Publicado: 14.05.2015 23:22 |Actualizado: 14.05.2015 23:24

"Ser favorito no me vuelve loco; es algo relativo"

Nocioni resta presión al Madrid, anfitrión en su tercer intento consecutivo de ganar su novena Copa de Europa veinte años después. Este viernes, las semifinales ante el Fenerbahce de Obradovic.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El ala-pívot italiano del Real Madrid Andrés Nocioni. / EFE

El ala-pívot argentino del Real Madrid Andrés Nocioni. / EFE

MADRID.- Quedan instantes para que suena la bocina definitiva en el Barclaycard Center de Madrid y un trío -que no estará al completo en el quinteto titular que juegue este viernes contra el Fenerbahce- se lo pasa pipa sobre la cancha. En una zona de la línea de triples, Rudy, en pantalón largo gris de correr, y Campazzo se retan a tiros de tres. En la otra punta, en la esquina, Nocioni va a su bola, clavando uno tras otro y alternando con algún gancho.

Se encuentra seguramente el argentino ante su última oportunidad para lograr la Euroliga. Y el Madrid no debería tentar tanto a la suerte para alzar el título, tras dos finales consecutivas. "Es algo que a mí me falta, una espina que tengo clavada porque mi sueño desde que estaba en Argentina era ganar torneos en Europa", dice el argentino de ojos azules y perilla perfectamente perfilada.



A sus 35 años, y después de su segunda etapa en Vitoria tras regresar de su aventura en la NBA, al Chapu le sobra experiencia. Aunque rehuye ese papel de responsabilidad que se puede inferir de El Abuelo, como se autodenominaba en su Twitter en una imagen con los fichajes blancos de esta campaña. La experiencia sobrevuela buena parte de sus declaraciones. Como no: los blancos han estado en cuatro de las últimas cinco Final Four y han caído derrotados en dos finales. "Las finales que hemos perdido pueden ser un pro y una contra. Pueden fortalecer y ayudar en momentos como este o te pueden llegar a marcar y complicar el siguiente paso. Espero que a los chicos les hayan servido para mejorar".

La otra palabra que domina el ambiente es la psicología. Ese factor que domina Obradovic como si fuera la propia pelota. "Tenemos que salir duros mentalmente". "Son torneos psicológicamente muy importantes". Lo repite una y otra vez como un mantra.

-¿Estáis preparados para el juego psicológico, duro, de presión a los árbitros de Obradovic?

-Bueno, si no lo estamos, agarramos las maletas y nos vamos. ¿Qué vamos a hacer? Creo que cuando llega uno a jugar a casa, está preparado para cualquier circunstancia del partido.

-¿Habéis hablado de ello, de no dejaros llevar por ese juego?

-Se habló de miles de cosas. La presión de los árbitros es totalmente normal, suele pasar. Si no estamos preparados, no tenemos que estar acá. Y si estamos acá es porque estamos preparados.

A Campazzo, Rudy y Nocioni se les unen después Ayón y Llull, ambos justo en la zona del 'Chapu'. Dialogan de buen rollo y se intercambian bromas el argentino y el mexicano. Y Llull se entromete en las risitas cantando "¡El camaleón, el camaleón!", que hizo popular el argentino Chico Novarro hace cinco décadas. Hace algo menos, veinte años, que el Madrid no gana la Copa de Europa y la oportunidad de hacerlo en su ciudad, en su estadio, añade una presión extra a ese cartel de favorito que comparte con el CSKA. "He estado en todas las situaciones: ser favorito y no salir campeón y no ser favorito y salir campeón. No es algo que me preocupe o que me vuelva loco. Ser favorito o no ser favorito es algo relativo; cada uno tiene que tomar la responsabilidad y saber lo que tiene que hacer", defiende Nocioni.

"Estamos tranquilos y preparados. Cuando digo tranquilos me refiero a que estamos totalmente confiados en las cosas que tenemos que hacer para ganar este torneo", asegura. Enfrente este viernes (21.00, Canal + Deportes) el Fenerbahce del rey de reyes Obradovic y del MVP de la competición, Bjelica. Advierte el Chapu: "Corren mucho, están en su mejor forma en años".

lea también...