Publicado: 07.11.2014 07:00 |Actualizado: 07.11.2014 07:00

Los expedientes X de Luis Enrique

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Clasificado para los octavos de final de la Champions y a solo dos puntos del liderato en Liga, podría parecer que en el Barcelona marchan bien las cosas en este arranque de temporada. Sin embargo, actitudes, silencios y decisiones de Luis Enrique no están encajando bien dentro del vestuario azulgrana. Recelos en torno a la gestión de la plantilla que está haciendo el técnico que se han extendido al exterior tras las derrotas domésticas contra el Real Madrid y el Celta de Vigo. 

Mas allá de los problemas tácticos y de actitud que ha demostrado el equipo culé en algunos partidos, los casos de jugadores que no entran en los planes del asturiano por una u otra razón se acumulan. Unos comenzaron la temporada de manera esperazandora y han desaparecido por arte de magia. Hay fichajes que ni han debutado ni se les espera, cuyo ocultismo en torno a su estado es más propio de los casos que tenían que resolver los agentes Scully y Mulder. Algunos pesos pesados han perdido minutos y jerarquía en el equipo sin más explicaciones. Otros a los que el Lucho les ha puesto la cruz a modo de castigo. Y también están aquellos que necesitan de encajes tácticos para sacarles el rendimiento que se espera de ellos.

El central, muy lejos del nivel de juego exhibido en las primeras temporadas de Guardiola, lleva dos partidos en el secadero. Ante el Celta de Vigo vio el encuentro desde la grada del Camp Nou y ayer presenció el choque contra el Ajax de Amsterdam en el banquillo. Luis Enrique, preguntado en rueda de prensa negó que hubiera impuesto ningún castigo al jugador. Sin embargo, supone mucha coincidencia que tras ver las imágenes de Piqué más pendiente del teléfono móvil en la Supercopa de Catalunya que del partido, en los siguientes compromisos no dispute ni un solo minuto.

El defensa francés se había convertido en un pilar indiscutible en los planes de Luis Enrique formando en el eje de la zaga. Sin embargo, en el Santiago Bernabéu le tocó jugador en el lateral, como lo había hecho de manera habitual en el Valencia. Mathieu se sorprendió públicamente del cambio de posición en un encuentro tan imporante y a Luis Enrique no le hizo ninguna gracia que un jugador criticase su planteamiento de puertas para afuera. Su baja para dos semanas ha venido bien para dar margen de tiempo para ambos pero le ha planteado un nuevo dilema en defensa a Luis Enrique. Su ausencia la está aprovechando Marc Bartra, que estaba destinado a pasar muchos más minutos en el banquillo que sobre el césped.

Fue fichado conociendo que la sanción impuesta por la FIFA por su mordisco en el Mundial a Chiellini le impediría jugar hasta el clásico. Demasiados partidos perdidos para un fichaje tan caro. Ahora ya ha disputado tres partidos: contra el Real Madrid, el Celta y el Ajax. Pese a que se le ve motivado e intentando conectar de la manera más rápida posible con Messi y Neymar, el uruguayo todavía no se ha estrenado como goleador y su encaje en el tridente ofensivo del Barça necesitará todavía de muchas sesiones de entrenamiento y de partidos para que funcione como la afición espera.

Precisamente la llegada de Luis Suárez va a restar muchos minutos a Pedro Rodríguez. El canario ya ha tenido que partir desde la suplencia hasta en cuatro partidos. Pese a no hacer ruido, su velocidad, su regate y su capacidad goleadora han sido fundamentales en los éxitos recientes del Barça. Ahora tendrá que pelear por hacerse un hueco en uno de los mejores tridentes del mundo. Ayer, precisamente, salió en la segunda parte y propició la pared con Messi que desembocó en el segundo gol ante el Ajax.

El canterano vive en el más absoluto de los ostracismos pese a que el lateral derecho del equipo no es, ni mucho menos, la posición mejor cubierta. El inicio de temporada de Dani Alves está dejando mucho que desear y sin embargo Montoya tan solo ha disputado un partido en lo que va de curso, contra el Athletic de Bilbao. Luis Enrique no confía en él y no tiene pinta de que su situación vaya a mejorar en un plazo breve de tiempo, según las declaraciones del propio técnico: "(A Montoya) le toca vivir una situación delicada, tiene que esperar su momento, si es que puede llegar".

El capitán vive momentos extraños. En verano parecía tener más clara su salida que su continuidad. Llegó Luis Enrique y tampoco aclaró cuánto iba a contar con el emblema del estilo del Barça. Fueron pasando los partidos y vio cómo Rakitic se posicionaba por delante de él como faro en el centro del campo. Pero en los últimos partidos, desde el clásico, el técnico le rescatado para que aportara su experiencia y calidad en partidos complicados como el del Bernabéu, en el que dejó señalado al croata.

Uno de los refuerzos estrella de Zubizarreta para reformar la defensa azulgrana se ha convertido en el gran desaparecido. El Barça le compró al central belga al Arsenal por 10 millones más 5 en variables y todavía no ha disputado ni un solo minuto. El jugador llegó a Can Barça lesionado del Mundial en los isquiotibiales. En principio, iba a estar listo para después del primer parón de selecciones pero, aunque ya parece estar recuperado todavía no se entrena al 100%. En el Camp Nou su rostro es desconocido y los informes médicos sobre su estado físico brillan por su ausencia.

Otro del que todavía no se tienen noticias, ni buenas ni malas, es el brasileño Douglas. El lateral derecho, fichado por cuatro millones al Sao Paulo y avalado por el padre de Neymar, solo ha disputado 74 minutos en lo que llevamos de temporada. Entre lesiones misteriosas y contusiones, el chaval ha entrenado muy pocos días con el grupo y su presencia habitual en los esquemas de Luis Enrique se presenta como una utopía en estos momentos.