Público
Público

Estreno con eco de silbidos

Mourinho ejerce de paraguas con Cristiano tras su desliz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con el eco de los silbidos recibidos ante Osasuna, el Madrid se estrena hoy en la Liga de Campeones ante el Ajax, un clásico que lleva tiempo sin decir nada en la competición. Ayer, nadie le preguntó a Mourinho por las palabras que Cristiano le dedicó a su afición con motivo de los pitos que escuchó el sábado, pero decidió ejercer de paraguas con su jugador más determinante: 'Es un chico que no critica a la afición, que se juega, no digo su vida, pero sí su cuerpo y su futuro como jugador para estar siempre jugando para el Madrid, aunque sea con una situación de riesgo para él. Es un chico que pide apoyo, que pide la comunión entre jugadores y afición. Sólo ha hablado de un modo positivo'.

Mientras termina de construir el equipo, Mourinho necesita pegada, es decir, al mejor Cristiano, que se ha podido meter en un problema con la grada. No es descartable que hoy, en el primer balón que falle, parte de la afición le reproche sus palabras. Un año después de su llegada, el efecto Cristiano parece rebajado, difuminado por un Mundial gris y un inicio de temporada con el punto de mira desviado. Hace un año, todo en el Madrid era Cristiano. Hoy todo parece ser Mourinho, que insistió en su defensa del extremo portugués: 'Es un jugador que sabe que puede hacer la diferencia, que sabe que el equipo lo necesita. Quiere ser siempre el mejor, está siempre en lucha consigo mismo, siempre quiere más y más y esto lo veo positivo'.

'Cristiano no critica a la afición, sólo ha pedido unión', dice Mourinho

Recién llegado, con pocas horas de trabajo colectivo para moldear el plantel a sus ideas, lo único que le interesa a Mourinho es sumar puntos por encima del juego. De momento no tiene más prioridad ni en la Liga ni en la Liga de Campeones: 'Ahora son seis partidos con puntos para conquistar y sacar adelante esta clasificación en un grupo que no es fácil'. Pragmático por definición, su discurso resultadista se radicaliza mientras da con las teclas adecuadas: 'Estamos en una fase crítica de construcción. El objetivo en estos momentos es tener la capacidad suficiente para clasificarnos. Después, con seis o siete meses de trabajo, seremos más equipo para afrontar los octavos y la dimensión de la Champions. El Ajax, como el Madrid, tiene tradición e historia, pero ambos necesitan subir unos peldaños en Europa'.

No esperaba Mourinho que se instalara el debate sobre su propuesta con sólo un par de partidos disputados. Trata de minimizar los abucheos, pero se ha preocupado por analizarlos: 'No me vais a decir a mi lo que es una pitada o una pañolada, no se puede comparar con tres o cuatro pitos de diez segundos'.

Para recibir al Ajax, el técnico ha convocado a todos los disponibles, incluido Diarra, al que dejó fuera ante Osasuna tras estar tres días desaparecido después de jugar con Mali. El jugador fue abroncado por el técnico, que además exigió al club que a partir de ahora gestione los billetes de sus internacionales: 'Puedo confirmar que sí que es verdad que cuando un jugador sale de aquí el club tiene que saber cuándo vuelve, cómo va a llegar y en qué avión viene'.

La principal duda que tiene Mourinho atañe a Benzema, que se disputa el puesto con Di María y Pedro León. Los holandeses vienen sin Vertonghen y sin el goleador Luis Suárez.