Publicado: 14.01.2014 22:10 |Actualizado: 14.01.2014 22:10

España sufre pero puede con Noruega

La selección obtiene la clasificación para la segunda de ronda del europeo de balonmano al vencer por 25 a 27.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La selección española de balonmano certificó su clasificación para la segunda ronda del Campeonato de Europa de Dinamarca, tras imponerse hoy por un ajustado 25-27 a Noruega, en un encuentro en el que a punto estuvo de pagar con la derrota su mala segunda parte.

Advertía en la previa del encuentro el seleccionador español, Manolo Cadenas, la posibilidad de que el encuentro con los noruegos quedase reducido a un duelo entre los temibles lanzadores nórdicos y la sólida defensa que España acostumbra a plantear.

Sin embargo, la primera parte del choque se convirtió casi en un cara a cara entre los dos porteros, el noruego Ole Erevik, que cerró el primer tiempo con trece paradas, dos menos que el español José Manuel Sierra, que sumó quince, con un 65 por ciento de eficacia.

Efectividad, que como era previsible, no coartó a los lanzadores noruegos, que pese a estrellarse una y otra vez con el guardameta español siguieron disparando y disparando, con cada vez mayor porcentaje de error.

Esta circunstancia facilitó las rápidas transiciones del equipo español, que en carrera sí que era capaz de batir a Erevik, lo que permitió a los de Manolo Cadenas dispararse en el marcador, que reflejaba a los trece minutos un esperanzador 4-8 para España.

Pero hoy el conjunto español no estaba igual de sólido en defensa que en su estreno ante Hungría, tal y como evidenciaban los numerosos problemas de la zaga para contener al pivote Bjarte Myrhol, autor de cuatro goles en el primer tiempo.

Problemas que no tardaron en trasladarse al ataque, donde la selección se enmarañaba una y otra vez, en estériles combinaciones, que acababan irremediablemente estrelladas contra el cuerpo de un cada vez más crecido Erevik.

Pero si cada ofensiva española era un cúmulo de errores, mucho peor fue el ataque noruego, en el que acabó por hacer mella el desacierto de sus lanzadores, que poco a poco fueron desapareciendo del partido, dejando a los nórdicos sin su principal argumento.

Circunstancia que permitió a España, pese a todos sus problemas, marcharse al descanso con una renta de cuatros tantos (8-12), que hacía pensar en un marcador más abultado si el conjunto español se acercase mínimamente a su habitual versión.

Esta mejoría no llegó ni con la presencia en la primera línea de Joan Cañellas, el puesto de lateral, y Raúl Entrerríos, en el de central, la combinación con la que España jugó sus mejores minutos durante la fase de preparación.

Hecho que permitió a Noruega de la mano de otro más de sus múltiples cañoneros, el lateral derecho Kent Tonnesen, igualar la contienda (15-15) a los diez minutos de la reanudación.

Todo eran problemas para la selección española, donde ya ni Sierra, que fue sustituido por Gonzalo Pérez de Vargas, era capaz de atajar un balón, todo lo contrario que Erevik, que siguió con su exhibición.

Paradas que permitieron recobrar la confianza y lo peor para España el acierto a jugadores como Espen Lie Hansen, que con sus tantos puso a los nórdicos con una máxima renta de dos goles (18-16) al llegar al ecuador del segundo tiempo.

Una desventaja que logró enjugar a base de casta, ya que juego, propiamente dicho, nunca mostró, con jugadas individuales que permitieron a España forzar cuatro penaltis consecutivos, que no desaprovechó Joan Cañellas para poner de nuevo en ventaja (22-23) al conjunto español, a siete minutos para la conclusión.

Tiempo en el que la defensa y la infalibilidad de Cañellas desde el punto de penalti permitieron a España sumar un triunfo 25-27 que concede la clasificación para la segunda fase, pero que deja muchas dudas sobre la auténtica versión de la selección en este campeonato, si la sólida mostrada ante Hungría o la errática de hoy.

 

25 - Noruega: Erevik; Bjornsen (2p), Reinkind (1), O'Sullivan (1), Kjelling (1), Tvedten (-) y Myrhol (7) -equipo inicial- Dahl (ps), Sagosen (-), Lund (-), Mamelund (1), Tonnesen (3), Lindboe (4), Gullerrud (-), Lokkebo (1) y Hansen (4).

27 - España: Sierra; Víctor Tomás (8, 1p), Raúl Entrerríos (2), Gedeón Guardiola (1), Morros (-), Antonio García (-) y Ugalde (5) -equipo inicial- Pérez de Vargas (ps), Gurbindo (-), Rocas (1), Maqueda (2), Sarmiento (-), Andreu (1), Cañellas (7, 5p), Ruesga (-) y Rivera (-)

Marcador cada cinco minutos: 2-2, 3-5, 5-8, 7-9, 8-10 y 8-12 (Descanso) 11-13, 14-15, 18-16, 21-20, 22-23 y 25-27 (Final).

Árbitros: Dentz y Reibel (FRA). Excluyeron por dos minutos a Myrhol, Lund, Gullerrud, Lindboe y Hansen por Noruega; y a Maqueda, Gurbindo, Víctor Tomás, Ugalde y Morros por España.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la segunda jornada del grupo B del Campeonato de Europa de Dinamarca 2014 disputado en el Gigantium Arena de Aalborg ante unos 4.000 espectadores.