Publicado: 28.06.2014 22:23 |Actualizado: 28.06.2014 22:23

La FIFA castigó la reincidencia y la falta de arrepentimiento de Suárez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La FIFA ha explicado este sábado que sancionó al jugador uruguayo Luis Suárez con dureza, cuatro meses sin entrar a un recinto deportivo y 9 partidos de suspensión con su selección, porque no se mostró arrepentido tras su acción con el defensa italiano Giorgio Chiellini, según un documento interno del organismo que regula el fútbol mundial.

Además, en el documento se añade que medidas tomadas anteriormente con Suárez, que es "reincidente", no cambiaron su comportamiento. Pues se trata de la tercera vez que el delantero charrúa agrede con un mordisco a un rival.

Luis Suárez argumentó: "Mi cara impacta contra el jugador y me deja con un hematoma y mucho dolor en los dientes"El escrito, redactado por el Comité de Disciplina de la FIFA que analizó el caso de Suárez, sostiene que la agresión a Chiellini ocurrió cuando los jugadores no estaban cerca de la pelota, lo que fue un elemento agravante. Fue un acto "deliberado, intencionado y sin provocación", se destaca en el mismo.

Según se ha podido saber por el citado documento, en sus explicaciones ante el máximo organismo del fútbol mundial el delantero uruguayo no reconoció siquiera los hechos. "Mi cara impacta contra el jugador y me deja con un hematoma y mucho dolor en los dientes. Eso es lo que pasó y en ningún momento sucedió nada que se pueda describir como morder o intentar morder", dijo.

Por último, la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) ha notificado este sábado a la FIFA que tiene la intención de recurrir la sanción a su jugador.

 En Uruguay la indignación todavía no ha cesado y se ha hecho notar en el partido de la selección charrúa contra Colombia. La Federación uruguaya ha colgado en Twitter una fotografía del vestuario del estadio de Maracaná, en la que se observa colgada la indumentaria de Luis Suárez junto a las de sus compañeros, pese a que el jugador ya ha abandonado la concentración en Brasil.

Mientras, en las gradas del mítico estadio de Río de Janeiro, unos doscientos hinchas uruguayos lucen máscaras con el rostro del goleador celeste Luis Suárez en la tribuna preferente. Los seguidores celestes imprimieron una fotografía del futbolista, en la que se le ve sonriendo, y la lucen en sus rostros.

"Luis no puede estar acá pero nosotros lo representamos. Somos un grupo de 200 que vinimos a alentar a los celestes en el Mundial y se nos ocurrió esta idea para apoyar hoy a la selección y a él mismo", dijo a Efe Lucía, una señora de unos cincuenta años y de las mas entusiastas con la idea.