Publicado: 06.05.2014 22:22 |Actualizado: 06.05.2014 22:22

Ferrer aguanta el tipo ante Ramos y Bautista sorprende a Verdasco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El tenista español David Ferrer doblegó (7-6(6), 5-7, 6-3) este martes a su compatriota Albert Ramos en su estreno en el Mutua Madrid Open 2014, cuarto Masters 1.000 de la temporada, un trabajado debut en el que salvó momentos delicados en medio de un juego con muchos altibajos para plantarse en octavos de final, al igual que Roberto Bautista hizo lo propio con Fernando Verdasco mientras que el también español Guillermo García-López sucumbió ante el japonés Kei Nishikori.

No tuvo su mejor día 'Ferru' ni mucho menos y, además, por momentos debió pensar que el zurdo que tenía en frente no era Ramos sino Rafa Nadal. El catalán, invitado por la organización, brilló durante gran parte del duelo en la Manolo Santana, pero no aprovechó sus opciones ante el de Jávea, que sin recuperar su mejor versión --como la que le ayudó ante el manacorí en Montecarlo-- tras la eliminación a las primeras de cambio en Barcelona, sí demostró una vez más su merecida fama de gladiador. Ahora, Ferrer se medirá a Marinko Matosevic o John Isner por un puesto en cuartos de final.

Y es que el alicantino, se encontró con un inspirado rival y padeció los altibajos que son tónica general en esta temporada, pero terminó logrando una importante victoria tras casi tres horas de intercambio de golpes con su compatriota. A pesar de que Ferrer comenzó mandando en el primer set con un 2-0, pronto Ramos dejó ver las ganas que tenía de dar guerra y, después de salvar otro momento delicado en el tercer juego, logró recuperar su saque.

A partir de ahí, el primer set llegó igualado hasta la muerte súbita, donde el barcelonés desperdició un 2-6 a favor. Ferrer, sin hacer gala de un gran tenis, se encontraba por encima en el marcador. A pesar del golpe psicológico, Ramos aguantó firme en el segundo parcial y aprovechó las distracciones de Ferrer para salir airoso en el intercambio de breaks, en el que finalmente se impuso para mandar el partido al tercer set.

Más rodado, el de Jávea aguantó las embestidas de un Ramos que fue a tumba abierta a por el partido. En el cuarto juego, el catalán salvó dos bolas de 'break' en contra, pero en el siguiente empuje del alicantino terminó hincando la rodilla. Gracias una rotura en el octavo juego, Ferrer cerró con victoria su estreno en La Caja Mágica, la tercera sobre Ramos en tres enfrentamientos y la segunda este año tras los cuartos de final de Buenos Aires.

Por otro lado, Bautista puso fin (2-6, 7-6(4), 6-1) a la andadura de Verdasco en La Caja Mágica para alcanzar la tercera ronda. El madrileño se despidió de su público pese a llevarse el primer set con aparente facilidad. Sin embargo, la agresividad de Verdasco encontró respuesta en el castellonense a partir del segundo set y a las primeras de cambio, cuando Bautista se puso por delante con un 'break' inicial. Aún así, 'Fer' se mantuvo en el partido, recuperó su saque y forzó una muerte súbita en la que Bautista estuvo más acertado.

El de Castellón dio el golpe de gracia a su rival con un psicológico primer juego del tercer set en el que salvó un momento delicado. A partir de ahí, Verdasco inició la definitiva cuesta abajo mientras que Bautista, crecido, aprovechó la desconcentración táctica de su rival para pasar por encima del madrileño y sumar otro español, tras Tommy Robredo en primera ronda, a su lista de víctimas. Ahora, se medirá en octavos al ganador del duelo entre el polaco Lukasz Kubot, quien entró en el cuadro en sustitución de Roger Federer, y el francés Gilles Simon.

Por otro lado, un valiente García-López topó (6-3, 6-1) en segunda ronda con un contundente Nishikori, quien mantiene su idilio con la tierra española después de conquistar Barcelona hace dos domingos y se medirá en octavos de final con el canadiense Milos Raonic. El de La Roda tomó ventaja con un primer break pero se encontró de inmediato la respuesta del asiático por partida doble. El japonés, con un terrible golpe paralelo, doblegó después con dureza al español en el segundo set para seguir en liza y con la mira alta.