Público
Público

Expulsadas por llevar ropa no patrocinada

La FIFA echa a 36 chicas del estadio Soccer City por al considerar que formaban parte de una campaña de publicidad encubierta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un total de 36 mujeres que acudieron al partido Holanda-Dinamarca fueron expulsadas por la FIFA del estadio Soccer City, al considerar que sus vestidos naranja eran parte de una campaña de publicidad encubierta de una empresa no patrocinadora oficial del torneo, informó hoy la prensa local.

Según dijo al diario sudafricano The Star Barbara Kastein, una de las chicas que vestía el sensual atuendo, durante la segunda mitad del partido, unos cuarenta agentes de seguridad les rodearon y les forzaron a salir del estadio. 'Nos obligaron a subir las escaleras a empujones', aseguró la joven, que junto a sus compañera quedó retenida durante horas en dependencias de la FIFA.

El vestido naranja, el color de la selección holandesa, formaba parte de un paquete promocional de Bavaria, que la marca de cerveza regalaba al comprar su producto como parte de su campaña de publicidad para el Mundial.

Tras ser expulsadas de las gradas del Soccer City, fueron llevadas a las oficinas de la FIFA, donde se les acusó de 'publicidad encubierta' y les interrogaron durante varias horas. 'La policía nos hacía las mismas preguntas una y otra vez, preguntándonos si trabajábamos para Bavaria', explicó la joven.

'Nos dijeron que tendríamos que pasar seis meses en la cárcel'

'Nos dijeron que la publicidad encubierta era un delito en Suráfrica, que nos iban a detener y que tendríamos que pasar seis meses en la cárcel', contó Kastein. 'Lo pasamos muy mal', agregó. Según la chica, tras haber estado retenidas durante más de tres horas, la Policía les llevó al hotel en una furgoneta después de hacer una fotocopia de su pasaporte y de asegurar que las denunciarían. 'Y todo por llevar un vestido naranja', se lamentó.

Por su parte, el portavoz de Bavaria, Peer Swinkels, dijo a The Star que 'el emblema de la marca no está en la prenda' y que 'la gente debería tener el derecho a llevar lo que quisiera'.

La FIFA, que indica que las mujeres eran surafricanas y no holandesas, ha afirmado que no se llevó a cabo ninguna detención, pero que 'un grupo de mujeres fueron usadas por la cervecera holandesa como instrumento para llevar a cabo una campaña de publicidad encubierta'.

Bavaria fue la protagonista de una campaña durante el Mundial de Alemania en 2006, al diseñar unos pantalones con los que la FIFA no permitía la entrada a los estadios, por lo que numerosos aficionados tuvieron que ver los partidos en ropa interior.