Público
Público

Europa sale por delante

La jornada de la Ryder quedó inconclusa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La lluvia cambió los hábitos. La tradicional disposición de la Ryder con cuatro partidos el viernes y cuatro el sábado, todos ellos por parejas, ya no era factible. Tampoco se quiere que la cosa se extienda a mñana lunes, así que se decidió la solución más radical: trufar el día de partidos. Primero había que terminar los cuatro que quedaron inconclusos el viernes modalidad fourballs, cada jugador juega con una pelota y puntúa para el mejor de la pareja-. Después, sin solución de continuidad, seis foursomes cada pareja juega con una misma bola con golpes alternativos. La lluvia aparecía en el Celtic Manor, pero no lo suficiente para detener el día más largo.

Tras el primer maratón, las cosas pintaban mal para Europa. En los cuatro primeros partidos los americanos se agenciaron 2,5 puntos por 1,5 de los del Viejo Continente. Los seis siguientes aumentaron la ventaja yanqui, que se colocaron con 6-4 a su favor gracias a los fallos del jovencísimo McIllroy en los últimos hoyos de su encuentro. Sólo Westwood y Kaymer estaban atinados en el bando europeo. Stricker, que jugaba con Tiger Woods, se puso el traje de estrella y fue el mejor en sus dos partidos de la mañana, el segundo de ellos contra Miguel Ángel Jiménez y Hanson.

Por la tarde, sin embargo, la luz salió para los europeos. Se jugaban, de nuevo, seis partidos: dos foursomes y cuatro fourballs. Ahí apareció la rabia, otra vez de la mano de Westwood, quien, emparejado con Kaymer, se cruzaba con Woods y Stricker en el duelo estelar del día. Los europeos no fallaron un golpe y en los nueve primeros hoyos ya llevaban cuatro de ventaja.

Alentados por la buena actuación de los líderes, el resto del equipo empezó a entonarse. Los norirlandeses McIllroy y McDowell también abrieron espacio en su marcador contra Johnson y Mahan. Los otros cuatro emparejamientos del día también sonreían a Europa, con exhibición incluída de un Jiménez que embocó algunos putts geniales. A las siete de la tarde la luz se fue y todo quedó en estado de espera.

Hoy se retomarán esos seis duelos y luego se jugarán los doce individuales. Si los europeos mantienen su ventaja, los yanquis tendrían que ganar ocho de ellos.