Público
Público

El Espanyol tumba a Tamudo

El conjunto catalán se da un festín de juego y goles ante la Real Sociedad. Sporting y Zaragoza empatan a cero y se complican la permanencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Espanyol rompió la racha de cuatro derrotas consecutivas ante la Real Sociedad de Tamudo, ex 'perico', después de adelantarse en el marcador con un gol en propia meta de Estrada que éste compensó dos minutos después con un gol en la puerta contraria.

El conjunto donostiarra dominó en la primera mitad mientras que el Espanyol no sacó toda la intensidad necesaria. Pero el gol de Estrada, a disparo de Álvaro, y el fulgurante inicio tras el descanso permiten a los catalanes seguir en Europa.

La Real Sociedad disfrutó de las ocasiones más claras en los primeros compases del partido. Griezmann sorprendió con velocidad a la defensa en el minuto 7, mientras que el Espanyol se limitaba a llegar con facilidad pero poco más. No había pólvora y el meta 'txuri urdin' Bravo no tenía ningún problema bajo palos.

El guión no cambiaba. Zurutuza se deshizo con solvencia de los centrales Amat y Galán y obligó a Kameni a lucirse con una mano que enviaría el balón a córner. Era el minuto 24 y cuatro después llegó otro aviso de Tamudo. El goleador realista con un tiro fortísimo en el que el camerunés, de nuevo, fue clave y evitó el primero.

El conjunto de Mauricio Pochettino seguía sin entrar en el partido. La defensa del Espanyol daba demasiadas comodidades, la creación de juego con Verdú y Javi Márquez se resentía y el ataque seguía sin morder.

Cuando parecía que el Espanyol era inofensivo llegó el primero en el minuto 42. Álvaro Vázquez, desde el área, aprovechó un servicio de falta de Javi Márquez que acabó en la red tras rebotar en el lateral derecho realista Estrada, que cambió la trayectoria del disparo. Pero justo dos minutos después, llegó el empate en Cornellá-El Prat, precisamente de las botas de Estrada, tras un lanzamiento de córner desde la derecha.

Esta vez Carlos Kameni no pudo alcanzar el tiro y la grada blanquiazul enmudeció. El colegiado valenciano Ayza Gámez pitó el final de la primera parte.

Sergio García devolvió la sonrisa al estadio con una exhibición de calidad

Sergio García devolvió la sonrisa a los 26.400 espectadores del estadio con una exhibición de calidad en el área que dejó sentado a su defensor. El catalán puso por delante a los suyos en el 54. Pochettino no quería sorpresas y quitó al delantero para dar entrada a Duscher. El doble pivote perico ganaba en contundencia.

De la Real Sociedad apenas había noticias en esta segunda parte. El Espanyol era mucho más incisivo. Un remate de Luis García en el 68 que examinó a Bravo fue la mejor ocasión catalana. Pero Callejón se llevó el premio. El andaluz logró el 3-1 con un tiro cruzado raso desde el vértice del área. Imparable.

Aunque quedaban más sorpresas. Javi Márquez puso el 4-1 en el 90 de falta directa presumiendo de zurda. Tamudo, muy activo durante todo el partido, fue despedido por la grada como al inicio del choque: ovacionado. El delantero catalán devolvió el gesto.

El Sporting quería hacer buenos los empates logrados ante Barcelona y Valencia ganando al Zaragoza en un partido entre dos rivales directos en la lucha por la permanencia, pero los gijoneses desperdiciaron numerosas ocasiones de marcar y el encuentro acabó en tablas y sin goles.

El Zaragoza controló más el balón durante el primer cuarto de hora, en el que el Sporting se diluía en el entramado maño y perdía el balón con mucha facilidad, lo que provocaba acercamientos visitantes sobre la portería de Cuéllar, aunque sin que el portero rojiblanco tuviese que intervenir.

A Preciado parecía no gustarle cómo se desarrollaban las cosas, así que a los 20 minutos modificó su esquema táctico retrasando a Nacho Cases y volviendo al habitual 4-2-3-1 con el que viene jugando la mayor parte de la temporada. El cambio pareció surtir efecto, porque los sportinguistas comenzaron a llegar con mayor peligro y Toni Doblas comenzó a tener trabajo, que resolvió con acierto, en especial en dos disparos de Barral, cuando éste se encontraba en inmejorable situación para adelantar a su equipo.

Preciado cambio el sistema a los 20 minutos de juego

La primera llegó en una internada de De las Cuevas, que pasó al delantero gaditano, que disparó cruzando, pero Doblas acertó a meter la mano y la defensa acabó por despejar el apuro en la primera ocasión clara de gol en todo el encuentro. Poco después, hubo una nueva internada del extremo, con centro al que no llegó Diego Castro por centímetros. Y minutos después Eguren metió un gran balón sobre Barral, que, tras efectuar un gran control -con el que quebró a Contini y se quedó solo al borde del área, chutó alto y mal.

Esos fueron los mejores minutos de los locales, que habían encerrado al Zaragoza en su parcela, pero en un contraataque, la defensa rojiblanca paró el juego en falta y en el centro al saque de ésta, el central Jarosik, incorporado al ataque, remató de cabeza, muy cruzado.

Antes del descanso, Barral dispuso de una tercera ocasión bastante clara, pero el delantero rojiblanco hizo más regates de la cuenta, tratando de encontrar un hueco en la defensa aragonesa y su disparo fue despejado finalmente por Toni Doblas.

En la reanudación, el Zaragoza salió lanzado y en la primera jugada creó desconcierto en la zaga local, que acertaba a despejar un balón sin control. Fue ésta la única jugada de peligro de los visitantes, ya que a partir de ese momento dominó un Sporting que no tuvo su día en ataque y marró innumerables ocasiones para desequilibrar el marcador.

La primera de ellas, en el minuto 51, cuando Gabi saca sobre la línea de gol un remate de De las Cuevas que había superado a Doblas. Tres minutos después es de nuevo el guardameta del Zaragoza el que responde con una buena mano a un disparo potentísimo de José Ángel, desde el borde del área.

Barral volvió a desaprovechar una gran ocasión al empeñarse en regatear dentro del área, lo que dio tiempo a la defensa maña a situarse y despejar, ante el enfado del resto de compañeros. Aguirre cambió prácticamente seguidos a tres jugadores en lo que parecía una apuesta ofensiva, pero los nuevos apenas tocaron el balón, ya que éste estaba la mayor parte del tiempo en las inmediaciones del área del conjunto aragonés.

Un empate que no sirve a ninguno de los dos

Mientras, Preciado tardó más en hacer los cambios y cuando lo hizo fue para modificar el centro del campo. Iturralde Gonzáles anuló un gol a Carmelo por fuera de juego en el minuto 77. A medida que pasaba el tiempo, las precauciones visitantes fueron en aumento y los intentos locales, constantes, pero alocados. El partido terminó como empezó, con un empate que no sirve a ninguno de los dos ya que ambos podrían acabar en puestos de descenso al término de la jornada.