Público
Público

La Federación pedirá las grabaciones al juez

Tras una denuncia presentada por el Cádiz, Competición abre información reservada. El Hércules intenta convertir en un "caso político" la supuesta compra de partidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol ha decidido abrir una información reservada sobre el caso Hércules y pedir al juez las grabaciones existentes en los autos que afecten a responsabilidades deportivas. La decisión federativa de involucrarse directamente en el asunto fue tomada tras recibir una denuncia del Cádiz. El club andaluz pedía al organismo que investigara 'una presunta infracción prevista en el artículo 75 del código disciplinario de la RFEF'. Atendiendo a esta petición, los miembros del comité decidieron entrar en la causa y remitir copia de la denuncia a todos los clubes de Segunda en la temporada 2009/2010, con el objeto de que puedan presentar las alegaciones que estimen convenientes.

El artículo 75 del código disciplinario, que se titula 'Predeterminación de los resultados', designa como 'muy grave' cualquier conducta dirigida al amaño de partidos. El citado artículo contempla sanciones de dos a cinco años para los implicados y la sustracción de seis puntos en la clasificación de los clubes. En su punto tres, se contempla la posibilidad de un descenso de categoría en el caso de que se pudiese probar la relación del club con el amaño de los encuentros.

'Todo se solventará cuando los políticos quieran'

El propio Comité de Competición da en su nota una de las claves por las que, al final, puede no suceder nada. En el texto emitido por el organismo se apunta a que no se podrá continuar con las actuaciones disciplinarias si no se resuelve el recurso de apelación contra el auto que mantiene veladas las grabaciones sobre el asunto. Es decir, si el juez no decide remitir las cintas a la Federación y al Consejo Superior de Deportes, tal y como ha pedido el fiscal-jefe de Alicante, Juan Carlos López Coig, el organismo rector del fútbol español no podrá actuar al carecer de pruebas legales para hacerlo. Hasta el momento, el juez ha denegado remitir esas grabaciones a los organismos deportivos por 'vulnerarse derechos fundamentales de privacidad personal'. No obstante, esta decisión aún podría modificarse, ya que está apelada ante la Audiencia Provincial de Alicante.

Tote, el capitán del Hércules y uno de los presuntamente incluidos en las grabaciones del caso, quitó importancia a todo lo que ha pasado, asegurando que 'todo es un caso político' y que 'todo se solventará cuando los políticos quieran'. Además, el delantero remarcó que el Hércules estará en Primera porque ha sido 'mejor que los demás'.

Por su parte, Luis Oliver, consejero deportivo del Betis, uno de los clubes que se verían beneficiados en el caso de que se probase el amaño de partidos, manifestó que ve 'complicado' que la cuestión siga adelante, si bien anunció una reunión que en la Federación no confirman. 'Estamos recabando datos. El jueves [por hoy] o el viernes hay una reunión importante en la Federación. Ya veremos, pero se nos ha puesto difícil', manifestó el dirigente, quien piensa que las informaciones salidas en la prensa están perjudicando al caso.