Público
Público

Ferrer, Almagro y Verdasco ya están en tercera ronda de Australia

El alicantino se impuso a Tim Smyczek, el murciano a Gimeno Traver y el madrileño a Xavier Malisse

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

David Ferrer, Nicolás Almagro y Fernando Verdasco firmaron su pase a la tercera ronda del Abierto de Australia, pero Feliciano López, Daniel Gimeno Traver y Roberto Bautista Agut se quedaron en el camino.

El primero en lograrlo fue Almagro, que se mantuvo fiel a su estadística, pues ha alcanzado esa instancia en 16 de los últimos 19 Grand Slams que ha disputado. En esta ocasión, Almagro lo consiguió a costa de derrotar a Daniel Gimeno Traver por 6-4, 6-1 y 6-2 en solo 90 minutos

Apoyado en un sólido servicio, con el que consiguió un saque a 217 kilómetros por hora, Nico resolvió a su favor el duelo fratricida español de la jornada y logró por quinto año consecutivo la tercera ronda en Melbourne. Le falta ahora salvar los octavos, su barrera australiana, pero para ello deberá doblegar al polaco Jerzy Janowicz, con el que nunca se ha enfrentado, que una fantástica reacción remontó dos sets al indio Somdev Devvarman para derrotarle por 6-7 (10), 3-6, 6-1, 6-0 y 7-5 en cuatro horas

Tampoco dio tregua David Ferrer, cuarto favorito, que se impuso al estadounidense Tim Smyczek por 6-0, 7-5, 4-6 y 6-3.

El comienzo de Ferrer fue arrollador, se hizo con el primer parcial en solo 25 minutos, con solo tres errores no forzados, y mantuvo esa tónica para ganar nueve juegos consecutivos (6-0, 3-0) y aunque luego, Smyczek enderezó algo el rumbo del encuentro sus 77 errores no forzados terminaron condenándole ante la conocida seguridad del actual número cuatro del mundo.

El estadounidense, que había entrado en el cuadro principal repescado de la fase previa, tras la baja de su compatriota John Isner por lesión, resurgió en el tercer set cuando el de Jávea bajó algo su nivel, pero los problemas de rodilla de los que tuvo que ser atendido en la pista surgieron en el momento menos oportuno para él, y David recuperó el mando para ganar después con más facilidad.

Ferrer se medirá en tercera ronda con el chipriota Marcos Baghdatis, finalista en 2006, que derrotó al japonés Tatsuma Ito por 3-6, 6-3, 6-2 y 6-2 tras dos horas y trece minutos. Aunque domina los enfrentamientos por 3-1, David tiene malos recuerdos del duelo que le enfrentó a Baghdatis en la segunda ronda de este mismo torneo en 2010, cuando el de Limassol se impuso por 4-6, 3-6, 7-6, 6-3, 6-1.

La tercera victoria española llegó de la mano de Fernando Verdasco que derrotó a Xavier Malisse por 6-1, 6-3 y 6-2, segundo triunfo sobre un jugador belga este año, consumado en una hora y 57 minutos.

El jugador español, semifinalista en 2009, parece haber encontrado en Melbourne la racha que le faltaba en este comienzo de la temporada. Hasta llegar aquí había perdido todos sus partidos individuales disputados en la Copa Hopman, que acabó ganando con Anabel Medina para España, pero enderezó su rumbo primero contra David Goffin, y hoy ante el veterano Malisse, que durante todo el partido se quejó de problemas en su brazo derecho.

Verdasco se enfrentará en tercera ronda contra el surafricano Kevin Anderson que derrotó al ruso Andrey Kuztnesov, por 6-1,7-5 y 6-4.

Feliciano López no pudo acompañarles a la tercera ronda. El veterano Radek Stepanek, héroe de la final de Copa Davis en Praga, dejó K.O. al zurdo toledano por 6-2, 6-2 y 6-4 después de una hora y 59 minutos. 'Feli' había llegado a la cuarta ronda el pasado año, pero en esta temporada el discípulo de 'Pato' Clavet no ha llegado en las mejores condiciones a Melbourne, con problemas en su muñeca que arrastra desde finales del 2012.

Roberto Bautista Agut aguantó cinco sets pero cedió ante la mayor experiencia del austríaco Jurgen Melzer, vigésimo sexto favorito, pero no pudo impedir la victoria del centroeuropeo por 6-7 (4), 6-3, 6-7 (3), 6-3 y 6-2 El castellonense, que también luchó en cinco sets en su partido anterior contra el italiano Fabio Fognini, llegó a dominar el encuentro con dos sets a uno, pero al final acabó desfondado ante la seguridad de su rival, después de luchar durante tres horas y 48 minutos.

DISPLAY CONNECTORS, SL.