Publicado: 29.05.2015 22:10 |Actualizado: 30.05.2015 08:00

La final de Copa: un nuevo paso hacia el triplete o el triunfo 
del romanticismo

Barcelona y Athletic, los dos equipos más ligados al torneo, se disputan de nuevo el título. Los azulgranas cuentan con todo a favor. Luis Enrique tiene la duda de Suárez. Los rojiblancos acuden con máxima ilusión. El trofeo se les resiste desde 1984

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Aficionados del Barça y del Athletic emulan el partido en un futbolín. /EFE

Aficionados del Barça y del Athletic emulan el partido en un futbolín. /EFE

BARCELONA.- El sueño de conseguir el doblete en el Camp Nou o la posibilidad de firmar el partido de su vida, así afrontan el FC Barcelona y el Athletic Club la final copera de este sábado, un partido entre los dos históricos del fútbol español que acumulan 49 títulos del K.O. Llegan ambos equipos en el mejor momento de la temporada, y en una final que se ha repetido en los últimos años y también en la historia de la competición.

Barça y Athletic se han medido en siete ocasiones en la final copera: los azulgrana han ganado cinco y los vizcaínos dos; las dos últimas se resolvieron con claridad a favor de los catalanes, que se impusieron por 3-0 (temporada 2008-09) y por 4-1 (2008-09). El último título de los rojiblancos data de la temporada 1983-84, aquella que decidió Endika y que finalizó con una trifulca entre todos los jugadores.



Los azulgrana se presentan con el título liguero nacional recién estrenado y la aspiración a conseguir un triplete en una semana, periodo en el que jugará la final de Copa y la de la Liga de Campeones de Europa. El Barça es favorito al título. Juega en casa y lo tiene todo a su favor. Si consigue la victoria firmará el quinto doblete de su historia y mantendrá viva la posibilidad del triplete, aunque para eso aún tendrá que remar mucho.

Son los azulgrana un equipo que ha crecido a través del equilibrio de todas sus líneas, pero sobre todo de la pegada de su tripleta de delanteros. Messi, Neymar y Luis Suárez han anotado 117 goles; el máximo goleador del Athlétic, Aritz Aduriz, ha marcado 26 goles en una temporada excelente. En ese punto está la comparación entre ambos.

Un once de memoria a la espera de Suárez

Los barcelonistas conocen de carrerilla la alineación que presentará su entrenador

La única duda de Luis Enrique Martínez era la presencia de Luis Suárez en el equipo titular. Sustituido en el descanso de las semifinales de la Champions ante el Bayern de Múnich, no ha jugado desde entonces (12 mayo) a causa de un problema muscular, pero no faltará a la cita. En realidad, los barcelonistas conocen de carrerilla la alineación que presentará su entrenador y la que, salvo contratiempo, podrá medirse al Juventus Turín en Berlín.

Jugará en la portería Ter Stegen, habitual en la Copa y en la Champions. En la defensa, pese a las diferencias entre el club y Dani Alves, el brasileño es fijo en el lateral derecho. La pareja de centrales la forman Gerard Piqué, que ha vuelto a ser un defensa de referencia mundial, y Javier Mascherano, que en el Barcelona de Luis Enrique ha tenido un papel estelar. Jordi Alba ocupará el lateral izquierdo.

En la media, una línea que ha ido ganando enteros con el paso de los meses, Busquets será el medio centro, Iniesta pondrá el talento e Ivan Rakitic el músculo. Pero la diferencia está delante. Con Messi, Neymar y Suárez el Barça aspira a todo. Ellos tres han llevado al equipo a las puertas del cielo y andan buscando el reconocimiento del mundo del fútbol como la mejor tripleta de delanteros de la historia.

El partido de sus vidas

El Athletic, por su parte, es consciente de que para salir victorioso de tamaño desafío debe realizar, como ha recordado Carlos Gurpegui, el partido de su vida. "Tendremos que hacer el partido de nuestras vidas", ha resumido el capitán rojiblanco el ánimo con el que viaja a Barcelona un equipo que sabe que será muy difícil ganar en su campo a uno de los mejores, sino el mejor, equipo del mundo.

El Athletic quiere emular a aquel que logró la gesta de imponerse al Real Madrid de Di Stéfano en 1958

En ese sentido, el Athletic ve esta final, la trigésimo séptima de Copa de su historia, similar a la de 1958 en el Santiago Bernabéu ante el arrollador Real Madrid de Alfredo Di Stéfano. Un partido que quedó para los anales en Bilbao como la de los 'once aldeanos" porque fue con once jugadores de la tierra, como marca su filosofía, con los que batió 2-0 a un rival que ese año fue campeón de Liga y de una de las cinco Copas de Europa que encadenó entre 1956 y 1960.

En el aspecto deportivo, no obstante, el Athletic comparecerá en el Camp Nou con ánimos renovados tras su buen final de temporada y la clasificación europea asegurada; algo impensable tras la primera vuelta liguera.

Iraola, sustituto natural de De Marcos

El 4-0 al Villarreal, en la última jornada, con el que selló el billete continental y lo redondo que le quedó el homenaje de despedida a un jugador que ya es leyenda, Andoni Iraola, han hecho que el conjunto vasco encare la final en unos de sus mejores momentos de la temporada. Iraola es uno de los implicados en el principal quebradero de cabeza que tiene Ernesto Valverde: el de la sustitución del sancionado Oscar de Marcos, única baja bilbaína junto a la del lesionado Iker Muniain, también muy relevante.

Ausente De Marcos, Iraola parece la opción más lógica como relevo, pero el de Usurbil está ofreciendo un gran rendimiento de interior

Ausente De Marcos, Iraola parece la opción más lógica como relevo, pero el de Usurbil está ofreciendo un gran rendimiento de interior, la posición en la que debutó, también con Valverde de entrenador; y, además, el técnico ya no le sitúa como lateral en partidos de máxima exigencia y ante extremos rápidos y con recorrido como Neymar.

Otras opciones que tiene el 'Txingurri' son las del joven Unai Bustinza, que apenas ha jugado en todo el curso, o la de escorar a un central rápido como Xabi Etxeita, con lo que entraría en el once un Gurpegui tan seguro de tener que realizar "el partido de nuestras vidas" como dispuesto a hacerlo. Por lo demás, Herrerín, Laporte, Balenziaga; San José, Beñat, Rico; Williams y Aduriz parecen seguros titulares del lado rojiblanco, en un sistema que apunta a 1-4-4-2, pero que también podría ser 1-4-2-3-1 e incluso un 1-5-3-2.

Barcelona - Athletic de Bilbao

FC Barcelona: Ter Stegen; Alves, Piqué, Mascherano, Alba; Busquets, Iniesta, Rakitic; Messi, Suárez, Neymar.

Athletic Club: Herrerín; Etxeita, Gurpegui, Laporte, Balenziaga; Iraola, San José, Beñat, Rico; Williams, Aduriz.

Arbitro: Velasco Carballo (Comité Madrileño).

Estadio: Camp Nou.

Hora: 21.30