Público
Público

El Espanyol le da la Liga al Barça

El Real Madrid no puede pasar del empate (1-1) en Cornellá-El Prat. Los azulgranas ya no necesitan ganar mañana en el Vicente Calderón. De la mano de Tito Vilanova y guiados de nuevo por un magistral Messi han recuperado el t&ia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cosas del fútbol. El Espanyol, que no hace muchos años ayudaba al Real Madrid a ganar la Liga, esta noche se la ha otorgado al Barcelona. El conjunto azulgrana ya es matemáticamente campeón, la número 22 en su palmarés, después de que los pericos hayan sacado un empate (1-1) ante el conjunto blanco.

El Real Madrid, con numerosas rotaciones pensando en la final de la Copa dl Rey del viernes ante el Atlético, jugó un partido sin tensión, desmotivado y gris. El Espanyol, pese a que ya no se juega nada de aquí a final de temporada, quería dar una alegría a su afición en Cornellá. Tuvo las mejores ocasiones y en el minuto 22 materializó su superioridad con el gol de Stuani.  Mourinho tuvo que tirar de Cristiano Ronaldo y Benzemá mediada la segunda parte para intentar dar la vuelta al marcador y obligar al Barça a ganar este domingo en el Calderón.

El empate, sin embargo, fue obra de Gonzalo Higuaín en el minuto 57 al rematar de cabeza un centro desde la banda. El partido entró en ebullición con el Real Madrid volcado en la portería de Casilla. Los minutos finales estuvieron llenos de tensión entre ambos equipos pero el asedio blanco no se trasladó al marcador. Además de decir adiós definitivamente a la Liga, el Real Madrid se marcha de Cornellá con la mala noticia de la lesión de Raphael Varane. El primer análisis ha determinado una lesión en el menisco de la rodilla, lo que hace peligrar su presencia en la final de Copa. 

Es la tercera vez en la historia que el Barça canta el alirón sin haber jugador un partido. La primera vez fue en la Liga de 1991, cuando tras perder 4-0 en el campo del Cádiz un sábado, fue campeón de Liga al día siguiente por la derrota del Atlético de Madrid en San Sebastián. Hace cuatro temporadas, el Barça de Josep Guardiola y Tito Vilanova se proclamó campeón de Liga un sábado en que el Madrid perdió por 3-2 en Villarreal, mientras que el Barcelona jugaba el partido el domingo en el campo del Mallorca.

Con este título en el bolsillo, el Barça cierra un año en que la Liga ha sido el único trofeo que se ha llevado, después de caer en las semifinales de la Copa del Rey y de la Liga de Campeones, y haber perdido la Supercopa de España, que esta temporada la jugó como campeón de la pasada Copa contra el Madrid. El Barcelona tiene intención de celebrar el título, y aunque aún no ha informado de los actos, todo apunta a que será el lunes en la tradicional rúa por la ciudad para mostrar la copa de la Liga a su afición y con final de fiesta en el Camp Nou.

El partido de Cornellá solo pasará a la historia por ser el que dio al Barça su 22ª Liga. Un Real Madrid repleto de suplentes salió a Cornellá-El Prat para cerrar el último acto que precede a la final de la Copa del Rey ante el Atlético. Dos derrotas consecutivas y la necesidad de vencer frente a su público eran las únicas urgencias de un Espanyol que, de la mano de Javier Aguirre, ha conseguido alzar al vuelo para terminar la temporada en una zona tranquila de la clasificación.

Sin la brújula de Xabi Alonso en el centro del campo, el Real Madrid no supo darle al juego la agilidad que pedía en los primeros minutos. De este modo, el Espanyol fue perdiendo de poco en poco el respeto que podía infundirle el segundo clasificado sobre su césped. Las tres últimas visitas 'merengues' al feudo perico, todas con victoria, se olvidaron.

Transcurrirían veinte minutos sin apenas avisos en ningún área hasta que Stuani decidió estrenar el marcador. El uruguayo aprovechó varios rechaces en el área tras la salida de un córner. El balón tocó las mallas y los jugadores del Madrid se llevaron las manos a la cabeza. No sólo por la derrota; la derrota o empate convertían al Barcelona en campeón de forma matemática. Para colmo, Varane se había retirado hacía unos minutos lesionado.

Su lesión, en cambio, propició la entrada de Xabi Alonso. El tolosarra irrumpió en el centro del campo para poner orden. Sin embargo, fue testigo de varias embestidas blanquiazules. Una fue de Stuani, en un mano a mano que salvó Diego López. Después Hétor Moreno. El mexicano anotó, pero el tanto fue anulado por precederle un forcejeo con el recién ingresado al terreno de juego.

Decidido a cambiar el protagonismo que había adquirido Diego López con sus intervenciones en la primera mitad, Mourinho alineó a todos sus estiletes. Benzema ocupó el sitio de Morata; Cristiano el de Kaká. El coraje y las prisas provocaron las primeras llegadas blancas con verdadero peligro. En una de ellas, Modric botó un libre indirecto que iría a parar a la testa de Higuaín. El argentino cabeceó para dar aire a los suyos y aportar en la intentona de frenar el alirón azulgrana --al menos un día más--.

El partido se trabó. No hubo acuerdo entre los equipos. Sus objetivos eran opuestos. Obligaron a que Iglesias Villanueva acabara acumulando once tarjetas amarillas. Las intentonas aisladas sobre ambas áreas --con el Madrid volcado y el Espanyol agarrado a la contra-- no rompieron la quietud del marcador. Ni siquiera la expulsión de Víctor Sánchez en los últimos minutos hizo ver una vía posible hacia las redes de la portería de Casilla.

ESPANYOL: Casilla; J. López, Colotto, H. Moreno, Capdevila; V. Sánchez, Forlín; Stuani, Verdú (Simao, min.92), Wakaso (Baena, min.93); y Sergio García.

REAL MADRID: Diego López; Varane (Xabi Alonso, min. 19), Albiol, Carvalho, Nacho; Essien, Modric; Di María, Kaká (Cristiano, min. 57); Morata (Benzema, min. 45); e Higuaín.

GOLES: 1-0, min.22, Stuani. 1-1, min.58, Higuaín.

ÁRBITRO: Iglesias Villanueva (C. Gallego). Amonestó con tarjeta amarilla a Stuani (min. 31), Verdú (min. 51), Wakaso (min. 62), Forlín (min. 80) y Colotto (min. 92) por parte del Espanyol; y Essien (min. 42), Xabi Alonso (min. 65), Modric (min. 69), Carvalho (min. 71), Albiol (min. 77) y Cristiano (min. 80) por parte del Real Madrid. Expulsó a Víctor Sánchez (min. 91) por parte del Espanyol

ESTADIO: Cornellà ElPrat.