Publicado: 25.01.2016 16:06 |Actualizado: 25.01.2016 16:06

Ferrer buscará ante Murray su tercera semifinal en Melbourne

El alicantino derrotó al gigante estadounidense Isner (6-4, 6-4 y 7-5), mientras que el británico venció al australiano Bernard Tomic

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Ferrer celebra su victoria sobre Isner en el Open de Australia. REUTERS/Brandon Malone

Ferrer celebra su victoria sobre Isner en el Open de Australia. REUTERS/Brandon Malone

El español David Ferrer, octavo cabeza de serie, derrotó este lunes en los octavos de final del Abierto de Australia al estadounidense John Isner y buscará, ante el británico Andy Murray, verdugo del australiano Bernard Tomic, su tercera semifinal en Melbourne.

Solo en 2011 y 2013 logró situarse entre los cuatro mejores del primer Grand Slam de la temporada el jugador alicantino que, a sus 33 años, disfrutará de una nueva oportunidad de repetir presencia en semifinales en la ciudad australiana.

Sin sets en contra, tras haber liquidado en tres mangas sus compromisos anteriores, y pletórico de confianza se presentará en la antepenúltima ronda David Ferrer, quien hoy rozó la excelencia ante John Isner para acompañar a Carla Suárez en los cuartos de final.



En el último turno del Hisense Arena firmó David Ferrer su séptimo triunfo (6-4, 6-4 y 7-5) ante el gigantón de Greensboro, menos amenazante hoy con su servicio que en su anterior compromiso ante el español Feliciano López. Si ante el zurdo toledano Isner, que mide 2,08 metros, ejecutó 44 saques directos, ante el alicantino su estadística se quedó en 18. Uno de ellos alcanzó los 222 kilómetros por hora.

La intuición al resto y la combatividad exhibida en cada rincón de la pista premió a David Ferrer con tres roturas, una en cada manga, y el consiguiente pase a los cuartos de final donde desea mantener su progresión ante el segundo cabeza de serie.

Por su parte, Murray derrotó a Tomic 48 horas después del desmayo que sufrió en la grada del Rod Laver Arena Nigel Sears, padre de su esposa Kim y preparador de la serbia Ana Ivanovic. "Los últimos días fueron muy duros, con muchas emociones. Se me pasaron muchas cosas por la cabeza", reconoció el británico en rueda de prensa, donde lamentó no haber podido ofrecer su mejor nivel. El escocés superó, sin embargo, "los altibajos" y aguarda su decimonoveno duelo con Ferrer, al que domina por 12-6.

Pese a que el cara a cara le es favorable y no conoce la derrota con su próximo adversario desde el Masters 1.000 de Shangái de 2014, Murray -finalista en Melbourne en 2010, 2011, 2013 y 2015- se mostró cauteloso. "Ferrer jugó un partido fantástico contra (el australiano) Lleyton Hewitt el otro día", recordó, "y hoy le ganó a un jugador que no había perdido su servicio en sus tres últimos partidos".

El otro duelo de cuartos de final medirá al canadiense Milos Raonic, decimotercer favorito, con el francés Gael Monfils, verdugo del ruso Andrey Kuznetsov.

El jugador de origen montenegrino, que en el Abierto de Australia incorporó a su cuerpo técnico al extenista español Carlos Moyá, derrotó en cinco mangas (6-4, 6-3, 5-7, 4-6 y 6-3) al suizo Stan Wawrinka, cuarto favorito. Un triunfo separa a Raonic, campeón en Brisbane, de su mejor resultado en un Grand Slam. Solo en una ocasión, en Wimbledon 2014, disputó las semifinales de un 'major'.

En el cuadro femenino, la china Shuai Zhang, procedente de la fase previa y verdugo de la rumana Simona Halep en la primera ronda, confirmó su progresión al remontar (3-6, 6-3 y 6-3) ante la estadounidense Madison Keys, semifinalista del torneo en 2015.

Una lesión en el muslo izquierdo mermó el rendimiento de la jugadora de Rock Island y facilitó la primera presencia en los cuartos de final de un Grand Slam de la asiática. Su rival por un puesto en una de las semifinales será la británica Johanna Konta, número 47 del mundo.

La jornada resultó igualmente exitosa para la alemana Angelique Kerber y para la bielorrusa Victoria Azarenka, rivales por la parte baja del cuadro. La germana venció en los octavos de final a su compatriota Annika Beck mientras que Azarenka, campeona en Melbourne Park en 2012 y 2013 y finalista en 2008 y 2011, ganó a la checa Barbora Strycova.