Público
Público

Ferrer la cara y Almagro la cruz en Madrid

El alicantino vence a Istomin, mientras el murciano cae con Youznhy, siguiente rival de Nadal. También avanzan a octavos Berdych y Tsonga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El español David Ferrer, cuarto favorito, debutó en el Masters 1000 Madrid con un claro triunfo ante el uzbeko Denis Istomin (7-5 y 6-2) para situarse en octavos, a un paso de igualar el tramo que alcanzó el pasado año, los cuartos de final.

Ferrer, ganador este año en Auckland y Buenos Aires y finalista en Acapulco, el Masters 1000 de Miami y, la semana pasada en Oeiras (Portugal), tardó una hora y 18 minutos en derribar la resistencia del uzbeko, con el que perdió el pasado año en Indian Wells. David Ferrer sumó en la Caja Mágica su victoria número 29 de la temporada. Más que ningún otro jugador. Impuso su juego en el primer parcial ante la resistencia de su rival, que decayó en el segundo, en el que empezó a asumir su derrota. El cuarto jugador del mundo, que tiene en las semifinales de hace tres años su mejor registro en Madrid, se enfrentará en octavos al alemán Tommy Haas, verdugo del también español Tommy Robredo por 6-3 y 7-5.

Nicolás Almagro no corrió la misma suerte que Ferrer y cayó ante Mijail Youznhy, que se enfrentará a Nadal en octavos.El ruso apartó de su camino al español, undécimo cabeza de serie y reciente finalista en Barcelona, por 7-6 (4), 4-6 y 6-2 en dos horas y 56 minutos. En un partido plagado de juegos disputados con deuce, duro como los cuatro anteriores en los que se habían visto las caras, el versátil juego de Youznhy prevaleció ante el español, que tuvo bola de set en el primer parcial, y el ruso accedió a la tercera ronda, once años después.

El checo Tomas Berdych se convirtió en el segundo jugador que esta semana alcanza la victoria número 400 al vencer hoy al polaco Jerzy Janowicz, 24 del mundo, por 6-7 (3), 6-3 y 6-2. Un día antes el británico Andy Murray había logrado la misma cifra.

Berdych sumó la segunda victoria del año sobre Janowicz (Marsella) con diez saques directos, en una hora y 15 minutos. El checo, finalista el pasado año contra Roger Federer, se enfrentará con el surafricano Kevin Anderson, verdugo del argentino Juan Mónaco, con el objetivo de alcanzar por séptima vez este año unos cuartos de final. Tomas solo ha ganado un torneo de la categoría del de Madrid, en París-Bercy en 2005.

Por su parte, el japonés Kei Nishikori se convirtió en el próximo rival de Federer, al derrotar al serbio Viktor Troicki por 7-5 y 6-2 en 91 minutos. Con 23 años, el nipón es uno de los cinco jugadores más jóvenes situado entre los 50 primeros del mundo. Se ha enfrentado una vez contra Federer, en 2011 en la final Basilea, el hogar de Roger, con derrota.

El francés Jo-Wilfried Tsonga, ganador este año en Marsella, completó los octavos de la parte alta del cuadro al vencer al holandés Robin Haase por 7-6 (5) y 7-6 (2) y será el rival del español Fernando Verdasco por un puesto en los cuartos de final.

En el cuadro femenino, la rusa Ekaterina Makarova, 24 del mundo, provocó la baja más importante del torneo, por el momento, al vencer a la bielorrusa Victoria Azarenka, finalista en los dos últimos años, y campeona del Abierto de Australia, al derrotarla por 1-6, 6-2 y 6-3 en la segunda ronda.

Después de solventar su primer encuentro contra la rusa Anastasia Pavlyuchenkova con serios problemas (7-6 y 7-6), debido a su falta de actividad desde el torneo de Indian Wells, la ex número uno del mundo, acusó esta ausencia, y ante Makarova acabó cediendo en los dos últimos sets en una hora y 53 minutos, rompiendo una raqueta como muestra de su desesperación.

La rusa Maria Kirilenko se impuso a la francesa Kritina Mldenovic por 6-7, 6-1 y 6-4, y será la próxima rival de la estadounidense Serena Williams, defensora del título. Por su parte, la alemana Angelique Kerber, al vencer a la rusa Svetlana Kuznetsova por 3-6, 6-4 y 7-5, se convirtió en la primera cuartofinalista.