Público
Público

Ferrer sucumbe ante Murray

El español se queda de nuevo a las puertas de ganar un Masters 1.000 al perder con el británico en la final del torneo de Shangai en dos sets

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una vez más, David Ferrer se ha quedado a las puertas de ganar un Masters 1.000 por primera vez en su carrera. Andy Murray ha apeado al español de su sueño al imponerse en la final del torneo de Shangai por 7-5 y 6-4. El británico consigue su tercer torneo consecutivo en la gira asiática y, como consecuencia, desplazará a Roger Federer al cuarto puesto de la lista mundial y el de Basilea estará fuera de los tres primeros puestos por primera vez desde el 7 de julio de 2003, cuando ganó su primer Grand Slam en Wimbledon. 

El partido, que se resolvió en una hora y tres cuartos, comenzó bien para Ferrer, que consiguió ponerse por delante durante gran parte del primer set. Sin embargo, el español cometió algunos errores que le llevaron a ceder su servicio en un momento crucial del final de la primera manga, lo que hizo que Murray se acabara llevando el primer parcial. Menos igualado estuvo el segundo set, en el que el británico, haciendo gala de un espectaular tenis, se deshizo de un Ferrer que luchó hasta el último momento.

El primer juego del primer set se lo llevó Murray al romper el servicio del español después de cinco 'deuce'. Ferrer hizo lo mismo con Murray para firmar el empate y, a partir de ahí, el español, que hizo una gran labor al restar los magníficos saques de Murray, no dejó que el británico se colocase por delante en el marcador hasta el final del set. Con el 5-5, Murray consiguió romper el saque del alicantino, que vio cómo se le escapaba un set muy igualado y en el que había ido por delante en varias ocasiones.

En el segundo set, Andy Murray impuso su autoridad y demostró por qué es el nuevo número tres del mundo. Ferrer desplegó un buen tenis y obligó al británico a dar su mejor versión. Sin embargo, el español no pudo con la gran derecha de Murray, que firmó siete 'aces' durante el partido. Un 6-4 que convirtió al tenista británico en vencedor.

Ferrer, pese a sucumbir por tercera vez en una final de un torneo de esta categoría (tras Montecarlo 2011 y Roma 2010), se despide con buen sabor de boca de China, donde ha asegurado su participación en el 'Barclays ATP World Tour Finals' por tercera ocasión en su carrera.