Público
Público

La verdadera fe de Mourinho en la cantera, a prueba

Las bajas en defensa ante el Celta obligan al portugués a recomponer la retaguardia este sábado. Essien es la opción del primer equipo y Nacho y Casado las del Castilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Es de sobra conocida la poca querencia de Mourinho por los canteranos allá donde ha trabajado. Ni en el Oporto ni en el Chelsea ni en el Inter la demostró.

Pero en el Real Madrid dio un paso adelante. Ha hecho debutar a 26 canteranos merengues en sus tres campañas al frente del club blanco, según las cifras que expuso el diario As hace unos días.

Estos datos son, sin embargo engañosos, porque de ellos, los 14 que han jugado partido oficial lo han hecho recogiendo migajas de partidos intrascendentes de Copa del Rey y Liga o minutos de la basura de otros choques ya decididos, según muestran los datos ampliados por Eurosport.

El portugués les avala pero esto no se traduce en hechos llegado el momento de la verdad. 'Los niños mentalmente son muy buenos y están siempre disponibles. Les encanta estar trabajando con nosotros y utilizan esta experiencia para aplicarla a su equipo. Es un experiencia muy buena y al mismo tiempo es importante para que demuestren que están preparados para jugar en el primer equipo', decía tras caer goleados en verano en un amistoso ante el Benfica.

Mourinho también tuvo entonces tiempo para atizarles: 'El partido también es importante para todos los iluminados que piensan que todos los canteranos están preparados para jugar en el primer equipo'.

Las bajas de Arbeloa, Marcelo y Coentrao obligan al técnico a recomponer media defensa

Este sábado puede ser un momento trascendental para comprobar la verdadera confianza del luso en los jóvenes del Real Madrid. Los blancos se enfrentan al Celta en el Bernabéu y las bajas de Arbeloa, Marcelo y Coentrao durante el parón de selecciones obligan al técnico a recomponer media defensa.

Se ha quedado sin laterales del primer equipo y tiene que tomar una decisión. O bien utilizar a otro jugador de la primera plantilla y resituarlo en una posición que no es la suya o bien apostar por gente del Castilla.

Para el primer caso, la opción más clara es situar en uno de los laterales a Essien, un todoterreno que Mourinho ya usó en mil posiciones durante su etapa en el Chelsea, y en el otro lateral a Ramos. Otras alternativas que se barajan son las de Callejón y Di María.

En cuanto a la opción de que contara con los canteranos, los que tienen todas las posibilidades son Nacho y Casado. El primero, de 22 años, se desenvuelve en ambos laterales y de central y ya sabe lo que es jugar con Mourinho en partido oficial.

Lo hizo ante Valencia y Zaragoza hace dos temporadas -dos partidos en los que los blancos no se jugaban nada- y ante la Ponferradina en la vuelta de la Copa de la temporada pasada, tras el 5-1 de la ida.

Por su parte, Casado, de 23 años, es un lateral zurdo con buen disparo que también participó en el choque copero contra la Ponferradina.

Las necesidades obligan y Mourinho tiene este sábado la posibilidad de demostrar su verdadera fe en la cantera del Real Madrid, más allá de palabras que se lleva el viento.