Público
Público

Ferrer guía a España a su novena final de Copa Davis

El alicantino barre al gigante Isner por 6-7 (3), 6-3, 6-4 y 6-2 y coloca el definitivo 3-1. El rival será la República Checa, que ganó a Argentina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

David Ferrer asumió su papel de líder del equipo español en las semifinales de la Copa Davis ante EEUU y no falló ante John Isner por 6-7 (3), 6-3, 6-4 y 6-2 para llevar en volandas a España hasta su novena final. El equipo de Álex Corretja ha cerrado la eliminatoria con 3-1 y no se disputará el último encuentro que debía enfrentar a Nicolás Almagro con Sam Querrey.

Cumpliendo con su condición de quinto jugador del mundo, a Ferrer no le tembló el pulso, y a pesar de ceder el primer parcial en el desempate, ante un rival que actuó de forma arrolladora en este juego corto, consiguiendo cuatro de sus 16 saques directos, el alicantino se sobrepuso y logró la cuarta victoria sobre el americano en cinco encuentros.

El juego explosivo de Isner, 10 del mundo, se diluyó rápidamente. Su cañón al servicio se apagó ante los restos de Ferrer, que una vez más, después de la eliminatoria de Austin (Texas), bajo techo y cemento el año pasado, donde superó a Mardy Fish en el cuarto partido, también cerró el paso en Gijón al conjunto de Jim Courier.

En el duelo entre los dos primeras raquetas de los dos equipos, Ferrer sacó su casta para imponerse en dos horas y 59 minutos, sumando una nueva victoria que amplía su balance en esta competición a 21-2. Sólo el argentino David Nalbandian, en la final de Mar del Plata del 2008, y el francés Gael Monfills, en cuartos de final contra Francia en Clermont Ferrand en 2010, han sido capaces de imponerse a 'Ferru' en la Davis, donde ninguno le ha derrotado en tierra, superficie en la que lleva 16 victorias.

Las cuatro horas y 15 minutos de desgaste que Nicolás Almagro le mantuvo en pista fueron demasiado castigo para Isner, que se enfrentaba con las piernas más veloces y consistentes del circuito, capaces de perseguir hasta la bola más inalcanzable. Isner se refugió en su potente servicio, después en una derecha plana que aplica prácticamente como si fuera un remate y con la que ha guillotinado este año en Copa Davis al suizo Roger Federer y al francés Jo-Wilfried Tsonga.

Pero el saque se esfumó con el viento que soplaba en el Parque Hermanos Castro hasta perderlo en seis ocasiones y el número uno americano quedó a merced de los golpes pasantes de Ferrer, un maestro en esta materia. A los restos incontestables y los golpeos cruzados el alicantino unió dejadas ante las que no podía hacer absolutamente nada el gigante americano.

La raqueta con la que Ferrer liquidó a Isner acabó en manos del público, cuando David logró, a la segunda oportunidad, cerrar el partido, tras un revés fallido del gigante de Greensboro que acabó en la zona de dobles.

El rival para conquistar la sexta Ensaladera será la República Checa, que se ha impuesto en la otra semifinal a Argentina. El punto definitivo lo ha conseguido Tomas Berdych, que ha resuelto sin problemas su encuentro contra Carlos Berlocq, que tuvo que sustituir al lesionado Juan Martín del Potro. 

En los enfrentamientos directos entre España y EEUU, esta es la tercera victoria consecutiva de los españoles, tras las logradas en 2008 en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid (4-1), y la del pasado año (3-1) en Austin (Texas), y el conjunto, ahora dirigido por Alex Corretja, se pone por delante en el balance general con 6-5 contra los americanos. Tras derrotar a Estados Unidos, España ha ampliado el número de victorias seguidas en casa a 24, acercándose al récord de Italia de 28, logrado entre 1949 y 1964.

El conjunto español ha ganado cinco veces la Copa Davis. En 2000 derrotó a Australia (3-1 en Barcelona), en 2004 a EE.UU (3-2 en Sevilla), en 2008 a Argentina (3-1 en Mar del Plata), en 2009 a República Checa (5-0 en Barcelona) y el año pasado de nuevo a Argentina (3-1 en Sevilla). Pese a que este año se presentaba como una transición, ya que tanto Nadal como Ferrer habían anunciado su intención de tomarse un año sabático en la Davis para reponer fuerzas, lo cierto es que el compromiso de Ferrer ha devuelto a España a optar a la sexta Ensaladera de su historia.