Público
Público

"A Estudiantes le perjudica ser un equipo de Madrid"

Carlos Jiménez, la vuelta de un histórico. Le duele ganar al ‘Estu’ pero hoy lo necesita para seguir como colíder con Unicaja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El día en el que Carlos Jiménez apareció por el Ramiro, allá por 1994, Miguel Ángel Martín supo que había encontrado el repuesto de Alberto Herreros. Después de quince temporadas en la ACB, Jiménez no ha perdido la capacidad para ilusionarse ante una visita al club que ayudó a vivir sus años dorados. El Estu campeón de la Copa (99-00) y subcampeón de la Korac (98-99) y de Liga (03-04).

¿Duele ganar a Estudiantes?

No, si no piensas que es el Estudiantes.

¿Y si lo piensa?

Pues entonces soy consciente de que, como jugador de Unicaja, he cumplido con mi cometido.

¿Sigue siendo del Estu?

Eso nunca se pierde. He pasado muchos años en ese equipo y los recuerdos se amontonan en partidos como éste, en el que veo a mucha gente conocida y recordamos viejas historias y anécdotas.

Tres victorias, siete derrotas. Parece que su ex-equipo no ha despejado fantasmas.

No creo que sea tanto eso como la adaptación que necesitan los nuevos proyectos. Han habido cambios de jugadores y de entrenador. El proyecto necesita paciencia. Si se consigue, las sensaciones de los jugadores irán positivizándose poco a poco y llegarán los buenos resultados.

Usted cambió el Ramiro por el Martín Carpena. Un viaje en el que no ha perdido la esencia del baloncesto, a pesar de la diferencia económica.

Sí, ambos son equipos de baloncesto que coinciden en muchos parámetros, pero les diferencia su situación económica. En Málaga, el apoyo económico por parte de las instituciones es muchísimo más importante. Seguramente, si Estudiantes fuese un equipo de capital de provincia tendría más ayudas por parte de la Administración que las que tiene en la capital. En Madrid, para los organismos públicos es más difícil tomar partido por este club porque hay muchos otros que también pedirían el apoyo que podrían darle a Estudiantes.

¿Qué culpa tiene Aíto del coliderato?

Indudablemente, tiene su parte de culpa, porque los cambios de entrenador siempre se notan positivamente en los equipos. Aíto ha traído una nueva forma de trabajar que ha creado una dinámica distinta a la que teníamos años atrás. No digo que sea mejor ni peor, pero si bastante diferente.

¿Qué será de este Unicaja cuando recupere tres elementos como Berni, Cabezas y Haislip?

Pues, desde luego, un equipo más descansado (el jueves, ante el Maccabi en Euroliga, Aíto sólo contó con ocho jugadores). Entonces se recompondrán los roles que tenemos que soportar entre los que estamos sanos para que el balance del conjunto no se resienta. Sin Berni, y ahora con la baja de Haislip, sé que tendré que aportar más en ataque de lo que lo hago habitualmente.

¿Con qué sueña?

Con unas vacaciones de verano de verdad. No he podido disfrutarlas desde hace doce años.

Pero mereció la pena, ¿no?

Desde luego. Nunca pensé que llegaría a conseguir todo lo que he logrado.

¿Por qué volvería a la selección?

Por nada. Es una decisión muy meditada, aunque sé que voy a sentir muchísima nostalgia al verla por televisión.