Publicado: 22.09.2016 11:58 |Actualizado: 22.09.2016 12:00

España sufre para deshacerse de Kazajistán y citarse con Rusia en los cuartos del Mundial de futsal

La selección española logra una victoria muy trabajada por 5-2 ante un combinado kazajo bien armado y liderado por su portero Higuita. Irán elimina a Brasil en los penaltis. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Sergio Lozano tira a puerta ante la oposición de un jugador kazajo. /EFE

Sergio Lozano tira a puerta ante la oposición de un jugador kazajo. /EFE

La selección española de fútbol sala se clasificó para los cuartos de final del Mundial de Colombia, donde se medirá con Rusia, después de deshacerse este miércoles con mucho trabajo de la correosa Kazajistán, a la que terminó derrotando por 5-2 tras un partido complicado y marcado por las decisiones arbitrales.

España sabía que, pese a ser octavos de final, no tendría un choque asequible. El combinado kazajo, de la mano de Cacau, ha dado un salto cualitativa gracias en buena medida a su táctica de jugar casi todos los minutos con su portero Higuita como un jugador de campo más. El guardameta no había estado en las semifinales del pasado Europeo y su equipo lo había notado, pero con él en el campo, los de Venancio López sufrieron más, aunque mostraron su mayor variedad de recursos, sobre todo ofensivos.



La actual campeona de Europa no pudo finiquitar el encuentro hasta los minutos finales, justo cuando tiró de su calidad y experiencia para sujetar a su rival que jugaba en superioridad por la extraña expulsión de Sergio Lozano. El jugador del FC Barcelona Lassa se lesionó solo en una jugada, pero el árbitro iraní Vahid Arzpeyma consideró que se había tirado y le mostró la segunda amarilla. Con uno menos, tocaba defender un gol de ventaja, pero el combinado nacional tuvo oficio para no sólo aguantar su renta sino que aumentarla.

Antes, el partido en Medellín había comenzado bien. El propio Lozano, nada más empezar, sorprendía con una potente falta lejana a Higuita y ponía el 1-0 para una selección que, por el contrario, empezaba a recibir malas noticias con la lesión de Jesús Aicardo, que no pudo jugar más tras recibir una dura entrada al comienzo.

La puesta en escena de España fue óptima, pero en cuanto Higuita comenzó a pisar el campo contrario, el guión cambió. Además, Kazajistán empató en su primera ocasión, después de que Yessenamanov aprovechase un despeje de Paco Sedano a disparo del portero rival. Con el 1-1, los de Venancio López intentaron llevar la iniciativa, pero tuvieron más problemas y los de Cacau tuvieron varios disparos amenazantes.

Lozano, con un mano a mano que no acertó a culminar, tuvo la mejor de la doble campeona del mundo antes de un descanso que sentó muy bien al equipo español, que salió muy serio y dominando ahora sí con solvencia a Kazajistán. Los kazajos, férreos en su orden y en sus ayudas, no pudieron controlar el uno para uno rival, personificado en un Rivillos que se escapó con habilidad de su marcador para asistir a Bebe que, con calma y precisión, devolvió la delantera en el marcador.

Igualdad hasta los instantes finales

En esta ocasión, los kazajos no pudieron replicar y España controló bien el partido, aunque no logró un gol más que diese tranquilidad. El juego de Higuita no traía ahora tantas consecuencias y las mejores ocasiones eran para la actual campeona de Eurropa. Sin embargo, un desajuste defensivo en una nueva acción del portero de Kazajistán, llegó el empate, obra de Nurgozhin. Para suerte de España, a los pocos segundos, este jugador se cruzaba en un pase de Rivillos a Raúl Campos y su toque desviaba la pelota hacia su portería para poner el 3-2.

A partir de ahí, el protagonismo fue más de la pareja arbitral, primero anulando un gol a Lozano por una inexistente falta al portero nacionalizado, y poco después, con el iraní expulsando al ala madrileño después de que este hiciese un mal apoyo, se fuese al suelo y se lesionase en la rodilla.

Quedaban algo más de dos minutos y tocaba aguantar una inferioridad. Pero los de Venancio López sacaron su experiencia y, pese a los agobios, lo solventaron con eficacia. Pola sacó un doble penalti que Rivillos no pudo acertar y segundos después Ortiz robaba y Raúl Campos sentenciaba, aunque aún hubo tiempo para un gol más de Miguelín para poner al equipo rumbo a unos cuartos, donde, sorprendentemente, no estará Brasil, eliminada en los penaltis por Irán, y donde espera la potente Rusia.

Campanada de Irán al eliminar a Brasil en los penaltis

La selección de Irán ha protagonizado la gran sorpresa en el Mundial de Colombia al eliminar en octavos de final a la principal candidata al título, Brasil, que sucumbió en la tanda de penaltis tras un partido que finalizó con empate a cuatro goles.

El equipo brasileño, campeón en cinco de los siete Mundiales disputados hasta la fecha, quedó eliminada antes de semifinales por primera vez en su historia y lo hizo de manera muy sorprendente, ante un rival inferior que perdía por 3-1 a falta de nueve minutos para la conclusión.

Irán, que fue goleada por España en la fase de grupos (5-1), se sobrepuso al 'hat-trick' de Falcao y mostró fe hasta el final para empatar sendos empates agónicos, tanto al final del tiempo reglamentario como al final de la prórroga.

En la tanda de penaltis, Irán acertó sus tres lanzamientos y Ari estrelló el suyo contra el poste, confirmando la que probablemente es la mayor sorpresa en la historia de los Mundiales. De paso, la eliminación de la 'canarinha' despejó el posible camino de España, que jugará en cuartos contra Rusia y, en la hipotética semifinal, contra el ganador del Irán-Paraguay.