Público
Público

Los expertos avalan la versión de Contador

Un médico holandés experto en dopaje da crédito al ciclista de Pinto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El doctor Douwe de Boer, biólogo holandés experto en el análisis de sustancias dopantes, avala la versión del ciclista Alberto Contador sobre su positivo por clembuterol y asegura que la cantidad hallada en la orina del triple ganador del Tour es tan 'extremadamente baja' que pudo producirse por la ingesta de carne.

A petición del corredor, De Boer estudió los niveles de esta sustancia encontrados en la orina de Contador y llegó a tres concluiones: La concentración de clembuterol encontrada 'es extremadamente baja'.  Sería razonable contemplar un escenario de una 'ingesta accidental' de esas cantidades por consumo de carne. Y por último, los laboratorios de la AMA (Agencia Mundial Antidopaje) no deberían informar de casos con clembuterol por debajo del 10 por ciento (2ng/ml). 

Por su parte, Pedro Manonelles, presidente de la Asociación de Medicina Deportiva, considera que es 'perfectamente' posible que el positivo del ciclista español Alberto Contador por clembuterol se haya debido a consumo de carne vacuna y no por un tratamiento de dopaje.

'Al tratarse de una cantidad tan ínfima (50 picogramos) es posible perfectamente que haya sido por consumo de carne contaminada, ya que se ha demostrado que vacas tratadas con clembuterol lo han transmitido al ser humano', afirmó Manonelles.

El presidente de la Asociación de Medicina Deportiva, 'sin descartar que sea dopaje, algo que determinará la comisión investigadora', sí considera que 'no tiene mucho sentido' que Contador siguiera un tratamiento continuado, 'ya que en los controles anteriores y posteriores no dio positivo y en el que lo hizo las trazas de clembuterol eran mínimas'.

'El clembuterol es un anabolizante y para que cause un efecto real en el rendimiento del deportista requiere dosis mucho más elevadas y un tratamiento continuado, algo que no parece que se dé en este caso', añadió Manonelles.

El médico deportivo reveló que el laboratorio de Colonia (Alemania) es uno de los únicos tres en el mundo que puede detectar una cantidad tan ínfima. 'En cualquier otro habría pasado inadvertido', sostuvo.