Público
Público

Europa saca los colores a Suramérica

Holanda, Alemania y España dejan a Uruguay como única representante del nuevo continente en semifinales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Europa resurgió en cuartos de final para dictar su ley a Sudamérica con la victoria de sus tres equipos supervivientes (Alemania, Holanda y España) frente a un solo triunfo sudamericano, el de Uruguay sobre Ghana, el último africano.

Europa, que en la fase de grupos no despertó pasiones, logró, no obstante, una corta pero fuerte presencia en cuartos. Por primera vez estaba en inferioridad frente a Sudamérica (4-3) pero su triple triunfo ha revertido la situación.

El viernes, Holanda expulsó del Mundial al favorito, Brasil (2-1), y regresó a las semifinales doce años después de perder frente al equipo sudamericano por penaltis en la penúltima ronda de Francia'98.

El proyecto Dunga saltó por los aires con dos goles de Wesley Sneijder, el segundo regalado hoy por la FIFA después de haber sido atribuido a Felipe Melo en propia meta. Cinco veces campeón mundial y líder del ránking de la FIFA, Brasil parecía haber alcanzado su velocidad de crucero en el Mundial pero Holanda le devolvió a la tierra mandándole a casa en cuartos.

El martes, en Ciudad del Cabo, los 'orange' se enfrentarán, por un puesto en la final, a Uruguay, que dejó el torneo sin representación africana.

Uruguay se impuso por penaltis a Ghana después de salvar una situación crítica, cuando Luis Suárez cometió penalti en el minuto 121 de partido y fue expulsado. Asamoah Gyan se convirtió en el primer jugador que falla dos penaltis en la Copa del Mundo y en la resolución por lanzamientos desde los once metros vencieron los uruguayos (4-2).

Alemania, tres veces campeona del mundo, sigue caminando con paso firme tras golear en octavos a Inglaterra (4-1), aún cuando fuera con una ayuda arbitral, y hoy, en cuartos, a Argentina (4-0) con una sencillez impropia de una fase tan avanzada del Mundial.

Leo Messi, el mejor jugador del mundo a juicio de los expertos, abandonó con lágrimas el Mundial en el que tenía que confirmar su jerarquía. Alemania se las verá el miércoles en semifinales con España, frente a la que perdió la final de la última Eurocopa.

España había mejorado en octavos frente a Portugal, exhibiendo una fisonomía más parecida a la que le condujo al título europeo y al primer puesto del ránking mundial, pero hoy volvió a atascarse frente a Paraguay, un equipo luchador y ordenado que aguantó hasta el minuto 83. David Villa anotó su quinto gol del torneo y se puso en solitario al frente de la tabla de realizadores.

Sudamérica había sentado plaza, en octavos, de primera potencia continental al copar la mitad de los ocho puestos de cuartos con Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay. El Mundial cobraba el aspecto de un Copa América con el campeón y el subcampeón de Europa (España y Alemania), Holanda y un solo africano (Ghana) como invitados.

La pujanza del fútbol sudamericano en la primera ronda eliminatoria fue tan notoria, que recibió elogios de los cuatro rincones del planeta.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter; deportistas famosos como el atleta jamaicano Usain Bolt o el jugador de baloncesto estadounidense Kobe Bryant; cantantes como Mick Jagger y, por supuesto, ex jugadores y técnicos de todo el mundo se apuntaron al club de 'fans' de los equipos sudamericanos.

Los cuartos han devuelto el poder a Europa, que ahora tiene a tres de los grandes frente a un histórico, Uruguay, dos veces campeón del mundo, que llevaba 40 años sin pisar los cuartos.