.

Estados Unidos, sin los hermanos Paul y Morgan Hamm por lesión, aguantó el tirón pero tendrá muy difícil repetir la medalla de plata de Atenas. Jonathan Horton fue el único que hizo los seis aparatos.